FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

viajes

La comarca de la Vera (Cáceres)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 14-10-2010 en General. Comentarios (0)

Casi sin darnos cuenta, las mini - vacaciones de junio nos habían llevado hasta la provincia extremeña de Cáceres. Ya habíamos conocido las caras norte y sur de Gredos y habíamos paseado por los pueblos serranos más llamativos de Ávila. Ahora tocaba adentrarse en la comarca de la Vera, una zona repleta de pimentón, pueblos pintorescos y notables ejemplos de arquitectura tradicional. La excursión por la zona terminó en el monasterio de Yuste, donde murió el emperador Carlos I de España y V de Alemania. Tampoco faltaron las visitas a los núcleos de Villanueva de la Vera, Valverde de la Vera o Cuacos de Yuste.

El calendario marcaba ocho de junio. Por la mañana ya habíamos subido hasta los Galayos y habíamos dado un paseo por Candeleda y Guisando. Luego la carretera nos llevó, casi sin quererlo, hasta la provincia de Cáceres. Una vez en tierras extremeñas, la primera parada de la tarde la hicimos en Villanueva de la Vera, cuyo casco histórico está declarado Conjunto Histórico Artístico.

 

 

A la hora de la siesta, Villanueva de la Vera parecía desierto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq1.jpg 

 

Un pueblo de marcado carácter tradicional 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq2.jpg 

 

La mayoría de las casas de este pueblo guardan la tipología tradicional: estructuras de madera, grandes balcones y voladizos y una última planta, casi siempre, destinada a secar los frutos de la huerta y de la matanza. Hasta no hace mucho tiempo, cuando llegó el turismo a la zona, esta comarca era eminentemente agrícola.

 

Las calles nos animaban a dar un paseo tranquilo y sosegado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq3.jpg 

 

No faltaban las callejuelas engalanadas con flores

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq4.jpg 

 

Ni los estrechos y oscuros callejones

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq5.jpg 

 

Panorámica parcial de la plaza de Villanueva de la Vera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq6.jpg 

 

El pueblo de Villanueva de la Vera no es muy grande, así que optamos por hacer una pequeña parada para visitar el casco antiguo con detenimiento. Después de una mañana en el monte, tampoco teníamos ganas de ir corriendo. El desnivel de Los Galayos comenzaba a hacer efecto en nuestras piernas. Aprovechamos la parada técnica para tomar un café y disfrutar de las vistas a la plaza mayor, una de las joyas de este pueblo verato.

 

Proseguimos con el paseo con la lluvia amenazando

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq7.jpg 

 

El pueblo está surcado por canales para evacuar el agua

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq8.jpg 

 

Debido a su ubicación, la comarca recibe abundantes lluvias, sobretodo en otoño e invierno. Aquella tarde las nubes amenazaban seriamente. Además, nos impidieron ver la silueta de la sierra de Gredos desde esta vertiente sur. Esta misma lluvia que a nosotros nos atormentaba es la misma que hace crecer la variada huerta de la zona. Aquí el pimentón es la auténtica estrella. Pero tampoco faltan las cerezas y otros frutales, las hortalizas o el tabaco.

 

Otra callejuela repleta de flores y plantas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq9.jpg 

 

Y un callejón aún más estrecho y oscuro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq10.jpg 

 

También nos encontramos plazas escondidas entre la trama urbana

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq11.jpg 

 

Las construcciones tradicionales son aquí la norma

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq12.jpg 

 

Siguiendo los pasos del agua

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq13.jpg 

 

Estuvimos casi un par de horas paseando por el pueblo. Fuimos por las calles principales y por las más apartadas. Eran cerca de las siete de la tarde y habíamos caminado por casi todas las calles de Villanueva. Así que tocaba continuar con la excursión. Pero antes de nada había que zanjar un par de asuntos pendientes.

 

Un último vistazo a la plaza mayor de Villanueva de la Vera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq14.jpg 

 

En busca de una tienda para avituallarnos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq15.jpg 

 

Aprovechamos nuestra estancia en este pueblo para comprar pimentón y otros productos de la tierra. Nos llevamos una buena bolsa de cerezas, un par de chorizos y algún que otro capricho autóctono a modo de suvenir para la familia. Luego, fuimos hasta el coche y continuamos con el viaje.

 

La tarde avanzaba y aún no teníamos muy claro donde íbamos a pasar la noche. Nos acercamos a Valverde de la Vera, otro pueblo recomendado por el mapa con el que nos guiamos. Allí preguntamos por un camping y nos informaron de uno en el pueblo de Losar de la Vera. Optamos por dejar la visita a este pueblo para más adelante y nos fuimos directos al camping para montar la tienda. Cuando nos quismos dar cuenta, la noche había caido casi por completo. Así que nos quedamos en la tienda de campaña y aprovechamos para cocinar y descansar después de una larga jornada de monte y de pueblos pintorescos.

 

El Komando Gorteak a pierna suelta en Losar de la Vera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq16.jpg 

 

Aquella noche dormimos como lirones, quizás ayudados por el vino. Y durante toda la madrugada escuchamos llover sin descanso. Cuando nos despertamos, a eso de las ocho y media de la mañana, se cumplieron nuestras peores previsiones. No paraba de llover y tenía pinta de seguir así todo el día.

 

La lluvia era incesantemente fuerte, no iba a parar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq17.jpg 

 

Recogimos la tienda y nos tomamos un café en el bar - recepción del camping. Pagamos y nos acercamos hasta el pueblo de Valverde de la Vera. Allí pensamos en dar un paseo, pero la lluvia era tan intensa que no había quien saliese del coche.

 

Una de las calles de Valverde desde el automovil

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq18.jpg 

 

Una de las plazas más llamativas del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq19.jpg 

 

Y una última foto de Valverde de la Vera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq20.jpg 

 

La mañana era lluviosa y gris. Así que nos tuvimos que conformar con un pequeño paseo en coche por alguna de las calles del pueblo. Después del breve recorrido, continuamos con la excursión. Era miércoles nueve de junio y todavía teníamos por delante una larga jornada que debíamos explotar al máximo.

 

De Valverde fuimos directos a Cuacos de Yuste

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq21.jpg 

 

Llegamos a este pueblo siguiendo la carretera comarcal y guiados por el mapa. Según una de las rutas propuestas en la guía, este pueblo merecía una visita, más que nada por el Monasterio de Yuste. Dimos un pequeño paseo por el pueblo antes de acercarnos al lugar donde pasó sus últimos días Carlos V.

 

Edificios y fuente en la plaza mayor de Cuacos de Yuste

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq22.jpg 

 

Seguía lloviendo y estábamos calados hasta los huesos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq23.jpg 

 

Para llegar al monasterio tuvimos que tomar una carretera de unos cuatro kilómetros que partía de Cuacos y que nos llevó entre bosques de robles y castaños. Cuando llegamos al monasterio nos dimos cuenta de que estábamos ante un lugar marcado por la historia. Los autobuses y los turistas confirmaron nuestra tesis.

 

La vena comunera presidió la visita

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq24.jpg 

 

Carlos V fue el que aplacó la revuelta de las comunidades en Castilla allá por 1521, así que visitar este lugar histórico tuvo también connotaciones sentimentales. Aun así, conocer el monasterio fue agradable, más que nada porque durante un buen rato estuvimos a cubierto de la lluvia.

 

Aquí fue enterrado el emperador antes de ser trasladado a El Escorial

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq25.jpg 

 

El claustro renacentista del monasterio de Yuste

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq26.jpg 

 

La visita al monasterio es bastante didáctica. Primero se pasa por las estancias que habitó Carlos V hasta su muerte. Se explica como era defendido el lugar y qué es lo que hacía el emperador durante sus últimos meses en la Vera. Las fotografías no estaban permitidas, así que tuve que tirar casi a escondidas.

 

Un vistazo a la iglesia del monasterio, otra auténtica joya artística

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zq27.jpg 

 

Después de la visita al monasterio optamos por continuar con la ruta. El tiempo iba pasando y las vacaciones se acercaban a su fin. Así que decidimos dejar atrás la comarca de la Vera y nos acercamos hasta Plasencia, una ciudad que según el mapa, merecía una visita pausada. Es decir, otro capítulo.

Gredos V (Guisando y Candeleda, Ávila)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 05-10-2010 en General. Comentarios (1)
Tras haber conocido breve pero intensamente las montañas de la sierra de Gredos, había llegado el momento de visitar sus pueblos. Aquella mañana del ocho de junio la niebla y la lluvia nos había echado de Los Galayos, así que teníamos por delante toda una tarde para conocer las localidades más llamativas del entorno. Lo primero de todo fue conocer Guisando y Candeleda, dos pueblos abulenses de marcado carácter serrano donde las viviendas tradicionales tienen una importancia clave. Fue la primera parte de una tarde en la que también nos acercamos a la comarca de La Vera, en la vecina provincia de Cáceres.

Después de comer un sabroso y suculento bocadillo, regresamos por la pista de tierra desde Nogal del Barranco a Guisando. Una vez en el pueblo, dimos un paseo para conocer sus calles y sus casas tradicionales. También tuvimos tiempo para tomar un café y dar un segundo paseo. El pueblo no es muy grande, así que casi sin darnos cuenta habíamos recorrido casi todas sus callejuelas.

Panorámica de Guisando, rodeado de bosques 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr1.jpg 

 

La lluvia obligaba a llevar un atuendo apropiado para no mojarnos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr2.jpg 

 

Callejeando por este pueblo abulense de la vertiente sur de Gredos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr3.jpg 

 

Una de las casas más antiguas y tradicionales del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr4.jpg 

 

Calles empinadas y rodeadas por una naturaleza desbordante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr5.jpg 

 

El color blanco tiñendo casi todas las viviendas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr6.jpg 

 

Una de las sonoras placituelas de Guisando

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr7.jpg 

 

El núcleo de Guisando es un pueblo pequeño pero con mucho sabor añejo. Sus callejuelas están atravesadas por varios arrollos que aportan un plus de belleza y de sonido al entorno. Tras un paseo por sus empinadas calles, buscamos un bar abierto para tomar un café. Lo encontramos en el centro del pueblo.

 

Un local tan castizo como el propio pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr8.jpg 

 

Tras el café, continuamos con el paseo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr9.jpg 

 

Otra de las casas más llamativas del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr10.jpg 

 

Sin parar de caminar, llegamos a las casas nuevas, de corte franquista

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr11.jpg 

 

Cuando nos quisimos dar cuenta habíamos recorrido casi todas las calles de este pequeño pueblo. Así que pensamos en regresar al coche para continuar con la excursión. Antes de nada, nos acercamos al río para tomar la última foto de este peculiar y recóndito pueblo de la provincia de Ávila.

 

Esta última imagen supuso la despedida de Guisando

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr12.jpg 

 

Cuando llegamos al coche echamos un vistazo al mapa de carreteras. Así planeamos el resto de la tarde. La idea era llegar a Candeleda, último pueblo de la provincia de Ávila para después introducirnos en la provincia de Cáceres. Poco a poco íbamos enebrando un recorrido más o menos circular alrededor de la Sierra de Gredos. Vamos, que al final las mini vacaciones de junio iban a tener un poco de todo: monte, naturaleza, pueblos, paisaje, cultura y también gastronomía.

 

Llegamos a Candeleda entre nubes y aguaceros

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr13.jpg 

 

Otra panorámica de la plaza principal del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr14.jpg 

 

Candeleda es un pueblo que ronda los cinco mil habitantes y que presume de ser uno de los núcleos ganaderos más importantes de la zona. Sus calles están salpicadas de numerosas casas balconadas poco frecuentes en el resto de la provincia de Ávila. A pesar de la lluvia, dimos un buen paseo por el casco histórico del pueblo.

 

Callejeando entre balcones de madera y agua

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr15.jpg 

 

Otra de las placituelas del pueblo de Candeleda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr16.jpg 

 

Paseando por el pueblo y buscando sus casas más llamativas y tradicionales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr17.jpg 

 

Así llegamos a la iglesia, de estilo gótico rural

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr18.jpg 

 

Candeleda: un pueblo engalanado por las flores y las plantas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr19.jpg 

 

El pueblo de Candeleda goza de un microclima que hace que de sus tierras un jardín florido y variado. A parte de tabaco, también es típico el pimentón, los kiwis y los árboles frutales. De la que estábamos paseando, encontramos una carnicería en la que entramos para comprar algo. Allí el tenedero nos invitó a probar el tasajo, trozos de carne adobados con pimentó de la zona y otras especias. Acabamos comprando unos trozos con la excusa de conocer la tradicion gastronómica de la zona.

 

Seguimos con el paseo todavía con el sabor del tasajo en el paladar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr20.jpg 

 

Otra de las peculiares calles de Candeleda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr21.jpg 

 

Y aquí una portada gótica convertida en ventana de una vivienda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr22.jpg 

 

Una de las calles principales, salpicadas de balcones de madera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr23.jpg 

 

Callejeando dimos con alguna que otra escena cotidiana del medio rural

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr24.jpg 

 

Después de algo más de una hora de paseo por Candeleda, llegamos a la conclusión de que habíamos recorrido casi todo el pueblo. Al menos ya habíamos pasado por todas las calles del casco histórico. Así que decidimos continuar con la ruta prevista. Antes de nada, y de camino al coche, volvimos a toparnos con otra escena cotidiana de Candeleda y de otros pueblos de la zona.

 

Los mayores de los pueblos, auténtica artesanía viva de la comarca

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr25.jpg 

 

Llegamos al coche y pusimos rumbo a la comarca de la Vera. En apenas diez minutos estábamos en Extremadura dispuestos a conocer una de las comarcas más apartadas de esta comunidad. Pero esto será otra historia. Y es que sus pueblos valen otro capítulo a parte.

Lisboa y III: Broche nocturno en el barrio alto

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 13-08-2010 en General. Comentarios (1)

Nuestra estancia en Lisboa terminaba. No habían pasado ni 24 horas desde que llegamos a la capital lusa y ya estábamos a punto de abandonarla. Atrás quedaba la mañana por las calles del barrio de Alfama y el desfile de máscaras. Pero aún teníamos por delante unas cuantas horas para disfrutar de la noche de la ciudad. Cenamos en un gran palacio, salimos por el barrio alto y apuramos la fiesta con nocturnidad y sin alevosía. Había que poner la guinda a este viaje relámpago.

Cuando enviamos la crónica y las fotos tomamos un taxi hasta Lisboa. Allí teníamos que dar con el Palacio de Alentejo, donde estaba prevista una cena para todos los participantes en el desfile. El taxista nos llevó de Oeiras al centro de Lisboa en unos 20 minutos. Nos dejó en la plaza de Rossio y una vez allí, nos fuimos en busca del palacio.

 

De camino al palacio aproveché para tirar unas cuantas fotos nocturas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy1.jpg 

 

Iglesia de corte barroco en el centro de la baja Lisboa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy2.jpg 

 

No sabíamos muy bien donde se encontraba el palacio. Así que estuvimos divagando por las calles del centro hasta que nos dió por preguntar. Antes de dar con el restaurante, nos metimos en otro palacio que resultó no ser el que buscábamos.

 

Vuelta atrás, en este palacio no dan cenas a los de las máscaras

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy3.jpg 

 

Callejeando por el buen camino y a escasos metros del Palacio de Alentejo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy4.jpg 

 

Otra de las calles peatonales y comerciales del centro de Lisboa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy5.jpg 

 

Finalmente dimos con el restaurante donde habíamos quedado para cenar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy6.jpg 

 

Cuando llegamos al convite los asistentes estaban prácticamente cenanando. Casi todas las mesas estaban ocupadas, pero por suerte, nos habían guardado unos asientos junto a los de Fonteta, Valledor. Con ellos compartimos las viandas típicas de Portugal y vino. Mucho vino. Fue una velada irrepetible.

 

El restaurante del Palacio, era como estar en otra época

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy7.jpg 

 

La Casa do Alentejo es un palacio construido a finales del siglo XVII que sufrió importantes reformas durante los primeros años del siglo XX. En la actualidad hace las veces de restaurante, cafetería y también acoge actividades culturales, lúdicas y sociales. Es un lugar realmente interesante, pues a parte de su arquitectura da buena cuenta a los comensales de la riqueza y variedad de la gastronomía portuguesa.

 

Cuenta con un patio árabe, entre otras estancias

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy8.jpg 

 

Ivan y Eva posando con todo lujo de detalles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy9.jpg 

 

Otra toma repleta de señorío, nobleza y saber estar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy10.jpg 

 

Tras la cena, en la que cayeron varias botellas de vino de la tierra, aprovechamos para dar una vuelta por las distintas dependencias de la Casa do Alentejo. Quedamos alucinados con el lujo de los detalles. Fue como sentirnos auténticos jeques árabes pero sin perras. Menos es nada.

 

Una de las salas del restaurante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy11.jpg 

 

Otra de las salas, recubierta con los tradicionales azulejos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy12.jpg 

 

Tras la suculenta, copiosa y regada cena, nos fuimos a la plaza del Rossio, donde había un concierto de Xera, un grupo asturiano. Allí tomamos unos tragos con la gente de Valdesoto y de Valledor. Cuando terminó la actuación, ellos se fueron para el hotel. El grupo de plumillas pensamos que sería buena idea quedar un rato para aprovechar la noche. Además, seguíamos al pie de la letra la recomendación que nos habían dado cuando llegamos: dormír lo menos posible para hacer más llevadero el viaje de vuelta.

 

Lo primero fue llegar hasta el barrio alto tras unas cuantas escaleras

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy13.jpg 

 

Una de las míticas líneas que comunican el barrio altos y el bajo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy14.jpg 

 

Como ya sucedió durante la visita matutina, nos dejamos llevar por los guías que nos acompañaban. Ivan, Eva y José nos acercaron a uno de los miradores del barrio, nos pasearon por las calles más frecuentadas y nos llevaron a uno de los locales más interesantes de Liboa: el Pavilhao Chinés.

 

De corte modernista, el bar es un auténtico museo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy15.jpg 

 

Este local es uno de los más carismáticos de Lisboa. Cuenta con cinco salones diferenciados y todas sus paredes están repletas de estatuas, colecciones de soldados de plomo, banderas, cuadros, espejos... Aunque es más caro que el resto de bares, merece la pena conocer este lugar.

 

Eva y José Cezón en uno de los salones del Pabellón Chino

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy16.jpg 

 

Foto del grupo calavera degustando unas caipiriñas para entonar la noche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy17.jpg 

 

Ivan y Eva posando para la eternidad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy18.jpg 

 

Un pub donde los reflejos abundan

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy19.jpg 

 

Una de las muchas vitrinas junto a una vidriera modernista

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy20.jpg 

 

Después del refrigerio continuamos con nuestra ruta por el barrio alto. Pasamos la noche de bar en bar y conociendo los distintos ambientes de la ciudad. Lo que más nos llamó la atención fue la cantidad de gente que había y la diversidad de los bares. A parte de locales de fiesta, en este barrio también abundan las tiendas y galerías de arte. Es otra de esas zonas de obligada visita.

 

El barrio alto de Lisboa tomado por la oscuridad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy21.jpg 

 

Una peculiar pintada en uno de los callejones del barrio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy22.jpg 

 

El primer bar que frecuentamos fue uno donde pinchaban música reggae. Allí nos tomamos unas "canecas" a precio de saldo: poco más de un euro por cabeza. Así da gusto tomar cervezas y salir de fiesta.

 

Con tanta cerveza, era inevitable pensar en el baño

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy23.jpg 

 

Callejeando por el barrio alto, en algunas zonas algo descuidado y sucio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy24.jpg 

 

También entramos en un bar con música en vivo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy25.jpg 

 

Hay una de las calles del barrio en la que la música no para. La hay para todos los gustos y colores. Bandas de rock, de pop y hasta de Bossa Nova. Por muy pequeño que fuese el bar, tenía un concierto de música en vivo.

 

Otro baño frecuentado durante la noche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy26.jpg 

 

Desde el bar de la Bossa Nova nos fuimos a otro. Y poco después, a eso de las dos y media de la mañana, empezaron a cerrar. Aquí los bares cierran y no sirven después de la hora marcada. Como nos comentaban, las multas son frecuentes y bastante altas. Así que toda la gente salió a la calle en busca de una última copa. Nosotros optamos por ir regresando al hotel. Para ello bajamos del barrio alto y fuimos a una parada de taxi. Como éramos cinco tuvimos que ir en dos coches. Y a nosotros nos tocó la china. El conductor no sabía donde tenía que dejarnos y hasta se metió por un parque (verídico) para dar la vuelta tras un equivoco. Al final llegamos sanos y salvos.

 

Cuando llegamos al hotel, estábamos prácticamente para el arrastre

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zy27.jpg 

 

El reloj marcaba algo más de las cinco de la mañana y al día siguiente había que madrugar. En principio, la salida estaba prevista para las nueve. Pero poco después de las ocho llamaron a nuestra puerta para avisarnos de que el bus partía con antelación. Tuvimos que recoger la habitación casi sin tiempo, nos pegamos un agua y tomamos un café sobre la marcha. El bus partió y las horas de viaje fueron cayendo sin enterarnos.

 

Fuimos dormidos casi todo el día. Paramos a comer en Guarda, cerca de la frontera y luego hicimos otra parada pasado Benavente. Cuando llegamos a Valdesoto eran casi las doce de la noche. Tomamos algo en el bar y marchamos para casa. El día siguiente tuvimos que descansar a fondo para recuperar fuerzas. A pesar de todo, el viaje mereció muy mucho la pena. Para repetir.

Lisboa II: El desfile de máscaras

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 12-08-2010 en General. Comentarios (0)
Tras una mañana conociendo el barrio de Alfama de Lisboa, llegó el momento de trabajar. El defile de máscaras de Lisboa, en el que participaron grupos de Asturias, León, Ourense, Zamora, Cáceres, Portugal y hasta Irlanda, comenzó a eso de las cuatro de la tarde. En principio me centré en sacar fotos de los Sidros de Valdesoto y de Os Reises de Valledor. Sin embargo no pude contenerme y disparé a todo aquelló que me llamó la atención. Aquí teneis una pequeña muestra de lo que se coció aquella calurosa tarde de mayo.

 

El desfile comenzó en la plaza del Municipio. Hasta allí llegamos después de una suculenta comida. Antes de iniciar el paseillo, los grupos estaban esperando a su turno, momento que aproveché para sacar unas cuantas instantáneas del ambiente y de las máscaras más llamativas.

 

Los Sidros de Valdesoto en la plaza del Municipio de Lisboa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx1.jpg 

 

Os Reises de Valledor haciendo de las suyas antes del desfile

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx2.jpg 

 

Un miembro de Os Reises quitándome unos cuantos piojos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx3.jpg 

 

Integrante de uno de los grupos de máscaras de Zamora

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx4.jpg 

 

Otra peculiar máscara participante en el desfile

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx5.jpg 

 

Detalle de los cencerros de un grupo de Cáceres

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx6.jpg 

 

Las coloridas y trabajadas máscaras de Ourense

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx7.jpg 

 

El desfile se presentaba movidito. A parte del calor, había gente de sobra como para hacer sudar a los foteros que andábamos por allí trabajando. Aun así mereció la pena. El recorrido fue divertido, entretenido y también sonoro. Cada uno de los grupos iba acompañado por músicos.

 

Una joven tocando el bombo a tres manos....

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx8.jpg 

 

Un hombre haciendo sonar un peculiar instrumento de labranza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx9.jpg 

 

En el desfile tampoco faltaron los jóvenes, herederos de la tradición

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx10.jpg 

 

Detalle del cencerro del grupo de La Vijanera de Silió (Cantabria)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx11.jpg 

 

Peculiar escena en la plaza del Municipio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx12.jpg 

 

Más jóvenes participantes en esta peculiar iniciativa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx13.jpg 

 

El desfile de máscaras es un proyecto européo que pretende dar a conocer y recuperar todas las máscaras de invierno existentes en Europa. Lleva en marcha cinco años y es, para muchos participantes, una especie de premio a su labor de rescate y mantenimiento de las tradiciones. Cada grupo es muy diferente, como cada pueblo. Sin embargo todos tienen en común una cosa. Portan máscaras que habitualmente suelen estar presentes entre la Navidad y el Carnaval.

 

Otro detalle musical del desfile, rebosante de tradición

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx14.jpg 

 

El diablu de Los Sidros echando un culín a los presentes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx15.jpg 

 

Casi todas las máscaras tienen que ver con la naturaleza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx16.jpg 

 

Los Sidros iniciaron su desfile dando saltos, como mandan los cánones

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx17.jpg 

 

Uno de los Sidros con la catedral de Lisboa al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx18.jpg 

 

Al más puro estilo Beatles pero en versión astur

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx19.jpg 

 

Los Sidros en la calle principal de la baja Lisboa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx20.jpg 

 

Los "barredores" de Valledor abriendo su desfile

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx21.jpg 

 

Os Reises del núcleo de Fonteta en Lisboa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx22.jpg 

 

Todos los grupos lo pasaron de lujo durante el desfile. Y como no podía ser de otra manera, los asturianos también. Los de Valdesoto llevaban una carretilla repleta de sidra que iban repartiendo a diestro y siniestro. Hasta simularon un parto.

 

¡Ha sido sidra!, ¡Ha sido sidra! ¡Y encima fresca!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx23.jpg 

 

El calor hizo sudar de lo lindo a más de uno

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx24.jpg 

 

Otra de las intrigantes máscaras del desfile

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx25.jpg 

 

Este grupo portugués también llamó mucho la atención

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx26.jpg 

 

Uno de Os Reises levantando carcajadas en una terraza lisboeta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx27.jpg 

 

El desfile duró algó así como dos horas. No os voy a mentir, fue un poco agobiante. Corriendo de un lado para otro e intentando sacar las fotos más llamativas de los grupos asturianos. Y mientras tanto llevando las fotos a Myriam para que las fuese descargando. La sudada fue de campeonato. Al final, todos llegaron a la plaza de Rossio, donde terminaba el recorrido. Allí cada grupo hizo un pase especial ante la atenta mirada del público.

 

Una mujer observando a los Sidros de Valdesoto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx28.jpg 

 

Ivan en plan reportero de guerra tirando fotos a Os Reises de Valledor

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx29.jpg 

 

¿Subimos o no subimos? Venga, que os lo habeis ganado a pulso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx30.jpg 

 

Uno de los niños participantes descansando tras el desfile

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx31.jpg 

 

Esta toma fue una de las más llamativas y divertidas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx32.jpg 

 

Los de Silió empapados en sudor. Y es que los cencerros pesan lo suyo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx33.jpg 

 

Otra peculiar máscara posando en la plaza del Rossio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx34.jpg 

 

Y una más al término del desfile

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx35.jpg 

 

Un culín "aéreo" para aliviar el calor y el cansancio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx36.jpg 

 

Este grupo, creo que portugués, fue de los más coloridos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx37.jpg 

 

Cuando terminó el desfile, nos subimos en el autobús con destino a Oeiras, donde teníamos el hotel. Allí tuvimos una hora para cambiarnos, escribir la crónica, elegir las fotos y mandarlo. Pasada la hora los Sidros y Os Reises se fueron a Lisboa a cenar, ya cambiados. Nosotros nos quedamos en el hotel hasta que enviamos todo. Internet iba bastante mal, así que no nos quedó otra que tomar un taxi para llegar a Lisboa.

 

Las improvisadas redacciones echando humo antes del cierre

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zx38.jpg 

 

Ya en Lisboa tuvimos que encontrar el restaurante donde estaba prevista la cena para todos los participantes del desfile. Y después de la cena tuvimos tiempo de conocer el barrio alto y la noche lisboeta. Pero ya sabeis. Esto será otra historia: el último capítulo de un viaje relámpago a la capital de Portugal.

Lisboa I: Alfama y panorámicas

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 04-08-2010 en General. Comentarios (2)

El pasado mes de mayo nos fuimos a Lisboa por motivos de trabajo. Teníamos que acompañar a Los Sidros de Valdesoto y a Os Reises de Valledor para cubrir su participación en el festival de máscaras de la capital lusa. El viaje fue muy intenso y divertido y hasta tuvimos ocasión de conocer brevemente Lisboa y su noche. Salimos un viernes a las tres de la tarde de Asturias y regresamos el domingo a eso de las doce de la noche. Casi un día entero de viaje para pasar poco más de 24 horas en la ciudad. Antes de nada, os dejo los enlaces de los reportajes que salieron publicados:

 

http://www.lne.es/centro/2010/05/23/cencerro-sidros-suena-lisboa/919338.html

 

http://www.lne.es/nueva-quintana/2010/05/25/tradicion-asturiana-toma-lisboa/920170.html

 

 

El viernes llegamos a Valdesoto, en el concejo de Siero, a eso de las tres de la tarde. Allí nos encontramos con un autobus con las bodegas a rebosar de sidra. Hicimos las presentaciones oficiales y tomamos un café antes de iniciar un viaje de casi doce horas. Entre chistes, conversaciones y cabezadas fueron cayendo los kilómetros. A la hora del atardecer hicimos una parada en la frontera.

 

Luces y sombras haciendo nuestro viaje más fácil

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz1.jpg 

 

A pocos kilómetros de Lisboa los conductores comentaron que iban a realizar una parada técnica. Lo justo para un cigarrito. Sin embargo los chavales de Valdesoto andaban con ganas y no tardaron en descorchar unas botellas de sidra. La situación era de traca: Una gaita y una caja versioneando a Deep Purple en un área de descanso con varios camioneros durmiendo mientras la sidra no dejaba de caer.

 

"Smoke on the water" en versión Sidros

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz2.jpg 

 

Cuando quisimos llegar al hotel, una especie de ciudad de vacaciones a media hora de Lisboa, eran cerca de las dos de la mañana. Fuimos a nuestra habitación, cenamos algo, intimamos con nuestros compañeros de profesión y tomamos unas degustaciones antes de ir a dormir. A lo tonto y a lo bobo nos acostamos casi a las cinco de la mañana. Como bien nos comentaron, había que intentar dormir lo mínimo posible porque el viaje de vuelta se hacía muy largo. Así lo hicimos.

 

A las nueve de la mañana del sábado ya estábamos en pie

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz3.jpg 

 

Tras desayunar, el bús nos llevó al centro de Lisboa, aquí la plaza del Comercio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz4.jpg 

 

Lo primero que hicimos nada más llegar fue ir a buscar nuestras acreditaciones. Luego tuvimos tiempo libre hasta la hora del desfile, prevista para media tarde. Apuramos al máximo esas poco más de dos horas para conocer el barrio de Alfama, el Castillo y el barrio bajo de la ciudad. Tuvimos la suerte de tener como guías a Ivan, Eva y Jose, compañeros de otros medios que ya conocían la ciudad de visitas anteriores. Si no llega a ser por ellos no hubiésemos visto ni la mitad.

 

Iniciamos la ruta en la Praça da Figueira

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz5.jpg 

 

Aquí los cuatro mosqueteros con los que andaba ese día

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz6.jpg

 

 

Al fondo, el elevador de Santa Justa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz7.jpg

 

En busca del barrio más castizo de la ciudad: Alfama

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz8.jpg 

 

No teníamos mucho tiempo, así que prácticamente no hicimos paradas. Eso sí, antes de nada nos tomamos una "caneca" para soportar mejor el calor reinante en aquella jornada. El resto fue caminar y caminar.

 

Callejeando por el barrio de Alfama

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz9.jpg 

 

Un barrio lleno de detalles y amontonado junto al río Tajo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz10.jpg 

 

Para muchos es la zona más auténtica de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz11.jpg 

 

Eva e Iván paseando por las calles de Alfama

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz12.jpg 

 

José Cezón pasando junto a un edificio decorado con azulejo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz13.jpg 

 

Los desniveles nos dejaban ver los tejados de Alfama

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz14.jpg 

 

La catedral, la iglesia más antigua de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz15.jpg 

 

Tranvías circulando por las proximidades de la Sé

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz16.jpg 

 

A paso ligero llegamos a otro de esos lugares que no deben faltar en una visita a la ciudad: el mirador de Santa Luzía. Allí disfrutamos de vistas panorámicas del barrio y del río Tajo. También aprovechamos para echar un vistazo a los cuadros que allí se vendian y para escuchar música en vivo.

 

Panorámica desde el mirador de Santa Luzia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz17.jpg 

 

El barrio de Alfama y varios cargueros navegando por el río Tajo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz18.jpg 

 

En el mirador dimos con este peculiar decorado de una Lisboa histórica

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz19.jpg 

 

Al fondo, la iglesia de Sao Vicente da Fora

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz20.jpg 

 

Sin prisa ni pausa nos fuimos acercando hasta el castillo de San Jorge

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz21.jpg 

 

A la entrada del castillo, que hace las veces de mirador de la ciudad, nos pidieron cinco euros por persona. Por suerte íbamos acreditados para el festival, así que nos dejaron entrar sin tener que pagar por ello. Algo bueno tenia que tener esto de ser periodista.

 

Panorámica parcial de la ciudad de Lisboa, otrora defendida por cañones

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz22.jpg 

 

Escena cotidiana de la vida lisboeta: una tertulia en la terraza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz23.jpg 

 

Ivan y Eva retratando flores junto al castillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz24.jpg 

 

Aprovechamos para entrar en la fortaleza medieval

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz25.jpg 

 

La mañana estaba cundiendo, pero había que ir pensando en regresar a la zona baja de la ciudad. Queríamos comer tranquilamente antes de que comenzase el desfile de máscaras. Así que después de tirar unas cuantas fotos desde el castillo, iniciamos el descenso. Durante la bajada aprovechamos para concer las calles encantadas del barrio de Alfama, un barrio algo descuidado pero rebosante en belleza.

 

Uno de los palacios escondidos de Alfama

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz26.jpg 

 

Las callejuelas se multiplican en este tradicional barrio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz27.jpg 

 

Los antiguos vecinos siguen estando en sus casas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz28.jpg 

 

Otra foto más de Alfama, ya cerca de la zona baja

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz29.jpg 

 

Alfama: el barrio donde la vida lisboeta palpita a cada paso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz30.jpg 

 

No tardamos en llegar a la Baja Lisboa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz31.jpg 

 

Cuando llegamos a la zona baja, buscamos un lugar en el que comer. Pero antes de nada nos tomamos una cervecita para refrescarnos tras el paseo. Comimos en un coqueto restaurante en la plaza de Figueira a base de platos locales.

 

Una de reflejos a la hora de la comida

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz32.jpg 

 

Después de comer tomamos un café de los buenos y nos preparamos para el desfile. Tras un par de horas de asueto recorriendo la ciudad había llegado el momento de ponerse a trabajar. Nos acercamos a la plaza donde comenzaba el desfile, pero antes apuramos los últimos minutos para hacer unas cuantas fotos de la Lisboa Baja.

 

El hotel Internacional, de corte modernista

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz33.jpg 

 

Reflejos en una tiendas de la principal calle comercial

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zz34.jpg 

 

El desfile comenzó, a eso de las cuatro de la tarde, en la plaza del Municipio y bajo un sol de justicia. En ella participaron máscaras de Cantabria, Zamora, León, Portugal y hasta Irlanda que recorrieron las calles más céntricas de la capital lusa. Pero esto lo dejaremos para otro capítulo, pues bien se lo merece.