FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

burgos

4 días con los 5 sentidos a prueba

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 13-02-2008 en General. Comentarios (5)

Este viaje es de hace tiempo, otoño de 2006. Os lo subo por lo trepidante que fue y porque siempre es bueno recordar de vez en cuando. Teníamos 4 días enteros por delante que aprovechamos al máximo. Hubo de todo. Desde bosques atlánticos a desiertos, pasando por aguas termales y pueblos tradicionales. En principio queríamos visitar Navarra, pero al final acabamos pasando por La Rioja, Soria, Burgos y Cantabria.Todo un recorrido para 4 días en los que los cinco sentidos estuvieron a prueba intensamente.

 

SABADO, llegamos a Urbasa (Navarra)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa1.jpg 

 

Uno de los hayedos más mágicos que conozco

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa2.jpg 

 

Lo mejor de la mañana fueron los colores y las formas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa3.jpg 

 

Asomado al balcón (abismo) de Pilatos.

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa4.jpg

 

Aquella noche la pasamos donde solemos dormir cuando nos dejamos caer por este mágico y recomendable bosque. Miramos la lumbre y observamos las estrellas pasar.

 

Entretenida velada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa5.jpg 

 

DOMINGO, por los alrededores del barranco de Basaura (Navarra)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa6.jpg 

 

El día fue más tranquilo que el anterior. Aprovechamos para acercarnos a Estella, donde nos reencontraríamos con Marta y abandonaríamos a Jon, nuestro hombre - amigo del otoño. Nosotros seguimos ruta.

 

One fotico of Estella

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa7.jpg 

 

De camino a la ribera navarra hicimos una parada en Dicastillo City

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa8.jpg 

 

LUNES, amanecemos en Tudela tras una noche de vinos y callejuelas.

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa9.jpg  

 

Y nos fuimos hasta el lejano oeste...

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa10.jpg 

 

Bardenas Reales, un desierto en Navarra

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa11.jpg

 

La ruta, junto al Ebro, nos llevó a Autol (La Rioja)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa12.jpg 

 

Después de alucinar un poco con estas formaciones rocosas conocidas como el picuezo y la picueza nos dejamos caer por Arnedillo. Allí nos dimos un buen baño termal en las pozas naturales y públicas. Pocas han sido las veces que estuve en La Rioja y no me dejé caer por estas aguas. Toda una delicia.

 

El tercer día de viaje estaba siendo completito, pero teníamos que ir pensando en subir a Asturias. Lo hicimos, tras una decisión sobre la marcha, acercándonos primero a Soria, siguendo la ruta de los dinosaurios.

 

Yanguas (Soria), detenido en el tiempo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa13.jpg 

 

En este núcleo soriano comimos un plato combinado al hornillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa14.jpg 

 

En Soria, paseamos junto al Duero para bajar la comida

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa15.jpg 

 

No tuvimos mucho tiempo para saborear la ciudad, pero volveremos.

 

Aquella noche dormimos en Masa (Burgos)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa16.jpg 

 

MARTES, amanecemos cerca de los cañones del Ebro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa17.jpg 

 

Orbaneja del Castillo (Burgos)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa18.jpg 

 

Una de las muchas joyas rurales de la provincia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa19.jpg  

 

Colegiata de San Martín de Elines (Cantabria)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa20.jpg 

 

Siguiendo el rio Ebro llegamos a su nacimiento en Fontibre (Cantabria)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa21.jpg 

 

La nieve de las montañas del alto Campoo se filtra entre las rocas. El agua surge más abajo por la cueva que veis en la foto de arriba. Casi mil kilómetros después el Ebro desemboca en el Mediterráneo con el mayor caudal de España. Cosas de la naturaleza.

 

Panorámica del Parque Natural del Saja - Besaya (Cantabria)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa22.jpg 

 

Nos acercamos, tras bajar el pueto de Palombera, a Carmona http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa23.jpg 

 

Y el tiempo se detuvo de nuevo en este viaje

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa24.jpg 

 

Arquitectura tradicional en Carmona (Cantabria)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa25.jpg 

 

De nuevo en Asturias, un baño para celebrarlo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa26.jpg 

 

Playa de Cuevas del mar, punto final del viaje

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa27.jpg 

 

Dejamos caer el sol y volvimos a casa asimilandohttp://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa28.jpg

 

Hasta las fiestas de Bilbo pasando por cinco provincias

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 15-01-2008 en General. Comentarios (3)

De Muros de Nalón (Asturias) a la semana grande de Bilbao. Este era el itinerario previsto para el fin de semana del 18 y 19 de diciembre. Teníamos algo más de un día para llegar asi que aprovechamos para ir por carreteras secundarias. Asturias, Cantabria, Palencia, Burgos y Álava fueron las provincias que atravesamos descubriendo pueblos de gran belleza. En Bilbo nos recibió "Mari Jaia".

 

Lo que en un principio se planeó como un viaje a las fiestas de Bilbo, se convirtió en una aventura por parejes recónditos de varias provincias del norte de España. Era sábado 18 de agosto y teníamos tres días de descanso. Había muchas ganas de ir a la ciudad que nos acogió durante nuestra época universitaria, y más si era las fiestas. Pero existía un pequeño inconveniente. Ese mismo sábado comenzaba la semana grande, y a buen seguro que la ciudad estaría a rebosar. Nosotros queríamos descansar del trabajo semanal antes de meternos una buena fiesta. Optamos por aprovechar ese día para viajar, y el domingo para disfrutar la Aste Nagusia.

 

Nos pusimos en marcha por la mañana y sin un rumbo marcado. El viaje se iría fraguando poco a poco y dependiendo de las circunstancias. Lo más fácil hubiera sido recorrer toda la cornisa cantábrica y llegar a Bilbo en tres horas. Aquél día tardamos unas 36 horas pero el recorrido fue de libro.

 

Por la A-8 nos dirigimos hasta Unquera (Cantabria). Allí decidimos bajar hasta Potes atravesando el desfiladero de la Hermida por la N-621. De la que circulábamos entre altos paredones y a orillas del río Deva apareció ante nosotros una desviación por una carretera local. Sería la primera que tomaríamos ese día, y la que marcaría el sino del viaje. Fue tan solo el comienzo.

 

Llegamos a San Esteban

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/a.jpg 

 

Tras cuatro kilómetros por una carretera vertiginosa llegamos a este pequeño núcleo que fue galardonado como Pueblo Ejemplar de Asturias. Calles empedradas, arquitectura tradicional y unos paisajes de ensueño.

 

Panorámica con los Picos de Europa al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aa.jpg 

 

Seguimos un sendero buscando un área recreativa para comer, y lo encontramos.

 

Haciendo hambre

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/ab.jpg 

 

Un restaurante de lujo con vistas de infarto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/abb.jpg

 

Tras repostar fuerzas con carnes de la tierra bañadas con vino dimos un paseo por los alrededores de este área recreativa enclavada en pleno bosque y con los Picos de Europa siempre vigilando.

 

Arco Natural

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aba.jpg

 

"Hayeando" en San Esteban

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/ac.jpg

 

Bajamos del área, regresamos a San Esteban y optamos por seguir la serpenteante carretera hasta el último pueblo. En Cuñaba nos encontramos un bar abierto en un entorno de silencio y tranquilidad absoluta (también era la hora de la siesta). A falta de café tomamos un refresco.

 

En el bar Sanchez de Cuñaba

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/ad.jpg    

 

Tras el refrigerio continuamos con el viaje. Volvimos a la carretera nacional y llegamos hasta Potes. Ya conocíamos el lugar, así que optamos por subir el puerto de Piedrasluengas por la carretera Ca-184. A mitad de camino nos desviamos a Caloca, un pueblo de montaña con mucho sabor y gran atractivo.

 

Alejados del paso del tiempo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/af.jpg 

 

Niños jugando en Caloca

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/ag.jpg 

 

Arquitectura popular

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/ah.jpg

 

Casas de piedra y madera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/ai.jpg  

 

Uno de los pueblos con más encanto de Cantabria

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aj.jpg 

 

Personalmente llevaba mucho tiempo sin encontrarme con uno de esos pueblos que se quedan marcados a fuego. Caloca sin duda fue uno de esos destinos que te animan a seguir conociendo e indagando. Apartado, en la montaña cántabra y todavía lejos del turismo masivo. Una pequeña joya. Continuamos el viaje entre nubes.

 

Lo único que nos dejó ver la niebla subiendo el puerto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/ak.jpg 

 

A caballo entre Palencia y Cantabria

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/al.jpg 

 

Fue una lástima que al llegar al alto que separa Cantabria de Palencia el cielo no estuviera despejado. Las vistas tienen que ser expectaculares.

 

Bajando el puerto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/am.jpg

 

La noche iba acercándose peligrosamente y todavía no teníamos decido en que lugar íbamos a dormir. Bajamos el puerto por tierras palentinas hasta que encontramos el desvío hacia el Valle de Redondo. Pensábamos que por allí encontraríamos un lugar en el que poder plantar la tienda de campaña.

 

Panorámica del valle de Redondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/an.jpg

 

En Santa María de Redondo terminaba la carretera. Ningún sitio nos cautivó para pasar la noche. Miramos en los alrededores de la iglesia de Tremaya y ahí donde comenzaba la ruta hasta el nacimiento del río Pisuerga. Nada nos convencía.

 

Colegiata románica de San Salvador de Cantamuda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/ao.jpg   

 

Palencia es muy rica en arte románico. La montaña palentina esconde numerosos templos de gran valor, principalmente en entornos rurales. La comarca de la Pernia no se queda atrás en este aspecto. En esta iglesia también probamos suerte, pero finalmete decidimos bajar hasta Aguilar de Campoo, donde encontramos un camping a eso de las once y pico de la noche. Montamos la tienda y a la mañana siguiente aprovechamos para visitar una de las iglesias románicas de Aguilar de Campoo.

 

Iglesia de Santa Cecilia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/ap.jpg 

 

Uno de los capiteles más significativos del templo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aq.jpg 

 

Una mujer se encargó de contarnos la historia de la iglesia. Nos ofreció numerosos datos y señas para entender los capiteles de la iglesia. También nos contó como se intentan mantener en pie estas joyas artísticas y nos recomendó varias iglesias cercanas. Era domingo, teníamos mucho camino por delante y optamos por seguir hacia Bilbao. De Aguilar de Campoo subimos hasta Reinosa y desde allí continuamos por la Ca-175 recorriendo la orilla norte del primer embalse del recién nacido Ebro. 

 

Bordeando el emblase del Ebro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/ar.jpg

 

Nuestro siguiente destino sería el Ojo Guareña, en la provincia de Burgos. La carretera no engañaba y las señales no dejaban duda alguna. Bilbo estaba más cerca, pero aún nos quedaban cosas por descubrir.

 

Casualidad o coincidencia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/as.jpg  

 

Por la merindad de Sotocueva

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/at.jpg 

 

Nos íbamos acercando a nuestro siguiente destino natural. De camino y tras varios cambios de carretera habíamos atravesado otra Merindad (modo de agrupación supramunicipal común y tradicional en Burgos), la de Valdeporres.

 

Llegamos a Ojo Guareña

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/au.jpg 

 

Fuimos a este Monumento Natural burgalés creyendo que íbamos a ver un arco natural como el que el día anterior habíamos encontrado en Cuñaba. Sin embargo nuestra sorpresa fue enorme al descubrir que donde nos encontrábamos era el conjunto de cuevas más grande de la Península. Ojo Guareña es el nombre que que se le dá al sumidero por el que desaparecen las aguas formando kilométricas galerías en la zona.

 

Abajo el río que metros abajo desaparece

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/av.jpg 

 

¡Qué me den una tila!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aw.jpg 

 

El lugar es sobrecogedor. Entre paredes prácticamente verticales se acumulan numerosas especies botánicas. En los alrededores del río las cuevas producidas por la erosión son sólo un anticipo de lo que vendrá después.

 

Desde una de las cuevas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/ax.jpg 

 

Tras ver el sumidero y comprobar que el río desaparecía subimos a una iglesia incrustrada en la roca situada pocos metros más arriba. En este lugar es posible visitar la cueva, algo que nosotros hicimos.

 

Iglesia rupestre donde también se realizan romerías

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/ay.jpg 

 

Entrada a la cueva

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/az.jpg

 

Hay que pagar por la entrada y no están permitidas las fotografías. No obstante es muy recomendable la visita. La explicación del guía y una proyección audiovisual nos ayudan a saber mucho más de estas cavidades que sirvieron incluso de Ayuntamiento. La visita finaliza con la entrada a la iglesia, que tiene todo el techo cubierto de frescos en los que se narran los martirios de San Tirso.

 

Torre medieval de Espinosa de los Monteros

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/aza.jpg  

 

Las horas iban pasando, asi que de Ojo Guareña continuamos hasta Espinosa de Los Monteros. Conocíamos la zona de otro viaje que hicimos por los puertos de Estacas de Trueba, la Sia y Lunada, asi que nos preferimos ir por otra carretera desconocida hacia el valle de Mena, donde dicen que nació Castilla.

 

Villasana de Mena (Burgos) 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bb.jpg 

 

Detalles de una puerta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bc.jpg 

 

Panorámica del valle de Mena

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bd.jpg 

 

Sin duda el recorrido por la Cl-629 mereció la pena. En la capital, Villasana, aprovechamos para tomar un vermout y recoger información para próximas escapadas. La zona ofrece muchas posibilidades y un paseo por el pueblo nos sirvió para descubrir blasonadas y balconadas casas entre calles empedradas y torres medievales. Pero el viaje aún nos depararía más sorpresas.

 

Entramos en el País Vasco por Álava

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/be.jpg 

 

Casi sin querer llegábamos a la quinta provincia de este viaje. Entrábamos en el País Vasco, pero lo hacíamos por Álava. Son cosas que tienen los viajes "desorganizados".

 

Artziniega, parada alavesa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bf.jpg 

 

Allí preparamos la comida

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bg.jpg 

 

Y paseamos por sus callejuelas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bh.jpg 

 

Tomando el fresco en la iglesia del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bj.jpg 

 

El empedrado animaba a bajar la comida

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bi.jpg

 

Un café en este pueblo alaves y continuamos la ruta hasta Balmaseda. De allí a Bilbao lo haríamos del tirón. Una vez en la capital vizcaina aparcamos y nos fuimos a dar un paseillo para retomar el contacto con la ciudad.

 

Bilbo estaba ya a un paso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bl.jpg 

 

No podía faltar el casco viejo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bm.jpg 

 

Ni la plaza del Arriga con la fiesta a pie de calle

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bn.jpg  

 

El ambiente festivo se palpaba, pero nosotros quisimos recorrer la ciudad que hacía unos cuantos años había sido nuestra casa. Muchas cosas habían cambiado.

 

Plaza de Bizkaia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bo.jpg

 

Indautxu irreconocible...

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bp.jpg  

 

Ya nada era igual a orillas de la ría

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bq.jpg 

 

Las fuentes también estaban de celebración

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/br.jpg 

 

Uno de nuestros parques para descansar de la caminata

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bs.jpg 

 

Mirando al cielo de Bilbao

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bt.jpg 

 

Al loro con la pintada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bu.jpg 

 

La hora de la fiesta se iba acercando y aprovechamos que estábamos en Bilbo para hacer una buena ruta por los principales bares de "txikiteo". No faltó la taberna del "champi", unos cuantos de la calle Somera y muchos,muchos más.

 

Ambiente festivo en el Arenal

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bv.jpg 

 

La noche fue pasando y los vinos cayendo uno tras otro. Aquella noche dormiríamos en el siempre agradable "Restaurante Iñaki", en Soloconleche. Tomaríamos unas degustaciones con David (que tenía que currar) con Unai (que estaba currando) y con Vero (que también tenía que trabajar al día siguiente).

 

Fuegos artificiales junto a Soloconleche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/bw.jpg 

 

Como nosotros descansábamos el lunes, aprovechamos para vivir a degüello la noche. Nos llovió un poco, pero todo estaba en su justa medida. No había mucha gente, sobraba el ambiente y la Aste Nagusia no había echo nada más que comenzar. Al final la velada se unió con el amanecer una vez más.

 

A la mañana siguiente antes de volver a Asturias pasamos por Armintza, un pueblo costero de Bizkaia que aún no conocíamos. La verdad es que en comparación a los muchos pueblos pesqueros del País Vasco, éste no ofrecía ningún atractivo.

 

De vuelta a casa hicimos una parada en Santillana del Mar y otra en los Bufones de Pria, ya en Asturias. El regreso fue mucho más tranquilo, y el viaje, para enmarcar.