FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

salamanca

Candelario, tradición a raudales (Salamanca)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 20-10-2010 en General. Comentarios (2)
Antes de regresar a Asturias después de las mini - vacaciones por Gredos y su entorno, quisimos acercarnos a Candelario aprovechando que estábamos por la zona de Bejar. Aquella mañana del diez de junio seguía lloviendo. Aun así, nos pusimos los chubasqueros y nos dispusimos a pasear por uno de los pueblos más singulares de la provincia de Salamanca. El que suscribe ya conocía el lugar de otras excursiones y quería que Myriam viese con sus propios ojos aquello que tantas veces la intenté hacer ver con palabras. Pasamos en el pueblo algo más de una hora. Después, emprendimos el viaje de vuelta a Asturias. Comimos en Valladolid con madre y llegamos a San Esteban por la tarde.

Después de cojer fuerzas con el desayuno en Bejar, nos fuimos hasta Candelario siguiedo la carretera local de algo más de tres kilómetros. Entre bosques de robles y castaños de gran porte llegamos a este núcleo situado a casi 1.200 metros de altitud y rodeado de una naturaleza desbordante. No obstante la sierra de Candelario está declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco. Aparcamos el coche y comenzamos a caminar sin que la lluvia dejase de caer ni un momento.  

Candelario, la última parada de las mini - vacaciones 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn1.jpg 

 

Un pueblo de marcado carácter tradicional

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn2.jpg 

 

Candelario es uno de esos pueblos que ha sabido conservar la tipología tradicional de las viviendas con el paso de los años. Es también un ejemplo de cómo las viviendas populares se han sabido adaptar al entorno. En este núcleo la industria chacinera, dedicada a los embutidos fue siempre un filón. De ahí que la mayoría de las casas sigan guardando las divisiones que marcaba esta industria artesana.

 

Callejuelas y pasadizos se entremezclan con las casas típicas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn3.jpg 

 

Calles empedradas y con mucha solera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn4.jpg 

 

La piedra también se mezcla con la tradicional vivienda chacinera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn5.jpg 

 

Por norma general, la vivienda chacinera consta de tres plantas. En la planta baja se encontraba la zona destinada a los animales y un espacio en el que se embutían las carnes de los cerdos. En la primera planta se distribuían las distintas estancias para la vivienda. Y por último, la planta superior, prácticamente sin divisiones, se utilizaba para el secado de los embutidos y como almacén. En estas viviendas no faltan los balcones ni los voladizos para proteger las casas de las constantes nieves invernales.

 

Paseando hacia la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn6.jpg 

 

Un trago de agua para refresarnos por dentro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn7.jpg 

 

De vez en cuando la lluvia daba un respiro y ello nos animaba a pasear más tranquilamente. La verdad es que el pueblo, su arquitectura y su entorno anima a ello. Caminábamos sin pausa, pues sabíamos que en poco tiempo deberíamos estar de vuelta a Asturias. Muy a nuestro pesar, las vacaciones de junio terminaban.

 

Un vistazo tradicional a Candelario, a pesar de las señales de tráfico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn8.jpg 

 

Fachada de tejas en Candelario, Salamanca

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn9.jpg 

 

Otra peculiar callejuela de este pueblo con encanto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn10.jpg 

 

En primer término las famosas batipuertas del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn11.jpg 

 

Dentro de la tipología tradicional de las construcciones de Candelario destacan las batipuertas. Se trata de una puerta que permite ventilar la vivienda sin que los animales entren en ella. Durante la época del secado de embutidos, la puerta principal permace abierta y la batipuerta está cerrada.

 

Una de las calles principales de Candelario

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn12.jpg 

 

La chacinería sigue estando viva en este pueblo de unos mil habitantes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn13.jpg 

 

Entre las viviendas tradicionales dimos con esta joya modernista

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn14.jpg 

 

Tradición y modernidad unidas por un reflejo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn15.jpg 

 

Un vistazo al interior de esta decorada vivienda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn16.jpg

 

Detalles de la decoración floral, típica en la arquitectura modernista

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn17.jpg 

 

Tras lo moderno, regresamos a lo más tradicional

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn18.jpg 

 

Otro de los rincones encantados de este pueblo serrano

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn19.jpg 

 

Escena típica de Candelario, con la sierra al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn20.jpg 

 

Viviendas de marcado carácter chacinero en la plaza de Candelario

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn21.jpg 

 

Un vistazo a la calle principal con las cumbres nevadas al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn22.jpg 

 

La mañana estaba siendo más que productiva. La lluvia nos había dejado conocer este peculiar pueblo y aunque no queríamos, el reloj ya corría en nuestra contra. Las horas avanzaban y había que ir pensando en emprender el viaje a Asturias. Antes de abandonar Candelario, quisimos dar un último paseo para despedirnos de un núcleo que nos había dejado un muy buen sabor de boca. Muy recomendable.

 

El pueblo está bastante bien cuidado, salvo alguna pequeña zona como estahttp://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn23.jpg 

 

Las regaderas, otro elemento significativo del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn24.jpg 

 

Las regaderas son una especie de canalizos que recorren las principales calles del pueblo recogiendo el agua de la sierra. El frecor y el sonido que aportan estas construcciones son otro claro elemento significtivo de este pueblo. Aquí, casi nunca deja de correr el agua procedente de los neveros.

 

Una última foto de este llamativo núcleo rural

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn25.jpg 

 

Y antes de emprender el viaje, un cafecito

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zn26.jpg 

 

De la que tomábamos un café en Candelario, vimos en la televisión los estragos que ya estaban causando las lluvias en la zona norte de España. Casi al mismo tiempo recibimos una llamada de los padres de Myriam en la que nos decían que allí no paraba de llover y que estuviésemos preparados para posibles inundaciones. Así fue. Nuestras vacaciones, en principio, deberían haber terminado en las fiestas patronales de Muros de Nalón. Sin embargo, acabaron recogiendo agua y achicando las habitaciones de casa. Esta vez, el colofón de un viaje de cinco días por Gredos y sus alrededores no fue tan divertido y festivo como esperábamos. Otra vez será.

Hervás (Cáceres) y Bejar (Salamanca)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 16-10-2010 en General. Comentarios (0)

 El recorrido vacacional por Extremadura estaba a punto de terminar. Habíamos visitado la comarca de la Vera y la ciudad de Plasencia. Pero antes de abandonar tierras extremeñas quisimos hacer una última parada en Hervás, un peculiar pueblo cuya judería, considerada una de las mejor conservadas de España, está declarada como conjunto histório artístico. Después de pasear por sus estrechas calles repletas de viviendas tradicionales, nos fuimos a Bejar (Salamanca), donde dormimos antes de emprender el viaje de vuelta a Asturias. Las vacaciones daban sus últimos coletazos.

 

Llegamos al núcleo cacereño de Hervás entre fuertes tormentas. Aparcamos el coche y nos fuimos directos al casco histórico. A pesar del cansancio acumulado, aprovechamos al máximo nuestra estancia y paseamos largo y tendido por el entramado de este pueblo situado en las faldas sureñas de la sierra de Bejar.

 

Hervás, un pueblo encantado en un entorno natural y encantador

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo1.jpg 

 

Los negros nubarrones nos perseguían

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo2.jpg 

 

Para nuestro regocijo, la lluvia nos dió un pequeño respiro durante nuestra visita a Hervás. Los nubarrones no desaparecían aunque parecía que darían una tregua antes de volver a descargar. Con el cielo plagado de nubes, las luces divinas no tardaron en aparecer. Mientras tanto, nosotros fuimos en busca de la judería, el barrio más característico y atractivo de esta población situada en el Valle del río Ambroz.

 

Callejuelas empinadas, empedradas e históricas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo3.jpg 

 

Una judería con solera y con vistas a la sierra

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo4.jpg 

 

Fachadas de téjas, construcción tradicional de la zona

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo5.jpg 

 

Durante el siglo XV muchas familias judias se asentaron en Hervás dando origen a esta judería repleta de callejones y casas históricas. Muchas de las viviendas permanecen, prácticamente intactas, desde su construcción. Pasear por estas calles es toda una delicia. Casi todas las casas son de carácer popular y tradicional. No faltan las fachadas de teja para sobrellevar mejor los rigores del invierno.

 

La piedra se entremezcla con la madera y el adobe

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo6.jpg 

 

Una lección sobre construcciones tradicionales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo7.jpg 

 

En Hervás tampoco faltan los pasadizos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo8.jpg 

 

Escenas cotidianas de Hervás (Cáceres)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo9.jpg 

 

Las calles de la judería de Hervás son sinuosas y empinadas. Las casas se agrupan entorno a la colina en la que se levanta la iglesia del pueblo. Pensamos que este punto sería un buen mirador para contemplar el barrio judio en su conjunto.

 

Iglesia de Santa María, el punto más alto del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo10.jpg 

 

Esta atalaya fue ocupada antaño por un castillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo11.jpg 

 

Después de ver el barrio desde lo alto, regresamos a sus calles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo12.jpg 

 

A cada paso aparecían construcciones típicas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo13.jpg 

 

Otra de las típicas callejuelas de Hervás

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo14.jpg 

 

El pueblo de Hervás nos estaba dejando un muy buen sabor de boca. Pero teníamos que ir pensando en continuar con el viaje. Pasamos en este pueblo cacereño algo más de una hora en la que no paramos de caminar. Antes de abandonar el núcleo y su interesante judería, dimos un último paseo a modo de despedida.

 

La judería de Hervás, un barrio repleto de vida

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo15.jpg 

 

Antes de regresar al coche nos tomamos un vino de la tierra y compramos otra botella para próximas degustaciones. Dejamos este pueblo, que en su día perteneció a Bejar, y nos encaminamos hacia esta capital del sur de Salamanca. Nuestra misión era buscar una pensión para pasar la noche.

 

En Bejar dejamos el coche en la misma plaza mayor

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo16.jpg 

 

Bejar cuenta con unos 15.000 habitantes y fue un importante centro industrial dedicado al textil. A partir de los años setenta esta pujante industria fue a menos. En cuanto a lo monumental, lo más llamativo es su zona antigua. A parte de alguna que otra casa de caracter tradicional y casas de caracter burges, el resto son edificios más bien modernos. El lugar que no nos llamó la atención demasiado, quizás porque veníamos de conocer lugares plagados de encanto como la Vera o Hervas. Eso si, el entorno en el que se encuentra es más que recomendable.

 

El Ayuntamiento de Bejar, del siglo XVI

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo17.jpg 

 

Una de las calles de la zona antigua de Bejar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo18.jpg 

 

Caminando por la calle mayor entre fuertes aguaceros

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo19.jpg 

 

El reloj marcaba las ocho de la tarde. Así que lo primero que hicimos fue buscar un lugar para dormir. La verdad es que nos costó bastante encontrar un sitio asequible a nuestro presupuesto. Después de caminar por las principales calles del centro, dimos con un hotelito situado entre la zona antigua y la moderna. Dejamos las mochilas, nos pegamos una ducha y salimos a recorrer Bejar con las últimas luces de la tarde.

 

Paseando por el casco antiguo en busca de un sitio para cenar.

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo20.jpg 

 

Arcos centenarios en la calle mayor de Bejar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo21.jpg 

 

La noche no tardó en caer. Mientras tanto, nosotros seguíamos buscando un lugar en el que cenar algo caliente. Después de varios días a bocadillos estábamos necesitados de comida de verdad. En la plaza mayor vimos un restaurante, pero nuestros bolsillos no aceptaron las propuestas de la carta. Así que preguntamos a varios vecinos que nos dijeron que para encontar algo más asequible tendríamos que acercarnos a la zona moderna del municipio. Así lo hicimos.

 

Vistazo nocturno a la zona nueva de Bejar, PP aparte

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo22.jpg 

 

A eso de las diez dimos con un restaurante en el que cenamos bastante bien y por poco dinero. Después de la cena, nos fuimos a tomar unos chupitos por los bares de la zona. No encontramos muchos abiertos, así que dimos por concluida la noche más pronto que tarde. A la mañana siguiente había que madrugar para emprender el viaje de vuelta a casa.

 

Un buen desayuno para comenzar la jornada con fuerzas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo23.jpg 

 

De camino al coche aprovechamos para visitar la iglesia de El Salvador, de origen románico. La lluvia no paraba, así que tampoco tuvimos mucho tiempo para entretenernos. Un par de fotos y a seguir con la ruta.

 

Ábside románico de la iglesia de El Salvador, Bejar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo24.jpg 

 

Un vistazo a la plaza mayor de Bejar, con numerosos soportales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo25.jpg 

 

Y un rápido vistazo al Palacio Ducal, otra de las joyas de Bejar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zo26.jpg 

 

Aquel diez de junio salimos de Bejar con la cabeza puesta en Asturias. Pero antes de iniciar la vuelta a casa, aprovechamos nuestra estancia en la zona para conocer uno de los pueblos más llamativos de la provincia de Salamanca. Estábamos a un paso de Candelario, el último destino de este viaje.