FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

melilla

Melilla y III, la frontera final

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 15-07-2010 en General. Comentarios (1)

Después de una larga espera, por fin me atrevo a terminar el recorrido que nos marcamos por Marruecos. Este capítulo será el último de Melilla y el último del viaje que nos llevó a conocer Fez, Meknes, Azrou y sus bosques de cedros. Las vacaciones tocaban a su fin después de pasar una noche en Melilla. Pero aún teníamos media mañana para despedirnos de la ciudad autónoma. Fue una jornada de despedida en la que también tuvimos la ocasión de conocer más de cerca el drama de la frontera entre Europa y África. Se podría decir que en esta última parte del viaje el modernismo dejó paso al chabolismo.

Después de una noche de tapeo bastante intensa, nos levantamos algo resacosos. Todavía no sabíamos en qué hora nos movíamos. Además, era nuestro último día de vacaciones antes de regresar a casa. Teníamos por delante unas cuantas horas antes de que nuestro avión con destino a Madrid partiese desde Nador.

 

Mañana de despedida entre edificios modernistas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx1.jpg 

 

Una última toma de la arquitectura unida a la publicidad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx2.jpg 

 

Nuestro avión partía a las seis de la tarde del aeropuerto de Nador, situado algo así como a hora y media de Melilla. El plan era dar un paseo de despedida por la zona moderna de la ciudad y otro por la zona antigua. A eso de las dos de la tarde dejaríamos la ciudad para acercarnos a la frontera. Desde allí teníamos que tomar un taxi hasta el aeropuerto. Si los cálculos no nos fallaban, tendríamos tiempo de dar un garbeo por las proximidades de la valla fronteriza.

 

De la zona moderna nos fuimos al puerto, próximo a la ciudad antigua

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx3.jpg 

 

Allí nos encontramos con un pequeño hombrecillo...

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx4.jpg 

 

Bordeando la muralla y buscando pasadizos secretos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx5.jpg 

 

De la que estábamos dando un paseo por la ciudad antigua, nos encontramos con el hombre que nos atendió en la oficina de turismo el día anterior. Una vez más hizo gala de su hospitalidad y nos animó a visitar los principales lugares de esta zona centenaria de Melilla. Sin su ayuda no hubiésemos comprendido el legado de las piedras.

 

Los antiguos aljibes donde se almacenaba el agua del puesto en el medievo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx6.jpg 

 

Luego nos introdujimos en la historia la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx7.jpg 

 

Como nos explicó nuestro hombre - guía, la antigua ciudad está formada por varias fortalezas. Cada una de ella sirvió para ampliar la defensa primitiva en distintas épocas. Si uno observa con detenimiento puede ver cómo se desarrolló un puesto creado para defenderse a si misma y abastecer a los navios españoles.

 

Representación histórica en el interior de la fortaleza melillense

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx8.jpg 

 

Diferentes puertas defensivas para evitar un ataque directo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx9.jpg 

 

En uno de los fosos, nos despedimos de la ciudadela

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx10.jpg 

 

Y en la cámara de comercio, dijimos adiós al Modernismo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx11.jpg 

 

La mañana pasó como un tiro. Cuando nos quisimos dar cuenta estábamos subidos en un autobús que nos llevó desde la plaza principal hasta la frontera de Beni Enzar. El viaje fue bastante peculiar. Fuimos prácticamente hacinados entre gritos y cosas similares. Fue como prepararnos mentalmente para llegar al barrio que hace de frontera con Marruecos. A partir de ahora el modernismo melillense iba a dejar paso al chabolismo. Opulencia y pobreza en apenas trescientos metros. Todo, claro está, separado por una valla de tres metros de alto.

 

Suciedad y comercios al por mayor, clásicos en el barrio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx12.jpg 

 

Aquí la gente compra y vende de todo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx13.jpg 

 

Tirar fotos en este lugar no fue tarea fácil. Por un lado estaba el miedo a que me dijesen algo. Además, lo que estábamos viendo era de tal crudeza que a veces paralizaba nuestros actos. Aun así, me colgue la cámara al cuello y disparé con disimulo. Quería que vieseis por vuestros propios ojos lo que allí se cuece.

 

Llegando a la frontera, al fondo, el puesto de policía

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx14.jpg 

 

Compra y venta al por menor

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx15.jpg 

 

Y también al por mayor

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx16.jpg 

 

Cuando llegamos a la frontera, dimos un paseo para conocer el ambiente. Allí pudimos ver como los hombres y mujeres de uno y otro lado de la valla cambiaban todo tipo de productos. La desigualdad era patente. Lo que para unos ya no tenía uso, para otros seguía teniendo vida: neumáticos, ropa, fruta en malas condiciones, electrodomésticos.... También abundan las tiendas al por mayor. Muchos marroquíes compran en Melilla productos que no existen o que son muy caros en su país. Las mantas, el papel higiénico y enseres de limpieza eran las piezas más preciadas.

 

El mercadillo se monta a pie de suelo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx17.jpg 

 

Cuando llegamos a la zona, la hora punta ya había terminado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx18.jpg 

 

Aunque todavía era posible ver a la gente rebuscando entre los restos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx19.jpg 

 

La valla, al fondo, se muestra altiva y marca las diferencias

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx20.jpg 

 

Lo que para unos es inservible, para otros es prácticamente un regalo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx21.jpg 

 

La cara más amarga de la frontera: la desigualdad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx22.jpg 

 

Al pasear junto a la valla da sensación de estar en una carcel

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx23.jpg 

 

Panorámica general del mercadillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx24.jpg 

 

Otra toma más de la rebusca

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx25.jpg 

 

Mujeres preparándose para hacer un viaje

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx26.jpg 

 

Las gentes de la frontera, principalmente los marroquies, suelen trabajar como mulas humanas. Cada día realizan varios viajes a través de la valla portando fardos de más de 40 kilos. Con el peso a su espalda, rodando o como puedan, llevan la mercancía a su país por uno cuantos euros. Es su manera de subsistir.

 

Apatrullando la ciudad de Melilla, al otro lado de la valla, Marruecos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx27.jpg 

 

Escena cotidiana en los alrededores de la frontera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx28.jpg 

 

Aquí todo vale para transportar mercancía

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx29.jpg 

 

La verdad es que este lugar impresiona. A mi, personalmente, lo que más me llamó la atención es cómo en apenas unos metros la vida puede cambiar tanto. A un lado de la frontera, Melilla, Europa, el mundo occidental y el capitalismo. Al otro lado, todo lo contrario: Marruecos, la pobreza y todo lo que ella conlleva. El mundo no es civilizado.

 

Cruzar la frontera fue otro de esos momentos que no se olvidan. De nuevo fuimos ciudadanos de primera con un pasaporte comunitario. Evitamos colas pero no nos salvamos de un peculiar reconocimiento médico. Entramos en una habitación, un hombre nos dijo que nos colocásemos unos segundos frente a una máquina que podía ser un scaner o una sandwichera y listo. Sellaron nuestros pasaportes, preguntas por ser periodistas y de nuevo en Marruecos. El cambio es abismal.

 

En esta foto, la cara marroquí de la frontera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx30.jpg 

 

Mismo lugar pero mirando hacia Melilla

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx31.jpg 

 

Nada más cruzar la frontera nos fuimos directos a la parada de taxis. Allí preguntamos para ir al aeropuerto y negociamos el precio. Nos pedían 150 dirhams, pero logramos sacar el viaje por 140. Era eso o nada. Le dimos al conductor todo lo que llevábamos en la cartera. Después de casi una hora de viaje, llegamos al aeropuerto.

 

Foto conmemorativa en el aeropuerto, donde comimos unos bocatas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx32.jpg 

 

Tras los controles y el embarque sobrevolamos Marruecos y el Mediterráneo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx33.jpg 

 

El viaje había tocado a su fin. Sin embargo todavía teníamos por delante un largo camino hasta casa. Llegamos a Barajas a eso de las nueve de la noche. Buscamos un lugar para cenar barato y a media noche tomamos un autobús hasta Oviedo. Llegamos a Asturias a las seis de la mañana. Fueron a recogernos y nos dejaron, prácticamente, en la misma cama. Tuvimos que aprovechar el día para dormir y descansar a fondo. A la mañana siguiente tocaba trabajar. Semanas después, todavía continuábamos digeriendo las vacaciones.

Melilla II, Modernismo a raudales

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 12-05-2010 en General. Comentarios (0)

Las primeras horas que pasamos en Melilla nos sirvieron para conocer una ciudad repleta de historia. A parte de pasear por su parte antigua, también tuvimos tiempo de dar con varios edificios modernistas muy interesantes. Y es que, como reza su lema, la ciudad es una mezcla de historia y modernidad. En esta segunda parte nos dedicamos íntegramente a conocer la Melilla modernista.

 

Después de comer y tomar un café, pensamos que había llegado el momento de dedicarnos en cuerpo y alma al modernismo. Así que fuimos escrutando todas y cada una de las calles del ensanche de Melilla. Quizás este capítulo sea un poco monótono, pero creo que es la mejor manera de conocer la variedad y cantidad de edificios modernistas que atesora esta ciudad. No habrá mucho texto, así que disfruten de las fotos.

 

Ventanas y carteles, la nueva modalidad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv1.jpg 

 

Los primeros pasos por la ciudad ya nos habían descubierto un increible legado arquitectónico de primeros del siglo XX. Ahora solamente teníamos que repasar los cientos de edificios de este estilo que tiene Melilla. Para hacer más llevadero el repaso, optamos por retratar algo más que las ventanas, las fachadas o los detalles. También haríamos incapié en los carteles publicitarios que nos encontrasemos.

 

Modernismo conjugado con comida rápida

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv2.jpg 

 

Otra creativa fachada con su correspondiente tienda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv3.jpg 

 

Peculiares adornos o el negocio de Vicente Martinez

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv4.jpg 

 

Una balconada impactante en formas y colores

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv5.jpg 

 

En Melilla, hasta la mezquita es Modernista

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv6.jpg 

 

Paseando por las calles del barrio musulmán

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv7.jpg 

 

Una confección de ventanas diferentes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv8.jpg 

 

Detalles decorativos en un soportal

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv9.jpg 

 

Aquí un balcón que nos dejó sin palabras

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv10.jpg 

 

A parte de los detalles, buscábamos la visión de conjunto arquitectónico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv11.jpg 

 

Así como la panorámica de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv12.jpg 

 

Los detalles y los carteles llenaban las calles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv13.jpg 

 

En este caso prima más la publicidad que el edificio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv14.jpg 

 

Interior de la casa Melul, tan llamativa como su portada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv15.jpg 

 

Monumento a los héroes de España ¿al fondo hay una bandera tricolor?

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv16.jpg 

 

Más detalles ornamentales entre vinos y carteles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv17.jpg 

 

Otro de los edificios más señeros de Melilla

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv18.jpg 

 

El recorrido nos estaba dejando con los ojos como platos. Llegó un momento que parecíamos auténticos asiáticos, cámara en ristre, disparando a uno y otro lado. La ciudad nos estaba dejando casi sin palabras. Era como pasear por una urbe completamente modernista. A cada paso y en cada edificio había un detalle significativo o diferente. Lo peor de todo, es que muchas de estas casas están deshabitadas y en un cuestionable estado de conservación.

 

El curioso binomio entre ventanas y publicidad seguía dando sus frutos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv19.jpg 

 

Otra visión de conjunto del modernismo melillense

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv20.jpg 

 

Los edificios de Melilla rebosan formas y colores

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv21.jpg 

 

Creo que no vimos tres ventanas iguales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv22.jpg 

 

Una farmacia tan modernista como la propia ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv23.jpg 

 

La mayoría de las construcciones modernistas se levantan en una zona muy fácil de caminar. Se trata del ensanche realizado en la ciudad durante su apogeo. Son calles perpendiculares donde los edificios de corte moderno son los protagonistas. Después de recorrer esta zona, nos fuimos hasta el Parque Hernandez. En sus proximidades, según lo que nos había comentado el informador turístico, también nos encontraríamos buenos ejemplos de arquitectura Art - Deco.

 

Mezcla de culturas y de estilos, también en el parque

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv24.jpg 

 

Un edificio mucho más moderno que también llamó nuestra atención

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv25.jpg 

 

No toda la ciudad es modernista, a la imagen me remito

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv26.jpg 

 

La plaza de toros, de corte neobarroco

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv27.jpg 

 

Una toma más de carteles y detalles decorativos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv28.jpg 

 

Un par de elefantes aguantando la fachada de una casa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv29.jpg 

 

La ciudad continuaba sorprendiéndonos gratamente

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv30.jpg 

 

Era como si las viviendas modernistas no tuviesen fin

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv31.jpg 

 

Tendríamos que hacer una parada para no desfallecer

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv32.jpg 

 

Con tanto modernismo estábamos casi mareados

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv33.jpg 

 

Estábamos a punto de enloquecer

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv34.jpg 

 

Quisimos apurar las últimas horas de luz de la tarde antes de dar por finalizada nuestra peculiar ruta del modernismo por Melilla. Cuando el sol se metió nos dedicamos a repasar lo visitado y a conocer los bares y tabernas de este rincón de España en África. Después de unos cuantos días de abstinencia, teníamos la posibilidad de tomar unas cuantas cañas y conocer, de paso, la cultura de las tapas. Así lo hicimos. Fue una manera de celebrar el cumpleaños de Myriam por todo lo grande.

 

Un brindis por el Komando Gorteak en Melilla

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv35.jpg 

 

Entre caña y caña, nos asomamos a la iglesia del Sagrado Corazón

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv36.jpg 

 

Era lunes, así que nos encontramos con muchos bares de tapas cerrados. Aun así conseguimos hacer una buena ruta por la ciudad. Al final, en cada establecimiento que entrábamos, preguntábamos por más lugares para tomar tapas. Acabamos en el único bar que encontramos abierto pasadas las diez de la noche. Allí charlamos amistosamente con sus dueños. Ellos nos contaron lo bien que conviven las disintas religiones en la ciudad y lo aislados que a veces se sienten de la península. También comprendimos el alto nivel de vida de la ciudad: la mayoría de sus habitantes son asalariados del Estado: militares, policías locales, de proximidad, nacionales, guardias civiles, personal de los ministerios, del puerto, de Delegación de Gobierno....

 

Otra cañita y otro par de tapas, que tienen una pinta...

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cv37.jpg 

 

La noche acabó con alguna que otra laguna. Eso si, nos divertimos de lo lindo. Fue una manera de festejar nuestra llegada a Melilla y una manera de despedirnos del viaje por Marruecos. Al día siguiente, tendríamos la mañana para decir adiós a la ciudad autónoma antes de volar a Madrid desde Nador. A nuestro pesar, el recorrido por Marruecos con incursión en terreno melillense tocaba a su fin.