FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

montana

Ascension a Pena Chana por Somiedo (2,068 metros)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 11-07-2011 en General. Comentarios (1)

El pasado mes de mayo aprovechamos un descanso entre semana para ir al monte. Una vez más nos marcamos el Parque Natural de Somiedo como destino. En esta ocasión la idea era atacar la cumbre de Pena Chana, de 2068 metros de altura. El día, más estable de lo que esperábamos, nos deparó una ruta circular donde pudimos mezclar la montaña con la etnografía. No sólo hicimos cumbre, también descubrimos lugares mágicos como la braña de Murias Llongas. Un jornada completa por los cuatro costados.

 

Aquella mañana madrugamos para iniciar pronto la ruta. A eso de las nueve y media de la mañana estábamos tomando un café en Pola de Somiedo. Después nos dirigimos a Valle de Lago, donde comenzamos esta ruta de unos 15 kilómetros de distancia. Allí aparcamos el coche y comenzamos a caminar.

 

La subida comienza por la ruta que lleva al Lago del Valle 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye1.jpg 

 

Y tras una primera bifurcación a la derecha, continua por un hayedo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye2.jpg 

 

La ruta gana altitud y permite divisar el Valle de Lago en todo su explendor

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye3.jpg 

 

Brañas de teito en las proximidades de Los Esperones

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye4.jpg 

 

La ruta que realizamos no está señalizada. Sin embargo, con un buen mapa la navegación durante todo el recorrido no es complicada. Tampoco es una ruta dura a pesar de que se salven unos 850 metros de desnivel de subida y otros tantos de bajada. Eso si, no es un recorrido apto para poco avezados en la montaña.

 

La pradería de Murias LLongas, un lugar mágico repleto de colorido

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye5.jpg 

 

Al llegar a esta braña tuvimos la suerte de ver un enorme rebaño de rebecos. Cuando se dieron cuenta de nuestra presencia echaron a correr. Nosotros buscamos el collado que nos llevaría hasta las proximidades de la base de Peña Chana. La cumbre estaba cada vez más cerca. Aun así nos tocó sudar.

 

El recorrido, cada vez más empinado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye6.jpg 

 

Más cerca del collado con el sol pegando de lleno

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye7.jpg 

 

Llegamos al collado, abajo y el desnivel aumentó

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye8.jpg 

 

Subiendo y subiendo llegamos a la cresta, que nos regaló vistas de infarto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye9.jpg 

 

Subiendo por la cara leonesa de la montaña

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye10.jpg 

 

Y por fin, al fondo a la izquierda, la ansiada cumbre de Peña Chana

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye11.jpg 

 

Panorámica aérea desde el cresterío de la montaña

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye12.jpg 

 

¡Cumbre! Peña Chana, 2.068 metros de altura

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye13.jpg 

 

Cuando llegamos a la cumbre hicimos un pequeño descanso. No solo teníamos que reponer fuerzas después de la subida. También había que aprovechar para disfrutar de las vistas que ofrece este montaña. Las nubes nos impidieron ver el Cantábrico. Aun así, disfrutamos de lo lindo con las panorámicas de las Ubiñas, del Lago del Valle, de la majada de Llaguezos y de todas las montañas circundantes. Un auténtico espectáculo.

 

Bajo la cumbre vimos la canal por donde debíamos bajar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye14.jpg 

 

Y divisamos, al fondo, Pola de Somiedo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye15.jpg 

 

El lago del Valle con Peña Ubiña al fondo a la derecha

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye16.jpg 

 

Iniciamos la bajada por esta canal que resultó tan llamativa como divertida

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye17.jpg 

 

A mitad de la canal con el collado del Muñon al fondo en el centro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye18.jpg 

 

Myriam salvando el desnivel de la bajada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye19.jpg 

 

Una toma más de la canal que descendimos desde abajo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye20.jpg 

  

Y una última imagen de la bajada desde el collado del Muñón

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye22.jpg 

 

Una vez superada la canal, sin duda la zona menos fácil de la ruta, aprovechamos para comer. Lo hicimos en el collado del Muñón. Allí, junto a una charca, saboreamos unos bocadillos mientras nuestros ojos se debatían entre la mole de Peña Chana y las vistas a los valles somedanos. Al final, hubo tiempo para todo.

 

La ruta, ahora siempre descendente, nos llevaría a la braña de Sousas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye23.jpg 

 

Paisaje abrupto en la zona alta de Somiedo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye24.jpg 

 

La braña de Sousas, repleta de cabanos o corros de piedra

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye25.jpg 

 

Ubicada en un circo glaciar de indudable belleza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye26.jpg 

 

Después de un breve descanso nos despedimos de este lugar bucólico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye27.jpg 

 

Desde la braña de Sousas, considerada una de las más interesantes del Parque dada su antiguedad, la ruta se hace más llevadera si cabe. El sendero se convierte en una pista que nos va llevando sin prisas ni fuertes pendientes hasta Valle de Lago. Durante este trayecto disfrutamos de la sombra del hayedo y de los miradores. Toda una delicia para cerrar una muy buena jornada de montaña.

 

Tras una jornada de sol abrasador, la espesura del bosque se agradecía

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye28.jpg 

 

Teito solitario entre brezos, valles y montañas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye29.jpg 

 

Asomados al abismo del mirador de Peñafurada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye30.jpg 

 

Al divisar Valle de Lago comprendimos que la ruta tocaba a su fin

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000ye31.jpg 

 

Cuando llegamos al coche, unas siete horas después de partir, comenzó a llover. Nos cambiamos las botas y bajamos en busca de un bar para cerar el día como se merecía: Una cerveza fresca mientras comentábamos una excursión de sobresaliente.

Ascensión al Cornón, el techo de Somiedo (2.194 metros)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 04-02-2011 en General. Comentarios (2)

A finales de septiembre hicimos una escapada a la montaña. Teníamos un día libre y aprovechamos para realizar una ascensión que llevábamos tiempo rondando. Aquella jornada soleada nos fuimos hasta el Parque Natural de Somiedo para subir su cumbre más alta: el Cornón, con casi 2.200 metros de altura. La ruta nos llevó unas seis horas de caminata acumulando un desnivel de unos 1.400 metros entre subida y bajada. A pesar del esfuerzo, el día montañero mereció mucho la pena.

 

Iniciamos la ruta en el pueblo de Santa María del Puerto, a 1.500 metros

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx1.jpg 

 

La primera parte del sendero transcurre por pistas y entre pastos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx2.jpg 

 

Las contínuas rampas recompensan con estas vistas del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx3.jpg 

 

Observando el Pico Penouta, en el centro de la imagen

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx4.jpg 

 

Ilusos de nosotros creimos que este pico era el Cornón. Sin embargo, miramos el mapa y pronto descubrimos que todavía nos quedaba más de la mitad del recorrido para llegar a la falda de nuestro objetivo. Seguimos caminando a buen ritmo, ya que el reloj corría en nuestra contra, máxime después de iniciar la ruta casi a las 12 del mediodía.

 

Siguiendo la senda y los hitos o buscando con la vista el Cornón

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx5.jpg 

 

Al fondo, por fin, divisamos nuestro objetivo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx6.jpg 

 

La ascensión al Cornón (2.194 metros) es una de las muchas rutas señalizadas dentro del Parque Natural de Somiedo, en Asturias. Está considerada como difícil, más que nada porque transcurre por terrenos de alta montaña donde la niebla puede complicar muy mucho la ruta. Además, se trata de un recorrido intenso donde las distancias - unos 14 kilómetros ida y vuelta - y los desniveles no son moco de pavo. No obstante, es una ruta bien asequible para cualquier persona habituada al monte.

 

Atravesando terrenos calizos con el Cornón al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx7.jpg 

 

Flora alpina con un valle leonés al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx8.jpg 

 

La ruta tiene la particularidad de atravesar una zona fronteriza entre León y Asturias. Sin embargo, uno tiene la sensación de caminar por el corazón de la Cordillera Cantábrica más que por una muga administrativa. El paisaje sobrecoge por su amplitud.

 

La zona está salpicada por charcas como la de la imagen

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx9.jpg 

 

Acercándonos a la base del Cornón

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx10.jpg 

 

Antes de enfrentarnos a la subida final repusimos fuerzas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx11.jpg 

 

Panorámica durante la ascensión final, con el macizo de las Ubiñas al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx12.jpg 

 

El último tramo de la subida, conocida como la escalerona del Cornón

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx13.jpg 

 

Myriam dando los últimos pasos antes de hacer cumbre

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx14.jpg 

 

Rocas convertidas en arena en el último repecho

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx15.jpg 

 

Tras tres horas de caminata, llegamos a la cumbre (Vistas hacia el sur, León)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx16.jpg 

 

El mojón del Cornón y sus vistas hacia el norte

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx17.jpg 

 

Las vistas que ofrece esta montaña son de las que quitan el hipo. La cumbre es la más alta del concejo, por lo que es una atalaya casi inmejorable para otear desde las alturas el Parque Natural de Somiedo. Hacia el sur, las vistas tampoco desmerecen. Y hacia el norte, si el día está claro, se puede intuir el mar Cantábrico. En este idílico restaurante con vistas dimos buena cuenta de los bocadillos. Tras un breve descanso, iniciamos el descenso. Aunque no lo pareciese, las nubes acechaban peligrosamente.  

 

Iniciamos el camino de descenso, que nos llevó otras tres horas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx18.jpg 

 

La escalerona del Cornón, el tramo más aéreo y expuesto de la ruta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx19.jpg 

 

Casi sin darnos cuenta, las nubes ocultaron el Cornón, al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx20.jpg 

 

Sin perder el ritmo nos fuimos acercando al Puerto de Somiedo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx21.jpg 

 

Las primeras fincas indicaban que cada vez estábamos más cerca

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx22.jpg 

 

Pero todavía más cerca estában las nubes de tormenta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx23.jpg 

 

Un último vistazo a las praderas del entorno del Puerto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yx24.jpg 

 

Llegamos al coche algo cansado, sobretodo por el ritmo al que habíamos realizado la ruta. Aún así, mereció recorrer esta zona de pastos alpinos y altas montañas aunque fuese a prisa. Fue llegar al coche y ponerse a llover. Sin duda alguna, la excursión es más que recomendable. De diez y para repetir en invierno.

Naranjo de Bulnes: cumbre por segunda vez

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 15-11-2010 en General. Comentarios (2)

El pasado mes de Agosto me enviaron a Picos de Europa para hacer un reportaje sobre el Naranjo de Bulnes. Se trataba de contar in situ la desaparición de la Virgen que hasta este año estaba en la cumbre del Urriello. Tenía que hablar con los montañeros y me pidieron escalar esta mole para contar con testimonios en la misma cima. Así que a finales de mes me fui hasta el collado de Pandébano en las proximidades de Sotres.

 

Después de dos horas y media de viaje en coche, aparqué e inicie la subida. El reloj marcaba casi las diez de la noche. Así que tuve que subir a oscuras y con frontal. Por suerte, ya me conocía el camino de otras excursiones. Pero no todo eran complicaciones. Estaba a punto de volver a escalar esta montaña con la que rompí mi virginidad escaladora y que me marcó para siempre.

 

La silueta del Urriello levantándose en la noche 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk1.jpg 

 

Llegue al refugio unas dos horas después de aparcar el coche. Tomás, el guarda, volvió a tratarme de lujo. Hizo las gestiones oportunas para conseguirme un guía para la jornada siguiente. Me acompañaría Matías Villavicencio, conocido como "El Tibu" y guía en Patagonia. Nos presentamos, charlamos un rato sobre la ascensión y quedamos a las siete de la mañana del día siguiente.

 

Vega Urriellu amaneció de esta guisa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk2.jpg 

 

Con las primeras luces abandonamos el refugio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk3.jpg 

 

Apróximándonos a la cara sur por el canal de la Celada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk4.jpg 

 

La primera cordada de ciegos que subió a lo alto del Naranjo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk5.jpg 

 

Aprovechando que estaba en las alturas, desde el periódico me hicieron un par de encargos más. A parte de escalar el Urriellu tendría que hacer unas fotos al primer grupo de ciegos que trepó hasta la cumbre en un derroche de esfuerzo y tenacidad. También tenía pendiente una entrevista con el guarda del refugio y una encuesta entre los escaladores.

 

Tras la empinada subida, atisbamos la cara este del Picu

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk6.jpg 

 

Panorámica de la sierra del Cuera y el Cantábrico, al fondo y con nubes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk7.jpg 

 

No era la primera vez que escalaba el Naranjo, por lo que me encontraba más relajado. Eso quizás influyó en que disfrutase mucho más de la actividad. También tuvo que ver el buen hacer del "Tibu", que demostró su pericia en la montaña.

 

"El Tibu" llegando a la cara sur del Urriellu

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk8.jpg 

 

No tardarmos mucho en encordarnos y colgarnos de la pared

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk9.jpg 

 

Fuimos la segunda cordada del día. Delante de nosotros salieron los hermanos Díaz Acebal acompañados por el guia Fernando Guardiola. Nosotros subimos a buen rítmo y al final de la trepada acabamos adelantando a los cántabros. Durante la subida aproveché para hacer alguna que otra foto cuado llegábamos a las reuniones.

 

Uno de los hermanos cántabros subiendo por la sur

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk10.jpg 

 

"El Tibu" esperando nuestro turno durante la ascensión

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk11.jpg 

 

La escalada sigue por el recorrido que marca la cuerda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk12.jpg 

 

"El Tibu" y Guardiola recogiendo tras la trepada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk13.jpg 

 

Los asiduos a este blog ya conocereis los pormenores de la ascensión al Naranjo de un capítulo anterior. Aun así os dejo el enlace directo a aquella crónica para evitar dar más detalles sobre la escalada. Aquí os va:

 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/1248712560/cuando-perdi-la-virginidad-en-el-urriello-naranjo-de-bulnes/

 

Cuando llegamos al anfiteatro el viento pegaba de lo lindo. Así que la subida hasta la cresta y la cima del Urriello fue algo tensa. Los pasos eran más que medidos y en todo momento teníamos que ir bien pegados a la roca. Tras la trepada, llegamos a la cima. La satisfacción volvió a ser enorme.

 

La cima del Urriello sin la Virgen de las Nieves

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk14.jpg 

 

Al fondo, la cordada cántabra llegando a la cresta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk15.jpg 

 

Un vistazo hacia el Cantábrico desde los 2.519 metros del Naranjo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk16.jpg 

 

Los hermanos Díaz Acebal a punto de llegar a la cima

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk17.jpg 

 

Lo primero que hicieron al llegar a la cumbre fue abrazarse

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk18.jpg 

 

Aquí una foto conmemorativa de la cima con "El Tibu", gracias de nuevo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk19.jpg 

 

Estuvimos en la cumbre algo así como media hora. El viento soplaba con fuerza y la sensación de frío era bastante aceptable en pleno agosto. Así que comimos algo, bebimos un poco de agua, charlamos con la expedición cántabra e iniciamos el descenso. De nuevo, hubo que concentrase al máximo para descender hasta el anfiteatro. Una vez en este punto, bajamos rapelando.

 

La cordada de los ciegos durante su ascensión

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk20.jpg 

 

Panorámica desde el Anfiteatro 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk21.jpg 

 

Y un último vistazo a la pared sur tras el descenso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk22.jpg 

 

El Jou tras el Picu y las montañas colindantes, Picos de Europa a fuego

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk23.jpg 

 

De vuelta al refugio por la canal de la Celada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk24.jpg 

 

Una toma de la majestuosa cara oeste desde el refugio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk25.jpg 

 

Cuando llegamos al refugio comimos algo y aproveché para hacer las entrevistas. A eso de las tres de la tarde inicié el descenso hasta Pandébano. Había que regresar para escribir los reportajes. Así que no tuve demasiado tiempo para disfrutar de la montaña.

 

Me despedí del Urriellu entre nubes que marcaban el cambio del tiempo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zk26.jpg 

 

Cuando llegué a casa estaba realmente cansado. A parte del desnivel acumulado y el esfuerzo, tenía que sumar cinco horas de coche. La noche anterior tampoco había dormido mucho, así que no tardé en cenar y meterme en la cama. Unas semanas después, volvería a verme las caras con el Urriello. Pero en esta ocasión no lo escalaría. Informaría sobre la colocación de una nueva imagen de la Virgen en su cumbre.

Gredos V (Guisando y Candeleda, Ávila)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 05-10-2010 en General. Comentarios (1)
Tras haber conocido breve pero intensamente las montañas de la sierra de Gredos, había llegado el momento de visitar sus pueblos. Aquella mañana del ocho de junio la niebla y la lluvia nos había echado de Los Galayos, así que teníamos por delante toda una tarde para conocer las localidades más llamativas del entorno. Lo primero de todo fue conocer Guisando y Candeleda, dos pueblos abulenses de marcado carácter serrano donde las viviendas tradicionales tienen una importancia clave. Fue la primera parte de una tarde en la que también nos acercamos a la comarca de La Vera, en la vecina provincia de Cáceres.

Después de comer un sabroso y suculento bocadillo, regresamos por la pista de tierra desde Nogal del Barranco a Guisando. Una vez en el pueblo, dimos un paseo para conocer sus calles y sus casas tradicionales. También tuvimos tiempo para tomar un café y dar un segundo paseo. El pueblo no es muy grande, así que casi sin darnos cuenta habíamos recorrido casi todas sus callejuelas.

Panorámica de Guisando, rodeado de bosques 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr1.jpg 

 

La lluvia obligaba a llevar un atuendo apropiado para no mojarnos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr2.jpg 

 

Callejeando por este pueblo abulense de la vertiente sur de Gredos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr3.jpg 

 

Una de las casas más antiguas y tradicionales del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr4.jpg 

 

Calles empinadas y rodeadas por una naturaleza desbordante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr5.jpg 

 

El color blanco tiñendo casi todas las viviendas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr6.jpg 

 

Una de las sonoras placituelas de Guisando

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr7.jpg 

 

El núcleo de Guisando es un pueblo pequeño pero con mucho sabor añejo. Sus callejuelas están atravesadas por varios arrollos que aportan un plus de belleza y de sonido al entorno. Tras un paseo por sus empinadas calles, buscamos un bar abierto para tomar un café. Lo encontramos en el centro del pueblo.

 

Un local tan castizo como el propio pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr8.jpg 

 

Tras el café, continuamos con el paseo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr9.jpg 

 

Otra de las casas más llamativas del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr10.jpg 

 

Sin parar de caminar, llegamos a las casas nuevas, de corte franquista

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr11.jpg 

 

Cuando nos quisimos dar cuenta habíamos recorrido casi todas las calles de este pequeño pueblo. Así que pensamos en regresar al coche para continuar con la excursión. Antes de nada, nos acercamos al río para tomar la última foto de este peculiar y recóndito pueblo de la provincia de Ávila.

 

Esta última imagen supuso la despedida de Guisando

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr12.jpg 

 

Cuando llegamos al coche echamos un vistazo al mapa de carreteras. Así planeamos el resto de la tarde. La idea era llegar a Candeleda, último pueblo de la provincia de Ávila para después introducirnos en la provincia de Cáceres. Poco a poco íbamos enebrando un recorrido más o menos circular alrededor de la Sierra de Gredos. Vamos, que al final las mini vacaciones de junio iban a tener un poco de todo: monte, naturaleza, pueblos, paisaje, cultura y también gastronomía.

 

Llegamos a Candeleda entre nubes y aguaceros

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr13.jpg 

 

Otra panorámica de la plaza principal del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr14.jpg 

 

Candeleda es un pueblo que ronda los cinco mil habitantes y que presume de ser uno de los núcleos ganaderos más importantes de la zona. Sus calles están salpicadas de numerosas casas balconadas poco frecuentes en el resto de la provincia de Ávila. A pesar de la lluvia, dimos un buen paseo por el casco histórico del pueblo.

 

Callejeando entre balcones de madera y agua

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr15.jpg 

 

Otra de las placituelas del pueblo de Candeleda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr16.jpg 

 

Paseando por el pueblo y buscando sus casas más llamativas y tradicionales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr17.jpg 

 

Así llegamos a la iglesia, de estilo gótico rural

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr18.jpg 

 

Candeleda: un pueblo engalanado por las flores y las plantas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr19.jpg 

 

El pueblo de Candeleda goza de un microclima que hace que de sus tierras un jardín florido y variado. A parte de tabaco, también es típico el pimentón, los kiwis y los árboles frutales. De la que estábamos paseando, encontramos una carnicería en la que entramos para comprar algo. Allí el tenedero nos invitó a probar el tasajo, trozos de carne adobados con pimentó de la zona y otras especias. Acabamos comprando unos trozos con la excusa de conocer la tradicion gastronómica de la zona.

 

Seguimos con el paseo todavía con el sabor del tasajo en el paladar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr20.jpg 

 

Otra de las peculiares calles de Candeleda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr21.jpg 

 

Y aquí una portada gótica convertida en ventana de una vivienda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr22.jpg 

 

Una de las calles principales, salpicadas de balcones de madera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr23.jpg 

 

Callejeando dimos con alguna que otra escena cotidiana del medio rural

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr24.jpg 

 

Después de algo más de una hora de paseo por Candeleda, llegamos a la conclusión de que habíamos recorrido casi todo el pueblo. Al menos ya habíamos pasado por todas las calles del casco histórico. Así que decidimos continuar con la ruta prevista. Antes de nada, y de camino al coche, volvimos a toparnos con otra escena cotidiana de Candeleda y de otros pueblos de la zona.

 

Los mayores de los pueblos, auténtica artesanía viva de la comarca

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zr25.jpg 

 

Llegamos al coche y pusimos rumbo a la comarca de la Vera. En apenas diez minutos estábamos en Extremadura dispuestos a conocer una de las comarcas más apartadas de esta comunidad. Pero esto será otra historia. Y es que sus pueblos valen otro capítulo a parte.

Gredos IV (Los Galayos o el sur entre nieblas)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 04-10-2010 en General. Comentarios (0)

Después de disfrutar de la cara norte de Gredos, tocaba conocer en primera persona la cara sur. Habíamos pasado la noche en Arenas de San Pedro y la idea era acercarnos, aquel ocho de junio, a Los Galayos. A pesar de que las predicciones de tiempo avisaban de un cambio y de la llegada de lluvias, optamos por hacer la ruta que discurre por este peculiar desfiladero. Al final, la niebla no nos dejó terminar la excursión, eso si, quedamos ensimismados con el paisaje y las agrestes agujas de esta zona de Gredos. Todo un acierto.

 

Aquella mañana volvimos a madrugar para aprovechar al máximo la jornada de monte. A eso de las ocho ya estábamos en pie y buscando un lugar para desayunar. Había que empezar con fuerzas la excursión. Tras las viandas, nos fuimos directos al pueblo de Guisando, desde donde parte esta excursión. Por delante teníamos casi siete kilómetros de ruta ascendente desde el área recreativa del Nogal del Barranco, a cuatro kilómetros del pueblo, hasta el refugio Victory.

 

A pesar del sol, la niebla marcaba un claro cambio de tiempo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs1.jpg 

 

La ruta se inicia entre bosques mediterráneos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs2.jpg 

 

La ruta de Los Galayos es más que recomendable. A parte del paisaje y las montañas en forma de aguja y rotas por la acción del hielo, la zona es muy interesante por su flora. Esta vertiente sureña nada tiene que ver con la gélida cara norte. Las flores y árboles que nos encontramos por el camino nos mostraron un gran tesoro biológico.

 

La niebla acaso dejaba entrever las primeras agujas del recorrido

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs3.jpg 

 

El empinado sendero asciende junto al río Pelayo y sus bosques

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs4.jpg 

 

Aquí una toma del mismo sitio pero mirando hacia el frente

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs5.jpg 

 

Un recorrido florido y de marcado caracter escalador

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs6.jpg 

 

Los Galayos son un grupo de agujas muy conocidas entre los escaladores. Nosotros no tuvimos la suerte de ver estas montañas con buen tiempo, pero por lo que nos dejó intuir la niebla, se trata de auténticas torres que llaman a ser trepadas. Habrá que volver algún día para probar suerte...

 

La niebla seguía marcando el devenir de la ruta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs7.jpg 

 

Curvas y contracurvas para salvar el desnivel

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs8.jpg 

 

Llegó un momento en el que la niebla no nos dejaba ver más que el camino

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs9.jpg 

 

Aunque el sol intentaba salir a través de las nubes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs10.jpg 

 

La mañana avanzaba y la niebla cada vez era más intensa. Pensamos seriamente en abandonar, pero al final optamos por seguir un poco más. Llegaríamos hasta donde la niebla no nos permitiese ver el camino. Al fin y al cabo el sendero, hasta el momento, no tenía pérdida y podría ser bien seguido en el caso de que las nubes continuasen bajando. Teníamos margen de maniobra, así que continuamos.

 

Según el mapa, debíamos estar muy cerca de Las Zetas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs11.jpg 

 

Cruzando el río Pelayo entre la intensa niebla

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs12.jpg 

 

Y un vistazo hacia abajo antes de atravesar el cauce

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs13.jpg 

 

Las Zetas es uno de los tramos más exigentes de este recorrido. El desnivel que salva la ruta completa ronda los 800 metros y es en esta parte cuando las rampas se hacen más fuertes. Para salvar la pendiente, el camino asciende haciendo zetas, de ahí el nombre de este lugar que la niebla no nos dejó disfrutar.

 

Las nubes cada vez eran más pesadas e intensas, la lluvia estaba cerca

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs14.jpg 

 

Montaña arriba por las zetas de los Galayos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs15.jpg 

 

Cuando llegamos al final de las zetas hicimos una parada. La niebla iba a más y el camino empezaba a estar menos marcado. Esperamos un rato con la ilusión de que las nubes desaparecerían para poder llegar hasta el refugio Victory, que aseguraba unas hermosas vistas de las agujas de la zona. No tardamos en tener una respuesta.

 

La niebla se disipó y pudimos atisbar Los Galayos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs16.jpg 

 

Aunque aquelló fue casi una alucinación

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs17.jpg 

 

Tan rápido como se fue, la niebla volvió a entrar en la zona

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs18.jpg 

 

Definitivamente estaba claro: La niebla no se iba a ir. Es más, cada vez teníamos más claro que aquella mañana nos íbamos a mojar. Así que optamos por bajar de las alturas para regresar al coche. Nos quedábamos con las ganas de conocer más de cerca estas peculiares montañas de Gredos. Pero haber continuado hubiese sido un poco temerario, más que nada porque no conocíamos el lugar.

 

Iniciamos una bajada marcada por la cautela y el vértigo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs19.jpg 

 

Vista vertical del desnivel de las zetas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs20.jpg 

 

Despacito y con buena letra, llegamos de nuevo al cauce del río

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs21.jpg 

 

Panorámica de un valle donde la vegetación está marcada por la altitudhttp://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs22.jpg 

 

Un vistazo atrás para ver si se iba la niebla

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs23.jpg 

 

Y otro vistazo hacia el horizonte que teníamos bajo nuestros pies

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs24.jpg 

 

Durante la bajada, la niebla dió una pequeña tregua. Aprovechamos para hacer una parada y contempar el lugar por el que habíamos ascendido. En las siguientes fotos se ven claramente las zetas y el refugio. También se ve lo cerca que quedamos de nuestro objetivo. Por suerte, hay más días que ollas para volver a intentarlo.

 

Vista general: las zetas y el refugio en el centro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs25.jpg 

 

La misma toma pero con zoom, para que quede más claro y visible

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs26.jpg 

 

Una de las llamativas agujas del recorrido, habrá que volver a escalar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs27.jpg 

 

La Guardia Civil sobrevolando la zona

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs28.jpg 

 

Cuando estábamos en las Zetas, oimos un ruido que nos llamó mucho la atención. Pensamos que era un helicóptero, pero que sería imposible verlo a causa de la niebla. Cuando las nubes se disiparon durante unos minutos durante la bajada, vimos como un aparato de la Guardia Civil sobrevolaba la zona. Se marcó un vuelo de infarto. Pegado a las montañas se acercó hasta el refugio, donde se posó poco más de un minuto. Luego sobrevoló el cañón de una manera increible. Debe ser flipante ver este valle y estas montañas a vista de pájaro.

 

Pozas en el río Pelayo, son mucho más grandes de lo que parece

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs29.jpg 

 

Pinos y sabinas marcando el límite del bosque

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs30.jpg 

 

Gredos, a parte de por sus montañas, es clave por sus endemismos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs31.jpg 

 

Casi sin darnos cuenta habíamos bajado desde los 1800 metros de altitud de las zetas hasta las proximidades del Nogal del Barranco, punto final de la ruta. La temperatura había bajado unos cuantos grados y el sol había desaparecido por completo. La lluvia estaba muy cerca. Por suerte, nosotros tampoco estábamos alejados del coche.

 

Un último vistazo al paisaje que rodea a Los Galayos, Gredos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs32.jpg 

 

Y un último detalle del bosque antes de llegar al coche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs33.jpg 

 

A un par de minutos del coche empezó a llover. Por suerte, habíamos decidido bajar en vez de llegar hasta el refugio. De haber tomado esta otra opción, hubiésemos llegado al coche calados hasta los huesos a pesar de la ropa de repuesto. Ya en el coche, nos planteamos qué hacer el resto de la jornada. Era la hora de comer, así que preparamos unos bocadillos mientras planeábamos una excursión para la tarde.

 

Al final, pusimos rumbo a Guisando

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zs34.jpg 

 

Tras la comida, optamos por conocer el pueblo de Guisando. Según la guía - mapa que teníamos de Gredos, las calles de esta localidad abulense bien merecían una visita. Luego nos acercaríamos a Candeleda, y después cruzaríamos a la provincia de Cáceres para visitar la comarca de La Vera. Aunque esto lo dejaremos para más adelante.