FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

Melilla y III, la frontera final

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 15-07-2010 en General. Comentarios (1)

Después de una larga espera, por fin me atrevo a terminar el recorrido que nos marcamos por Marruecos. Este capítulo será el último de Melilla y el último del viaje que nos llevó a conocer Fez, Meknes, Azrou y sus bosques de cedros. Las vacaciones tocaban a su fin después de pasar una noche en Melilla. Pero aún teníamos media mañana para despedirnos de la ciudad autónoma. Fue una jornada de despedida en la que también tuvimos la ocasión de conocer más de cerca el drama de la frontera entre Europa y África. Se podría decir que en esta última parte del viaje el modernismo dejó paso al chabolismo.

Después de una noche de tapeo bastante intensa, nos levantamos algo resacosos. Todavía no sabíamos en qué hora nos movíamos. Además, era nuestro último día de vacaciones antes de regresar a casa. Teníamos por delante unas cuantas horas antes de que nuestro avión con destino a Madrid partiese desde Nador.

 

Mañana de despedida entre edificios modernistas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx1.jpg 

 

Una última toma de la arquitectura unida a la publicidad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx2.jpg 

 

Nuestro avión partía a las seis de la tarde del aeropuerto de Nador, situado algo así como a hora y media de Melilla. El plan era dar un paseo de despedida por la zona moderna de la ciudad y otro por la zona antigua. A eso de las dos de la tarde dejaríamos la ciudad para acercarnos a la frontera. Desde allí teníamos que tomar un taxi hasta el aeropuerto. Si los cálculos no nos fallaban, tendríamos tiempo de dar un garbeo por las proximidades de la valla fronteriza.

 

De la zona moderna nos fuimos al puerto, próximo a la ciudad antigua

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx3.jpg 

 

Allí nos encontramos con un pequeño hombrecillo...

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx4.jpg 

 

Bordeando la muralla y buscando pasadizos secretos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx5.jpg 

 

De la que estábamos dando un paseo por la ciudad antigua, nos encontramos con el hombre que nos atendió en la oficina de turismo el día anterior. Una vez más hizo gala de su hospitalidad y nos animó a visitar los principales lugares de esta zona centenaria de Melilla. Sin su ayuda no hubiésemos comprendido el legado de las piedras.

 

Los antiguos aljibes donde se almacenaba el agua del puesto en el medievo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx6.jpg 

 

Luego nos introdujimos en la historia la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx7.jpg 

 

Como nos explicó nuestro hombre - guía, la antigua ciudad está formada por varias fortalezas. Cada una de ella sirvió para ampliar la defensa primitiva en distintas épocas. Si uno observa con detenimiento puede ver cómo se desarrolló un puesto creado para defenderse a si misma y abastecer a los navios españoles.

 

Representación histórica en el interior de la fortaleza melillense

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx8.jpg 

 

Diferentes puertas defensivas para evitar un ataque directo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx9.jpg 

 

En uno de los fosos, nos despedimos de la ciudadela

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx10.jpg 

 

Y en la cámara de comercio, dijimos adiós al Modernismo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx11.jpg 

 

La mañana pasó como un tiro. Cuando nos quisimos dar cuenta estábamos subidos en un autobús que nos llevó desde la plaza principal hasta la frontera de Beni Enzar. El viaje fue bastante peculiar. Fuimos prácticamente hacinados entre gritos y cosas similares. Fue como prepararnos mentalmente para llegar al barrio que hace de frontera con Marruecos. A partir de ahora el modernismo melillense iba a dejar paso al chabolismo. Opulencia y pobreza en apenas trescientos metros. Todo, claro está, separado por una valla de tres metros de alto.

 

Suciedad y comercios al por mayor, clásicos en el barrio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx12.jpg 

 

Aquí la gente compra y vende de todo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx13.jpg 

 

Tirar fotos en este lugar no fue tarea fácil. Por un lado estaba el miedo a que me dijesen algo. Además, lo que estábamos viendo era de tal crudeza que a veces paralizaba nuestros actos. Aun así, me colgue la cámara al cuello y disparé con disimulo. Quería que vieseis por vuestros propios ojos lo que allí se cuece.

 

Llegando a la frontera, al fondo, el puesto de policía

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx14.jpg 

 

Compra y venta al por menor

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx15.jpg 

 

Y también al por mayor

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx16.jpg 

 

Cuando llegamos a la frontera, dimos un paseo para conocer el ambiente. Allí pudimos ver como los hombres y mujeres de uno y otro lado de la valla cambiaban todo tipo de productos. La desigualdad era patente. Lo que para unos ya no tenía uso, para otros seguía teniendo vida: neumáticos, ropa, fruta en malas condiciones, electrodomésticos.... También abundan las tiendas al por mayor. Muchos marroquíes compran en Melilla productos que no existen o que son muy caros en su país. Las mantas, el papel higiénico y enseres de limpieza eran las piezas más preciadas.

 

El mercadillo se monta a pie de suelo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx17.jpg 

 

Cuando llegamos a la zona, la hora punta ya había terminado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx18.jpg 

 

Aunque todavía era posible ver a la gente rebuscando entre los restos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx19.jpg 

 

La valla, al fondo, se muestra altiva y marca las diferencias

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx20.jpg 

 

Lo que para unos es inservible, para otros es prácticamente un regalo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx21.jpg 

 

La cara más amarga de la frontera: la desigualdad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx22.jpg 

 

Al pasear junto a la valla da sensación de estar en una carcel

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx23.jpg 

 

Panorámica general del mercadillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx24.jpg 

 

Otra toma más de la rebusca

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx25.jpg 

 

Mujeres preparándose para hacer un viaje

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx26.jpg 

 

Las gentes de la frontera, principalmente los marroquies, suelen trabajar como mulas humanas. Cada día realizan varios viajes a través de la valla portando fardos de más de 40 kilos. Con el peso a su espalda, rodando o como puedan, llevan la mercancía a su país por uno cuantos euros. Es su manera de subsistir.

 

Apatrullando la ciudad de Melilla, al otro lado de la valla, Marruecos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx27.jpg 

 

Escena cotidiana en los alrededores de la frontera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx28.jpg 

 

Aquí todo vale para transportar mercancía

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx29.jpg 

 

La verdad es que este lugar impresiona. A mi, personalmente, lo que más me llamó la atención es cómo en apenas unos metros la vida puede cambiar tanto. A un lado de la frontera, Melilla, Europa, el mundo occidental y el capitalismo. Al otro lado, todo lo contrario: Marruecos, la pobreza y todo lo que ella conlleva. El mundo no es civilizado.

 

Cruzar la frontera fue otro de esos momentos que no se olvidan. De nuevo fuimos ciudadanos de primera con un pasaporte comunitario. Evitamos colas pero no nos salvamos de un peculiar reconocimiento médico. Entramos en una habitación, un hombre nos dijo que nos colocásemos unos segundos frente a una máquina que podía ser un scaner o una sandwichera y listo. Sellaron nuestros pasaportes, preguntas por ser periodistas y de nuevo en Marruecos. El cambio es abismal.

 

En esta foto, la cara marroquí de la frontera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx30.jpg 

 

Mismo lugar pero mirando hacia Melilla

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx31.jpg 

 

Nada más cruzar la frontera nos fuimos directos a la parada de taxis. Allí preguntamos para ir al aeropuerto y negociamos el precio. Nos pedían 150 dirhams, pero logramos sacar el viaje por 140. Era eso o nada. Le dimos al conductor todo lo que llevábamos en la cartera. Después de casi una hora de viaje, llegamos al aeropuerto.

 

Foto conmemorativa en el aeropuerto, donde comimos unos bocatas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx32.jpg 

 

Tras los controles y el embarque sobrevolamos Marruecos y el Mediterráneo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cx33.jpg 

 

El viaje había tocado a su fin. Sin embargo todavía teníamos por delante un largo camino hasta casa. Llegamos a Barajas a eso de las nueve de la noche. Buscamos un lugar para cenar barato y a media noche tomamos un autobús hasta Oviedo. Llegamos a Asturias a las seis de la mañana. Fueron a recogernos y nos dejaron, prácticamente, en la misma cama. Tuvimos que aprovechar el día para dormir y descansar a fondo. A la mañana siguiente tocaba trabajar. Semanas después, todavía continuábamos digeriendo las vacaciones.

Senda costera de Navia (Asturias)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 12-07-2010 en General. Comentarios (2)

El pasado mes de marzo aprovechamos otro de esos martes de descanso para conocer parte de la costa occidental asturiana. Nos fuimos hasta el concejo de Navia para realizar la senda que recorre el litoral del municipio y conseguimos completar todo su recorrido. Fueron más de veinte kilómetros de paseo en una jornada marcada por el buen tiempo, las vistas aéreas sobre el Cantábrico y el olor a salitre.

 

Lo primero que hicimos fue llegar en coche hasta las proximidades de la playa de Barayo, declarada Monumento Natural. Allí dejamos el vehículo e iniciamos la ruta. No teníamos claro hasta donde íbamos a llegar. Solo pensábamos en disfrutar.

 

Panorámica de la Playa de Barayo, frontera entre Navia y Valdés

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df1.jpg 

 

Los primeros pasos, entre meandros fluviales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df2.jpg 

 

El amplio arenal de Barayo nos invitaba al primer baño

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df3.jpg 

 

La playa de Barayo es una de esas que hay que conocer. Para llegar hasta la arena hay que caminar como un cuarto de hora. Esto hace que no sea un arenal masificado. Durante nuestra estancia sólo nos encontramos con tres personas. Fue el lugar perfecto para despertar con un buen baño cantábrico.

 

También tuvimos tiempo para jugar con los colores y formas de la arena

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df4.jpg 

 

Nos detuvimos en busca de reflejos marinos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df5.jpg 

 

Buscando la salida de la playa para continuar con la senda costera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df6.jpg 

 

Como no teníamos prisa, fuimos parando cada poco. Era una manera de saborear aun más este recorrido lleno de miradores y de acantilados. No teníamos pensado hacer la ruta entera, solamente llegar hasta donde pudiéramos y luego, en función del horario en el que nos moviésemos, regresar al coche camiando. Nos dejamos llevar.

 

Las panorámicas animaban a caminar sin prisas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df7.jpg 

 

Y los acantilados hacían detenernos casi a cada paso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df8.jpg 

 

Las olas rompiendo nos acompañaron durante todo el recorrido

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df9.jpg 

 

Y así de entretenidos llegamos a Puerto de Vega

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df10.jpg 

 

Barcos y Nansas en Puerto de Vega

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df11.jpg 

 

Cuando llegamos a este núcleo portuario, miramos el reloj y nos animamos a continuar con el recorrido. Entonces pensamos en llegar hasta la playa de Frexulfe, otra de las más interesantes del concejo de Navia. Nos tomamos un café y seguimos bordeando la costa hacia el occidente.

 

Franja costera en las proximidades de Puerto de Vega

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df12.jpg 

 

A veces teníamos la sensación de caminar sobre el agua

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df13.jpg 

 

El litoral se mostraba desgarradamente llamativo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df14.jpg 

 

Siguendo un camino marcado y sin pérdida

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df15.jpg 

 

La senda costera de Navia se inauguró en 1988. Desde entonces ha sido recorrida por miles de personas. Es apta para todos los públicos si bien su distancia aconseja dividir el trazado en varias etapas. El camino está balizado y señalizado en todo momento, así que es prácticamente imposible perderse. Eso si, la tranquilidad y el recogimiento están casi asegurados.

 

De vez en cuando, el sendero se esconde entre pinos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df16.jpg 

 

Y otras veces parece llegar a los pastos ganaderos de Suiza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df17.jpg 

 

Tras doce kilómetros, arribamos a la playa de Frexulfe 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df18.jpg 

 

En esta playa, monumento natural, dimos con unas señales que nos indicaron el kilometraje de la ruta. Habíamos recorrido doce kilómetros y hasta Navia teníamos otros ocho. Nos vimos con fuerzas y optamos por llegar hasta el final de la senda costera. El reloj marcaba las tres y media de la tarde. Comimos, repusimos fuerzas con un breve descanso y seguimos con el paseo. A partir de ahora no teníamo mucho margen para entretenernos. Más que nada por que todavía no sabíamos como volver de Navia al lugar donde teníamos aparcado el coche.

 

Las formaciones rocosas nos animaban a continuar con la ruta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df19.jpg 

 

Una de esas calas donde apetece darse un buen baño

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df20.jpg 

 

Apuramos el paso y poco a poco fueron cayendo los kilómetros. No nos detuvimos demasiado en los detalles, más que nada porque este tramo de la ruta nos pareció menos llamativo y espectacular que el de Barayo a Frexulfe. El Cantábrico y los acantilados quebrados por la mar seguían siendo los protagonistas. Cada vez nos quedaba menos para llegar a la playa de Navia, punto final de la ruta.

 

Tras un par de horas avistamos la costa de Coaña

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df21.jpg 

 

Desde la playa de Navia llegamos a la villa caminando junto a la ría

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df22.jpg 

 

Por un paseo repleto de deportistas, luces y sombras

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df23.jpg 

 

Habíamos logrado completar la ruta costera de Navia en su integridad. Pero todavía no teníamos claro como regresar al coche. Antes de acercarnos a la estación de autobuses para preguntar por los horarios, nos entretuvimos en las proximidades del campo de fútbol de Navia para disfrutar de unos cuantos graffitis.

 

Unos dibujos más que trabajados

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df24.jpg 

 

Un pequeño homenaje a un gran músico: Louis Armstrong

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df25.jpg 

 

El diablo acorralando a su contrario en el polideportivo de Navia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df26.jpg 

 

Un vistazo al mundo mexicano que nos recordó a Gloria y a Manu

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df27.jpg 

 

Cuando llegamos a Navia nos enteramos de que el último autobús hacia Luarca partía a las siete y media. Habíamos llegado justo a tiempo. Buscamos la padada de buses, dimos un pequeño paseo por los alrededores y nos tomamos una cervecita para dar por concluida la ruta.

 

El interesante casino de Navia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df28.jpg 

 

Esperando la llegada del autobús que nos llevaría de regreso al coche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df29.jpg 

 

El autobús nos dejó en Villapedre. Desde allí tuvimos que regresar hasta el coche caminando por la carretera nacional durante unos cuantos kilómetros. Fue la parte menos atractiva del recorrido. Eso si, era obligatorio hacer este tramo si queríamos llegar al coche antes de que se hiciese de noche.

 

Caminando sobre el río Barayo, hoy este tramo de carretera ya no existe

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df30.jpg 

 

La foto de arriba se podría decir que es histórica. Durante las intensas lluvias de junio, se tuvo que derribar este tramo de carretera para que el agua embalsada en el núcleo de El Bao llegase al Cantábrico. Hoy en día esta toma no se podría repetir. La carretera por la que caminamos ya no existe.

 

El ocaso llegó a pisarnos los talones

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df31.jpg 

 

Aunque llegamos al coche a tiempo y sin problemas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000df32.jpg 

 

Algo cansados por la caminata nos subimos en el coche y regresamos a San Esteban. Durante el viaje repasamos lo vivido y nos congratulamos de haber realizado toda la senda. Una vez más, el día de descanso cundió de lo lindo.

Inundaciones en Pravia y Candamo II, el día después

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 01-07-2010 en General. Comentarios (1)

Con un poco de retraso a causa del trabajo, subo el segundo y último capítulo dedicado a las inundaciones que asolaron el bajo Nalón durante el mes de junio. En esta ocasión podreis ver el día después a la riada y los inmensos daños que la crecida causo tanto en casas como en campos de labor. Que lo disfruten, si es que se puede disfrutar de este panorama.

 

Limpiando un taller afectado en Peñaullán (Pravia)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de1.jpg 

 

La Unidad Militar de Emergencia (UME) colaboró en la limpieza de la zona

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de2.jpg 

 

Varios operarios de la UME fueron destinados a Pravia y Candamo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de3.jpg 

 

Una vecina de San Román de Candamo mostrando los daños de la riada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de4.jpg 

 

Otra foto más del interior de una vivienda en San Román de Candamo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de5.jpg 

 

Un vecino de San Román observa todo lo que la riada dejó inservible

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de6.jpg 

 

En San Román no pararon de limpiar en todo el día

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de7.jpg 

 

Más daños, esta vez en un sótano de San Román

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de8.jpg 

 

Las vegas quedaron destrozadas y llenas de troncos y árboles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de9.jpg 

 

A las imágenes me remito: la cosecha, completamente devastada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de10.jpg 

 

Hasta las patatas fueron arrancadas de cuajo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de11.jpg 

 

Vecinos de San Román de Candamo sacando los muebles a la calle

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de12.jpg 

 

El Nalón a su paso por Beifar, donde el puente colgante aguantó de milagro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de13.jpg 

 

Interior de una vivienda en Beifar (Pravia)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de14.jpg 

 

En las proximidades de Pravia, algunas zonas seguían inundadas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de15.jpg 

 

Dos vecinos en el Puente Quinzanas, Pravia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de16.jpg 

 

Daños en un almacen en Peñaullán (Pravia)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de17.jpg 

 

En Pravia la crecida se llevó por delante la senda verde que llega a Santianes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de18.jpg 

 

Vegas de Forcinas (Pravia), tras la riada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de19.jpg 

 

Las plantaciones de kiwi quedaron desoladas y llenas de maleza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000de20.jpg 

 

El panorama era más que desolador. No obstante, los vecinos se consolaban señalando que únicamente hubo daños materiales. Por lo demás, a ver si vuelvo a coger el ritmo de trabajo y me pongo en serio con el blog. Este mes de junio ha sido muy intenso y apenas he tenido tiempo para nada. Ya os contaré más detenidamente.