Ribadeo - Navia por la costa y en bici (Asturias)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 11-11-2010 en General. Comentarios (5)

A principios de verano me encargaron hacer un reportaje sobre la senda costera en el occidente de Asturias. La idea era recorrer los 65 kilómetros de costa que separan Vegadeo de Navia. Como no tenía mucho tiempo para hacer esta senda, opté por hacer todo el recorrido del tirón y en bicicleta. Durante todo el trayecto el olor a salitre del Cantábrico fue más que intenso. Ya sea a pie o en bicicleta, esta ruta es una de las mejores maneras de conocer la costa más occidental de Asturias.

 

A las once de la mañana llegue en coche a Tapia de Casariego, en mitad del recorrido. Aparqué y me fui directo a la oficina de turismo, donde conseguí información de la senda. Compré algo de comida y empecé a pedalear. La primer etapa me llevaría hacia el occidente y hasta Vegadeo, en la frontera con la provincia de Lugo.  

 

Inicio en las proximidades de la playa de Tapia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl1.jpg 

 

Los campos de maíz fundiéndose con los pueblos de carácter rural

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl2.jpg 

 

Este tramo de senda costera no tiene pérdida. Trasncurre en su mayoría por caminos vecinales con un firme aceptable. Únicamente me tocó cargar con la bici al hombro en una ocasión. Además, el recorrido está bien señalizado. Solo hay que dejarse llevar y disfrutar de los paisajes costeros.

 

Tras unas cuantas pedaladas se llega a la playa de Penarronda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl3.jpg 

 

Un arenal declarado Monumento Natural

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl4.jpg 

 

Después de llegara a esta enorme playa, la senda entra en uno de sus recorridos más espectaculares. A partir de este punto se suceden los acantilados y las calas solitarias. El camino casi sobrevuela la costa.

 

Una de las panorámicas de la ruta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl5.jpg 

 

La bajamar me permitió ver todas las playas en su máxima expresión

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl6.jpg 

 

Cicloturistas en la senda con el Cantábrico y la mariña lucense al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl7.jpg 

 

Ganado, la ría del Eo, el puente de Los Santos y Ribadeo (Lugo) 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl8.jpg 

 

La senda costera a su paso por la playa de Arnao

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl9.jpg 

 

En el núcleo de Figueras finaliza la primera parte de este recorrido. Hasta aquí es posible realizar la ruta en bicicleta. Pero de Figueras a Vegadeo, las pistas se convierten en sendero. Es posible ciclar todo el recorrido. Eso si, habrá que cargar un par de veces o tres con la bicicleta, sobretodo por las escaleras. Desde aquí, la ruta deja el Cantábrico para ocuparse de la ría del Eo. Aun así las vistas y las panorámicas compiten con las que se tienen en la primera parte de esta ruta costera.

 

Mariscadores trabajando en la ría del Eo durante la bajamar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl10.jpg 

 

El camino también se mezcla con la zona boscosa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl11.jpg 

 

Pero desde Figueras, lo que predomina es la omnipresente ría del Eo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl12.jpg 

 

Otra toma del sendero que discurre junto a la ría

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl13.jpg 

 

Desde que salí de Tapia hasta que llegue a Vegadeo habían transcurrido unas tres horas. Me fui directo a la estación de autobuses y allí esperé comiendo chocolate, barritas energéticas y frutos secos. Luego tomé un bus que me llevó a Tapia. Allí busqué un bar con wifi y mandé el primero de los reportajes sobre la senda costera del occidente. Cuando terminé, me fui a realizar la segunda parte de la senda. Las pedaladas me llevarían desde Tapia de Casariego a Navia después de 35 kilómetros con rumbo hacia el oriente.

 

Islotes marinos en las proximidades de Tapia y en dirección a Navia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl14.jpg 

 

Ciclando entre pinos y eucaliptos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl15.jpg 

 

Este tramo de senda tampoco tiene pérdida. Está señalizado y discurre por caminos de buen firme. Se puede realizar a pie y en bicicleta. Además es posible dividir el recorrido en dos partes de unos 14 kilómetros cada una. La tarde seguía avanzando, así que no tuve mucho tiempo para detenerme.

 

La rasa costera de Tapia fundiéndose con el Cantábrico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl16.jpg 

 

Panorámica del tramo de senda costera entre Tapia y Navia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl17.jpg 

 

Prestando atención a la señalización

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl18.jpg 

 

Este tramo de senda permite conocer parte de la costa occidental de Asturias más ignota. Abundan los miradores, los restos históricos en forma de castro y los acantilados. La tranquilidad es otra de las características que marcan este sendero.

 

El estuario del río Porcía, como un tesoro oculto descubierto desde la senda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl19.jpg 

 

Siguiendo el fluir y el sonido del río

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl20.jpg 

 

La senda en las proximidades de Viavelez

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl21.jpg 

 

El puerto pesquero de Viavelez, en el concejo de El Franco

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl22.jpg 

 

El cansancio se iba acumulando en mis piernas y todavía quedaba la mitad del recorrido por cubrir. Pero eso no fue lo peor. Pinché una rueda y me las vi y me las desee para llegar a Navia. Unos compañeros del pedal que me encontré en Viavelez me dieron una cámara y me hincharon la bici. Con las prisas me fui sin repuestos y sin bomba. Así que sería cuestión de ir acercándome a Navia como fuese y parando en las gasolineras para recuperar el aire perdido. Vamos, toda una peripecia.

 

A todas estas, el sol no dejaba de caer y caer

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl23.jpg 

 

La senda a su paso por la playa de Cambaredo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000zl24.jpg 

 

A partir de este momento me centré en pedalear lo más rápido posible para encontrar una gasolinera. Así que no hice muchas más fotos. Después de rodeos y kilómetros de carretera nacional llegué a Navia sano y salvo. Con la noche más que caida tome un autobús que me dejó de nuevo en Tapia. Cargue la bici en el coche y regresé a San Esteban, donde me esperaba una suculenta cena a base de pasta y la cama.