FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

barcelona

Una última mañana en Barcelona

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 12-01-2009 en General. Comentarios (2)

Después de día y medio en Barcelona y todavía con muchas cosas por ver, el viaje por Cataluña iba tocando a su fin. Aquella mañana fueron las últimas horas en la capital Condal, que aprovechamos para visitar alguna que otra cosa que se nos había escapado de la parte antigua. Hace falta mucho tiempo para conocer todo lo que ofrece la capital catalana, pero no nosotros nos tuvimos que resignar con este pequeño viaje que esperemos tenga continuidad. La mañana pasó volando.

Nuestro avíón salía a las diez de la noche de Reus, por lo que todavía teníamos unas cuanas horas por delante para aprovechar la estancia condal. Como habíamos gastado el bono del metro, pasamos de salirnos del casco antiguo y optamos por recorrer lugares que nos habíamos dejado en el tintero durante las anteriores 36 horas.

 

Salimos del albergue para pasear una vez más por el barrio gótico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn1.jpg 

 

La mañana de aquel martes estaba más bien desapacible. Hacía frio y llovía, por lo que no pudimos aprovechar tanto como hubiésemos querido. No obstante la jornada fue productiva y sirvió para quedar definitivamente prendados de esta ciudad a la que seguramente volvamos en otras ocasiones.

 

Seguíamos disfrutando del modernismo catalán

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn2.jpg 

 

Y paseando por las famosas Ramblas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn3.jpg 

 

Nos encontramos con la Casa Figueras

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn4.jpg 

 

La verdad es que el primer objetivo de la mañana era llegar hasta el Mercado de la Boquería, que habíamos visto de noche y sin ambiente. El paseo nos sirvió para tomar un último contacto con el día a día barcelonés entre Las Ramblas y la zona gótica. Esó sí, después del descubrimiento del modernismo catalán, nuestros ojos se iban directamente a todo aquello que rebosara imaginación y buen hacer dentro de la urbe.

 

En la Boquería también hay vidrio y hierro, elementos claramente modernistas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn5.jpg 

 

Desde el mercado, y tras husmear por todos sus puestos, nos acercamos de nuevo al Palau de la Música. El edificio nos había ensimismado la noche anterior, pero queríamos verlo a la luz del día para saborear sus detalles escondidos. Tampoco pudimos hacer una visita guiada, asi que nos conformamos con admirar su exterior.

 

Detalles de la fachada principal del Palau de la Música

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn6.jpg 

 

Continuamos el paseo por calles y pasajes hasta entonces desconocidos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn7.jpg 

 

Mientras el modernismo seguía haciendo de las suyas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn8.jpg 

 

La casa de las mantas iluminando la oscura mañana

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn9.jpg 

 

Sin comerlo ni beberlo nos dimos cuenta de que estábamos transitando por la denominada ruta modernista, un recorrido por las principales muestras de este estilo en la ciudad condal. Como no teníamos otra cosa mejor que hacer, continuamos el sendero marcado por puntos rojos disfrutando a cada paso.

 

Hasta el Corte Inglés tiene algo de Modernismo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn10.jpg 

 

Así llegamos a la fuente de Canaletas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn11.jpg 

 

Siguendo los pasos neogóticos de la ruta del Modernismo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn12.jpg 

 

La Navidad a punto de llegar y yo con estos pelos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn13.jpg 

 

El Palau de la Música visto dese lo lejos también es un derroche imaginativo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn14.jpg 

 

A estas alturas seguía lloviendo en BCN

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn15.jpg 

 

La mañana iba avanzando y con ella las nubes. Tuvimos que resguardarnos de un chaparrón en un bar de los típicos, donde aprovechamos para tomarnos un café calentito. Habíamos visto más de lo que nos esperábamos, pero teníamos que continuar con la ruta. Dejamos seguir nuestros pasos por las calles y callejones del barrio Gotic, el Ribera y el Raval. Eso si, siempre sin mirar el mapa y guiandonos por el instinto.

 

La ciudad estaba mucho más tranquila

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn16.jpg 

 

Y mostraba una cara más tradicional y sin agobios

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn17.jpg 

 

No dejamos de alucinar con las tiendas y carteles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn18.jpg 

 

Menos mal que nos habíamos dejado el carro fuera...

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn19.jpg 

 

Tijeras para todos los gustos y necesidades

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn20.jpg 

 

La tienda del Indio, otra de las muchas modernistas que hay por la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn21.jpg 

 

Acabamos, como no podía ser de otra manera, de cañas por el Raval

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn22.jpg 

 

El reloj ya corría en nuestra contra, pero quisimos apurar las últimas horas en la ciudad como mejor pudimos. Entre caña y caña también hubo más chaparrones y anécdotas. Cuando nos dejamos caer por el Raval pudimos reconocer a alguno de los personajes que nos encontramos en aquel típico bar en el que nos metimos la noche que llegamos a Barcelona. El lugar estaba más tranquilo, pero aun así coleaba movimiento.

 

Un lindo gatito en la rambla del Raval

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn23.jpg 

 

Aprovechamos la situación en la que nos encontrábamos para ir a ver otro de esos tesoros escondidos que guarda la ciudad. Pasito a pasito nos acercamos hasta el monasterio de Sant Pau del Camp, quizás los restos románicos más importantes de Barcelona. Una muestra más de su intensa historia.

 

Su origen se remonta al siglo X, más o menos

 

 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn24.jpg 

 

Un edificio constantemente atacado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn25.jpg 

 

El monasterio estuvo mucho tiempo fuera de las murallas de la ciudad, lo que propició que fuera atacado en diversos momentos. Es Monumento Nacional y ha sufrido diversas rehabilitaciones. No obstante en el se aprecian rasgos característicos del románico lombardo, ese que vino del norte de Italia y plagó de templos Cataluña.

 

Acabamos el paseo en el Paralel, donde su historia todavía perdura

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn26.jpg 

 

La mañana ya se había convertido en tarde y todavía seguíamos en Barcelona. Teníamos poco mas de una hora antes de tomar un autobus que partía de la estación de Sants con destino al aeropuerto de Reus. Un espacio de tiempo demasiado corto para dar más paseos pero prácticamente el justo para tomar un buen vermouth.

 

Las cervezas cayeron con constancia, y más desde que nos encontramos con un bar de bajo coste donde las cañas se cambiaban por 99 céntimos de euro. Fue una manera de despedirnos de Barcelona como se merecía: A lo grande, con caldos y a lo loco.

 

Menudo hambre en plena Rambla!!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn27.jpg 

 

Cuando salimos del bar nos vimos en la obligación de comer algo. El vermouth habia hecho su efeto y teníamos que dar salida a los víveres antes de emprender el viaje de vuelta. En la misma rambla, junto al monumento al escritor Frederic Soler, apuramos el fiambre, las latillas y los últimos momentos en la ciudad.

 

Apesadumbrados, nos despedimos de Colón con las primeras luces del ocaso 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn28.jpg 

 

Y tras un breve viaje en metro llegamos a la estación de Sants

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn29.jpg 

 

Ya en la estación compramos los billetes, nos subimos al bus, salimos de Barcelona y llegamos dormidos al aeropuerto de Reus. Luego, lo de siempre. Facturación, quejas por el abuso de Ryanair, control, despegue y aterrizaje. Cuando tocamos tierra en Santander eran las once de la noche. Desde allí regresamos a Asturias en coche. Al llegar a casa todavía teníamos la sensación de estar en Barcelona. La debemos una. O dos.

Descubriendo la Barcelona modernista

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 08-01-2009 en General. Comentarios (2)

Después de la media jornada por los barrios más antiguos de Barcelona, el primer (y único) día completo en la ciudad condal lo dedicamos al modernismo. La capital catalana tiene mucho, pero que mucho que ver, pero nosotros nos decantamos por acercarnos un poco más a un estilo arquitectónico que nació a finales del siglo XIX y principios del XX de la mano del auge industrial y que aquí tiene muchos ejemplos. La elección valió la pena y nuestros pasos nos llevaron a conocer lugares emblemáticos como el Parque Guell, la Sagrada Familia o los edificios más llamativas del paseo de Gracia. Toda una intensa jornada que al final se nos quedó corta.

 

Lo primero que hicimos aquella mañana de domingo fue desperezarnos y desayunar en el albergue. Después salimos otra vez como toros a las calles cercanas al Gothic Point para visitar una de las iglesias que más nos llamó la atención durante la tarde noche anterior: la de Santa María del Mar.

 

Una obra financiada por los propios pescadores y vecinos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd1.jpg 

 

El templo se alzó en apenas medio siglo y gracias a la financiación íntegra de los vecinos y pescadores del barrio, que querían tener una iglesia própia mientras se construia la opulenta catedral de la ciudad. Debido a que se construyó en tan poco tiempo, guarda una estructura y unas formas puramente góticas del siglo XIV. Al entrar en su interior todavía se percibe el sudor de los vecinos, que también contribuyeron con su trabajo.

 

Santa María del Mar, una auténtica mole rica en vidrieras

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd2.jpg 

 

Cuando salimos de la iglesia, todavía conmocionados, nos fuimos a tomar un café a un bar ceracano a la estación de Francia y al antiguo mercado del Born. Allí planeamos la ruta a seguir durante la mañana. Lo primero fue encontrar una parada de metro que nos llevara casi a las afueras de la ciudad.

 

Destino final: la plaza de Lesseps, conexión con el Parque Güell

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd3.jpg 

 

Siguiendo unas indicaciones caminamos y caminamos por esta zona de Barcelona. No estábamos seguros de nuestra buena dirección, pero las casas que nos encontrábamos nos animaban a seguir nuestros pasos.

 

Casas de cuento de hadas o el Modernismo en directo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd4.jpg 

 

Al fondo el Tibidado, realmente estábamos lejos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd5.jpg 

 

Después de preguntar a varios lugareños y compinchándonos con un italiano de la zona de Calabria que nos encontramos por el camino, conseguimos finamente dar con el acceso al Parque Güell. Tardamos más de lo normal en llegar, y caminamos de sobra. Aun así, el paseo mereció la pena y finalmente dimos con una de las entradas del parque, desde donde se divisaba una expléndida panorámica de la ciudad.

 

Barcelona okupada a nuestros pies... no estaría nada mal ¿verdad?

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd6.jpg 

 

Luego dimos con la zona monumental del parque 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd7.jpg 

 

Este lugar fue ideado a principios del siglo pasado como una especie de ciudad jardín por el arquitecto Antonio Gaudí. Sin embargo no llegó a tener el éxito esperado y tan solo se construyeron dos viviendas y los pabellones de entrada. Hoy en día es uno de los principales atractivos de la ciudad y la Unesco lo ha declarado Patrimonio de la Humanidad. De ahí que aquella mañana toda la zona estuviera hasta la bandera de gente.

 

Echamé una foto, prima

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd8.jpg 

 

Detalles de la plaza con uno de los torreones al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd9.jpg 

 

El lugar merece muy mucho la pena, aunque a nosotros nos defraudó un poco encontarnos en mitad de un aluvión de personas. Es como estar dentro de un cuento de hadas, donde cada detalle es un juego y una ilusión.

 

La sala hipóstila, debajo de una plaza con gárgolas en forma de perro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd10.jpg 

 

Formas y colores del Park Güell

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd11.jpg 

 

A través de la ventana de una de las casas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd12.jpg 

 

Y una última foto a la entrada del parque público

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd14.jpg 

 

Después de pasear algo así como una hora y media larga por aquel lugar mágico, salimos sobrepasados de tanta imaginación. Ventanas con formas curvas, tejados culminados por una cúpula en forma de amanita muscaria, forjas inimaginables.... Una buena lección de modernismo en vivo y en directo que nos dió las claves de este estilo antes de continuar la ruta por Barcelona.

 

Desde el parque bajamos andando hasta la parada de metro más cercana y desde allí a la zona del Eixample, cerca de la avenida Diagonal. Allí nos esperaba otro emblema de Gaudí y el Modernismo barcelonés: La Casa Milá

 

También conocida como La Pedrera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd15.jpg 

 

Finalizada en 1910 practicamente carece de líneas rectas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd16.jpg 

 

Nos acercamos a la casa, disfrutamos de cerca de sus trabajos en forja y tanteamos entrar en su interior. Sin embargo el precio, para nosotros excesivo, nos hizo desistir. Nos dimos por contentos con las vistas exteriores de este edificio que se asemeja a una cantera (pedrera en catalán).

 

Continuamos por el paseo de Gracia o autoretrato modernista en 3D

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd17.jpg 

 

Dimos con la casa Batlló delicia patrimonio de la Humanidad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd18.jpg 

 

Este edificio también es obra de Gaudí, que dirigió las obras de rehabilitación integral de la casa. Para muchos, nos incluimos, es la obra más poética e inspirada de este genio del Modernismo. Data de principios del siglo XX y es de obligada visita durante un viaje por la ciudad codal.

 

No hay palabras para describirlo, hay que verlo y vivirlo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd19.jpg 

 

Arte urbanístico con mayúsculas, lleno de ideas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd20.jpg 

 

Estuvimos medio embobados más de 10 minutos observando cada detalle de la casa. También hicimos un intento de entrada, pero otra vez el precio nos obligó a decantar la propuesta. Sólo con lo que vimos por fuera quedamos completamente prendados.

 

Y allí estaba el Komando, en el Km 0 de la ruta del Modernismo casi sin suelas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd21.jpg 

 

Estábamos en el lugar conocido como la manzana de la discordia, un cuadrante donde conviven varias obras modernistas. Es uno de los lugares del mundo con mayor concentración de este estilo y aquí se situa el punto cero de una ruta que agrupa a ciudades y lugares con obras de esta época. Seguimos con la ruta con poco esfuerzo, pues junto a la Casa Batlló esta la Amatller, otras viviendas modernistas de las que no pudimos disfrutar al estar su fachada en obras.

 

Entramos en su interior gracias a fotos expuestas en la planta baja

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd22.jpg 

 

Tampoco faltó la Casa Lleó Morera, también cerca del kilómetro cero

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd23.jpg 

 

Y así llegamos a la Sagrada Familia, en metro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd24.jpg 

 

Después del viaje tuvimos que comer casi por necesidad y ante el peligro de volvernos chiflados. Saciado nuestro hambre continuamos con la "visita" a la Sagrada Familia, que nos acogía ya con las últimas luces del día. Solo con bordear este impresionante templo uno ya queda marcado para siempre.

 

Fue la que dicen obra vital de Gaudí, a la que dedicó gran parte de su existencia. Sin embargo no la terminó y todavía sigue en construcción. Otros arquitectos, con mayor o menor suerte, han seguido y siguen los planos e ideas que dejó el genio antes de ser arrollado por un tranvía.

 

La portada del Nacimiento, la única de Gaudí

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd25.jpg 

 

Cuando Gaudí murió dejó finalizada solamente una de las cuatro torres que hay en esta portada que en 1926 estaba prácticamente finalizada. Ahora se estima que las obras puedan finalizar en 2025. Yo no me lo creo, pues se trata de una obra de dimensiones bíblicas.

 

Tanteamos la posibilidad de entrar, pero una vez más el alto coste nos hizo dejar la visita interior para otra ocasión. A cambio, nos compramos un libro sobre el templo por la mitad de una entrada. ¡No íbamos a volvernos con las manos y las mentes vacías!

 

Definitivamente Gaudí nos tenía enganchados

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd26.jpg 

 

Pero debíamos continuar con la ruta, pues aún nos esperaban más sorpresas modernistas de primer orden. De la Sagrada Familia volvimos en metro hasta la parada de Urquinaona. Desde allí y a golpe de mapa, callejeamos hasta dar con el Palau de la Música Catalana. Otra auténtica delicia declarada Patrimonio de la Humanidad.

 

Por suerte el bar estaba abierto y entramos a fisgar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd27.jpg 

 

En el interior de la cafetería estaba prohibido hacer fotos, asi que las tiramos desde fuera y nos dedicamos a alucinar con el edificio y cada detalle. Aquí si que nos quedamos con ganas de hacer una visita guiada, pero esta vez lo que nos lo impidió fue el horario, que ya había terminado.

 

La fachada principal con las columnas típicas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd28.jpg 

 

Fue construido entre 1905 y 1908 por el arquitecto Lluis Domenech i Montaner, otra de las figuras claves del modernismo catalán. Y para nosotros fue la guinda de un pastel que nos había llevado toda la jornada. Quedamos auténticamente extasiados.

 

La estatua de la esquina del edificio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd29.jpg 

 

Después de todo lo visto y con muchas casas y construcciones modernistas aún por ver, regresamos al albergue andando para darnos una ducha a modo de descanso.

 

De camino callejeamos por el barrio de la Ribera 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd30.jpg 

 

Después de la ducha y tras una amigable conversación con el koreano vecino de habitación, salimos de nuevo a recorrer las calles de Barcelona. Esta vez el destino del paseo acabó siendo la zona próxima al puerto.

 

En los alrededores de la Plaza de la Mercé

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd31.jpg 

 

Teníamos que ir a saludar a Colón, compañero de viajes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd32.jpg 

 

Y ya de paso nos acercamos hasta las Darsenas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd33.jpg 

 

Estos edificios son de orígen gótico y de aquí partieron las naves que expandieron el reino por el Mediterráneo. Hoy en día son la sede del museó marítimo, donde se exhiben barcos antiguos y otros más modernos pero igualmente cargados de historia. Como la ciudad misma.

 

La única puerta medieval que se conserva de la muralla

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd34.jpg 

 

Y del puerto al Palau Güell, otra obra de Gaudí

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd35.jpg 

 

Apuramos la noche paseando por el Raval

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd36.jpg 

 

Y de vez en cuando hacíamos una parada de rigor en alguno de los bares con más solera que nos encontrábamos. También nos perdimos por el barrio gótico y las Ramblas y poco a poco los bares fueron cerrando. Apuramos las útimás horas para pasear por avenidas y calles casi desiertas. Y antes de dormir nos despedimos de la noche barcelonesa con un par de cañas más en el Bar Tropezón, donde nos trataron como asiduos.

 

De vuelta al albergue por las "grafiteadas" calles del barrio gótico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd37.jpg 

 

Aquella noche también dormimos plácidamente pero con menos gente en la habitación. Solo nosotros y el koreano, que se había metido más 14 horas de viaje en aviones para pasar 5 días en España. Así nos gusta.

Acogida condal en Barcelona

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 29-12-2008 en General. Comentarios (0)

Despues de la nochecita - mañanita en Tarragona, el viaje hasta Barcelona en tren no se nos hizo nada pesado. Fue una hora de viaje que nos sirvió para comer, echar una pequeña siesta y hacer balance de lo vivido. Sin embargo, el viaje valió, sobretodo, para llegar a la capital Condal, a la que teníamos muchas ganas desde hace tiempo. Aquella jornada no pasamos ni 12 horas por BCN, pero nos sirvieron para coger el ritmo a la ciudad y para entonarnos. Un buen aterrizaje antes de meternos en faena viajera.

 

Llegamos a Barna seguiendo el Mediterráneo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn1.jpg 

 

El tren nos dejó en la estación de Sants a eso de las tres y media de la tarde y algo atontonados. Nos bajamos e intentamos centrarnos antes de meternos en el metro. Teníamos un albergue reservado en el barrio gótico, pero había que llegar hasta él.

 

Nuestra líena es la verde ¿no? ¿Seguro que vamos en buena dirección?

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn2.jpg 

 

En un periquete nos pusimos en la misma puerta del Gothic Point, el lugar donde pasaríamos las dos siguientes noches. La verdad es que no fue nada complicado. Solo había que seguir las líneas de colores del metro, elegir la adecuada y caminar apenas 3 minutos desde la Plaza de San Jaume. Nada más allá para el Komando Gorteak.

 

Dejamos las mochilas y salimos pitando del albergue

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn3.jpg 

 

Sobre las cuatro de la tarde salimos a patear esta gran ciudad que tiene mucho que ofrecer. No quisimos perder más tiempo pues nos quedaban unas dos horas de luz. No nos lo pensamos y salimos a recorrer el casco viejo de Barcelona, también conocido como el Barrio Gótico. Aunque lo primero que hicimos fue callejear un poco por los alrededores del albergue.

 

Las primeras fotos de la tarde junto a la iglesia de Santa María del Mar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn4.jpg 

 

Restos romanos cerca de la vía Laetania

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn5.jpg 

 

Y nos adentramos en el barrio gótico, corazón condal

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn6.jpg 

 

El barrio gótico se podría decir que es el corazón de la ciudad. Allí se levantan edificios e iglesias de esta época que conforman uno de los conjuntos mejor conservados de Europa. Pasear por sus calles es una delicia. Cuando no aparece una iglesia del siglo XV, aparece un palacio, o una callejuela por la que pasear entre historia.

 

Las pintadas, otra seña de indentidad de este barrio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn7.jpg 

 

Y las plazuelas escondidas, otro punto a tener en cuenta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn8.jpg 

 

El arco gótico de la calle del bisbé a tope de gente

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn9.jpg 

 

La ciudad estaba completamente abarrotada de gente y turistas por ser un domingo de puente, asi que optamos por buscar las calles menos frecuentadas. No queríamos atosigarnos nada más llegar, así que seguimos un rumbo que cambiaba a cada esquina. Sobra decir que aquella tarde salimos con un mapa que no miramos en ningún momento. Todo el recorrido fue sobre la marcha, como las palpitaciones.

 

El gótico omnipresente en las calles más antiguas de Barcelona

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn10.jpg 

 

La luz presagiaba la llegada de la noche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn11.jpg 

 

En busca de recuerdos barceloneses en forma de reflejo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn12.jpg 

 

Eslogan publicitario con la catedral al fondo de la imagen

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn13.jpg 

 

El casco antiguo de Barcelona se podría dividir en tres barrios distintos. Uno de ellos, el principal, es el Gótico, delimitado por las ramblas a un lado y por la vía Laietana al otro. Luego está el barrio del Ribera que se extiende más allá de la calle Laietana. Finalmente está el Born, antiguo barrio de pescadores que se agrupa entre el ribera, el Gótic y el barrio de la Barceloneta. Más allá de estos barrios se extiende el ensanche.

 

Detalles góticos en los alrededores de la catedral

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn14.jpg 

 

La plaza Nova apestada. Como veis, lo de lleno de gente no era un farol

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn15.jpg 

 

Continuamos paseando por la ciudad intentando no meternos en los lugares donde más gente había. Resulta que el día que llegamos a Barna comenzaban los actos pre - navideños, veasé belenes, regalos para niños, ect; así que practicamente todas las calles, principalmente las comerciales, estaban literalmente atestadas. En algún momento nos fue casi imposible huir del gentío. Entonces nos metíamos en las iglesias.

 

Interior del templo de Santa María del Pí, también gótico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn16.jpg 

 

Casi sin enterarnos llegamos hasta la Plaza Real con la noche a cuestas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn17.jpg 

 

Los carteles de las tiendas llamaban la atención

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn18.jpg 

 

Plaza Sant Felip Neri, un lugar "tranquilo y sosegado"

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn19.jpg 

 

Esta pequeña plaza está escondida en las proximidades de la catedral y para muchos es un rincón de tranquilidad dentro del estres capitalino. Cuando volvimos a pasar por ella horas más tarde su aspecto había pasado de tranquilo a casi peligroso. Algún que otro perri - flauta, varios mendigos..... vamos, nada más allá de lo normal.

 

A pesar de que la noche avanzaba, la gente seguía llenando las calles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn20.jpg 

 

Así que visto el panorama dejamos atrás el barrio gótico para llegar hasta las ramblas. Allí, en vez de ir hacia el mar subimos hasta la plaza de Catalunya, donde nos sorprendió el encendido del alumbrado navideño. ¡Qué bonito es el derroche!

 

Luces y sombras de la navidad barcelonesa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn21.jpg 

 

Feliz consumismo y próspera crisis nueva desde la ciudad condal

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn22.jpg 

 

A esas alturas ya estábamos prácticamente en la zona del ensanche, así que no tuvimos más remedio que dar un buen paseo por los alrededores. Esó si, antes de nada nos metimos en un bar a tomar un par de cañas y algo de comer. Ya se sabe que las ciudades grandes cansan mucho y dan mucho hambre. Llevábamos casi tres horas pateando sin parar, asi que ya iba siendo hora.

 

Tras el descanso, en busca de los detalles del Eixample

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn23.jpg 

 

Esta zona era mucho más abierta y amplia que las que habíamos recorrido hasta el momento. Pero a cada esquina y en cada rincón los detalles hacían detenernos. Poco a poco íbamos sintiendo el aroma del modernismo. Pero no quisimos romper la magia ni el maleficio y decidimos retornar hasta los barrios antiguos. El modernismo necesitaba un capítulo a parte en este viaje.

 

Edificios jugosos de principios de siglo XX

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn24.jpg 

 

Y en un periquete retornamos a las Ramblas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn25.jpg 

 

A partir de este momento la noche solo fue de mal en peor. El cansancio iba haciendo mella en nuestros pasos y la curiosidad nos llevó hasta el barrio multicultural del Raval. Antes de entrar en un bar inolvidable tomamos esta foto, como previendo lo que se nos avecinaría en breves instantes.

 

En la farmacia del Carmen (El Raval) se venden específicos 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn26.jpg 

 

Como estábamos algo cansados nos metimos en un bar a tomar unas cañas. Parece que lo escogimos a posta, pues nos adentramos en uno de los auténticos. Era un lugar muy difícil de describir donde había un poco de todo. Desde gente mayor del barrio de toda la vida, a inmigrantes, pasando por furcias, enganchados a las tragaperras, porreros, abuelos picantones, punkies arreglaos y todo lo que os podais imaginar. Una especie de Linaje en sus buenos tiempos, vamos. Allí estuvimos casi una hora y no nos aburrimos para nada. Pasó de todo: conatos de pelea, rotura de vasos, risas, charlas con un ex - periodista argelino, caidas de la silla, frases memorables y lapidarias...

 

Cuando salimos del bar la palabra clave estaba ante nosotros: Impacto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn27.jpg 

 

Para intentar recuperarnos del shock entramos en otro bar, y allí se repitieron las aventuras. Resulta que el garito en cuestión era un pub irlandes en todos los sentidos. La gente hablaba en inglés, se pedía en inglés y las bebidas, pues ya sabeis. Allí también entablamos conversación con unos jóvenes que tomaban "shot" o chupitos de wiski. Nos animaron a visitar Galloway, así que algún día lo haremos. Conmocionados con el carácter que iba tomando la noche salimos a reencontrarnos con Barcelona.

 

El conocido dragón de las ramblas (lo vimos en las fotos)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn28.jpg 

 

Y a lo tonto a lo tonto acabamos en un mesón burgalés llamado El Cid. El bar estaba regentado, entre otros, por rumanos. Y estaba lleno de parroquianos que veían un partido de futbol del Madrid. Nosotros nos dedicamos a lo nuestro. Un par de cañitas o cuatro y otras tantas tapas para asentarnos. Luego continuamos el paseo por las céntricas calles del Gotic, que a esas horas ya estaban mucho más tranquilas.

 

Nos perdimos a posta por el lado románico de la seo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn29.jpg 

 

De estilo gótico, el puente fue construido en 1928 por Joan Rubió i Beller

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn30.jpg 

 

Otra foto más del puente del barrio gótico desde el lado opuesto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn31.jpg 

 

La siguiente parada también fue un bar, donde tomamos un cava

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn32.jpg 

 

Al salir del bar nos dimos cuenta que estábamos algo perjudicados. Todavía no sabemos qué fue lo que nos alteró tanto aquella noche. No bebimos tanto como otras veces, aunque estábamos algo cansados y sin apenas comer. La cosa es que parecíamos extasiados por el centro del barrio gótico. La solución: entrar a otro bar.

 

El Tropezón, uno de los típicos en cañas y tapas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn33.jpg 

 

Con un par de cañas más en el cuerpo y con un pincho de tortilla en el buche optamos por irnos a dormir. Y es que a lo tonto era casi la una de la mañana. Había que descansar porque a la mañana siguiente nos esperaba una gran ciudad por conocer.

 

Directos al albergue sin apenas perdernos. Siga la flecha

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10abcn34.jpg 

 

Aquella noche la compartimos en la habitación del albergue con nueve vascas y un norcoreano. No hubo orgía, solo dulces sueños.