FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

Temporal en San Esteban y nieve en Somiedo

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 24-01-2010 en General. Comentarios (2)

El de diciembre fue un mes de temporales de mar y de nieve. La mar estuvo revuelta buena parte del mes y la nieve llegó a cotas bajas en toda Asturias. Aquí os dejo unas cuantas fotos de este mes en las que hay un poco de todo. Desde imágenes de la fuerte marejada en San Esteban hasta una excursión de medio día que nos marcamos por Somiedo. También hay alguna que otra foto de la comarca del bajo Nalón cubierta por la nieve y las nieblas. Que las disfruten.

Las olas saltaron, una vez más, por encima del faro de San Esteban 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg2.jpg 

 

Era prácticamente imposible caminar por toda la barra

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg1.jpg 

 

Las olas chocaban con fuerza y estruendo 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg3.jpg 

 

Y la mar se mostraba bravía e indomable

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg4.jpg 

 

Un día que nevó en cotas bajas, nos fuimos a dar una vuelta por la comarca para ver la nieve sin tener que movernos demasiado. Así que nos acercamos hasta la zona de Ablanedo, en Pravia. Allí la nieve nos ofreció paisajes de ensueño.

 

Panorámica de Pravia desde Recuevo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg5.jpg 

 

La niebla jugando con la nieve cerca de Malleza (Salas)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg6.jpg 

 

La nieve y la niebla dieron paso a unos cuantos vinos por la zona

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg7.jpg 

 

También en diciembre, aprovechamos un día descanso para hacer una pequeña incursión a la nieve. La helada que cayó ese día hizo que el viaje a Somiedo, que normalmente dura un poco más de una hora, se convirtiera en un peregrinaje de más de dos horas. Aun así, la ruta mereció la pena. Una vez en Somiedo nos fuimos hasta Coto de Buenamadre para hacer una pequeña excursión invernal. Nos dirigimos hacia la braña de Mumián.

 

Llegando a pie a Coto de Buenamadre

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg8.jpg 

 

¡Caramba! ¡Qué carámbanos!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg9.jpg 

 

Myriam sopesando un buen "chupitel"

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg10.jpg 

 

Panorámica invernal de Urria, Somiedo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg11.jpg 

 

Vista general del pueblo de Coto de Buenamadre

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg12.jpg 

 

La nevada era considerable, más de medio metro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg13.jpg 

 

No era la primera vez que hacíamos esta ruta. Sin ir más lejos, el año pasado la hice en otoño. La ruta discurre por una pista que obviamente aquel día no se veía. Hicimos el recorrido sin problemas y sin perdernos. Eso si, caminar por la nieve no fue tarea fácil. A pesar de que íbamos siguiendo las huellas marcadas, a veces nos clavábamos hasta la cintura. Verídico.

 

Atravesando el hayedo vestido de blanco

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg14.jpg 

 

Seguíamos subiendo a buen ritmo y cada vez encontrábamos más nieve

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg15.jpg 

 

El lugar inspiraba tranquilidad y naturaleza a borbotones

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg16.jpg 

 

Finalmente salimos del bosque en busca del collado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg17.jpg 

 

Allí el viento creaba formas y dibujos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg18.jpg 

 

Pasos profundos sobre el manto de nieve

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg19.jpg 

 

Desde el collado divisamos montañas hasta el mar Cantábrico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg20.jpg 

 

La ventisca era tan fuerte que nos impedía avanzar hacia la braña de Mumián

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg21.jpg 

 

Así que hicimos unas fotos y regresamos por donde habíamos subido

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg22.jpg 

 

A la bajada se repitieron las postales invernales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg23.jpg 

 

Nieve pura pisada únicamente por los animales del bosque

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg24.jpg 

 

Ya en Coto, la ventisca volvió a aparecer para nuestro disgusto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cg25.jpg 

 

Serían las cuatro de la tarde cuando llegamos al coche. Ya estaba helando, así que no nos entretuvimos demasiado y regresamos a casa. La jornada, aunque corta, había sido tan intensa como gratificante. Como para repetir.

La ruta de las Xanas (Santo Adriano)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 22-01-2010 en General. Comentarios (2)
A finales de noviembre y aprovechando una mañana de descanso, nos acercamos a Santo Adriano para realizar una de las rutas más conocidas de Asturias: la ruta de las Xanas. Después de cuatro años por estos lares, todavía no había hecho este recorrido, así que no nos lo pensamos demasiado y optamos por aprovechar la mañana en el monte. A eso de las nueve ya habíamos aparcado el coche en el aparcamiento.

La ruta de las Xanas recorre un expectacular desfiladero que al final se hace corto. La duración de la ruta, que se puede realizar de manera circular o por el mismo recorrido, supone más o menos tres horas. Además, su trazado la hace apta para todo tipo de público, si bien hay que tener cuidado con los más pequeños dado lo expuesto del sendero. Es una muy buena opción para salir al monte cuando apenas hay tiempo para excursiones más largas e intensas. Además, está muy cerca de Oviedo.

Aparcamos cerca de Villanueva, capital del concejo de Santo Adriano

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf1.jpg 

 

No tardamos en entrar en el desfiladero de Las Xanas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf2.jpg 

 

Primeros vistazos al profundo corte

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf3.jpg 

 

Caminando entre rocas de colores

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf4.jpg 

 

El paisaje abrupto marcaba el paso y el ritmo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf5.jpg 

 

En las zonas más expuestas, las cuerdas aseguran al caminante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf6.jpg 

 

Vista general del valle con el camino a la izquierda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf7.jpg 

 

De vez en cuando volvíamos la vista atrás para seguir disfrutando

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf8.jpg 

 

El paseo fue transcurriendo con tranquilidad. En toda la mañana solamente nos encontramos con dos paseantes y con otros dos vecinos. La zona es muy apacible aunque en verano y los fines de semana suele estar más concurrida. El desnivel no es muy intenso y el paisaje va cambiando mientras se sube. Nosotros marcamos un buen ritmo desde el principio. Quizás por el mono de monte.

 

Llegando a la parte más espectacular de la ruta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf9.jpg 

 

La ruta de las Xanas, conocida como el pequeño Cares

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf10.jpg 

 

Abriendonos paso entre piedras calizas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf11.jpg 

 

Entre rocas y literalemente colgados del abismo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf12.jpg 

 

Cruzando el último de los túneles y abandonando el desfiladero

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf13.jpg 

 

Tras el cortado llega el turno del bosque

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf14.jpg 

 

El castañedo nos recibió vestido de otoño

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf15.jpg 

 

El río aportando magia y misterio al paseo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf16.jpg 

 

Colores y frutos del otoño

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf17.jpg 

 

Dicen que aquí aparece la xana, hada mitológica que vive en aguas cristalinas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf18.jpg 

 

Por el bosque dimos con este majestuoso haya

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf19.jpg 

 

Y con escaleras hechas con traviesas de tren

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf20.jpg 

 

Una vez que se abandona la zona del desfiladero, la ruta trasncurre por el bosque. Al final de éste se bifurcan los caminos. Lo más lógico es seguir subiendo hasta que se llega a un collado próximo al pueblo de Pedroveya (Quirós). En este punto se puede continuar con otros recorrido más largos por las proximidades de la sierra del Aramo. El lugar es de esos que enamoran.

 

Llegando al collado con el desfiladero al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf21.jpg 

 

Panorámica del núcleo de La Rebollada desde el collado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf22.jpg 

 

El majestuoso tejo de Pedroveya, uno de los puntos más altos de la ruta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf23.jpg 

 

La ruta de las Xanas se puede realizar de múltiples maneras. Desde hacer la ida y la vuelta por el mismo camino hasta realizar varias rutas circulares. Nosotros optamos por seguir el recorrido hasta Dosango para bajar desde allí al aparcamiento donde habíamos dejado el coche. Pero hay más opciones, todas muy interesantes.

 

Callejeando por Pedroveya y buscando el camino a Dosango

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf24.jpg 

 

Panorámica del núcleo de Dosango (Santo Adriano)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf25.jpg 

 

La ruta de bajada desde Dosango tiene su aquel. Está claro que no es tan espectacular como caminar por el desfiladero, pero sirve para entender un poco mejor el paisaje y el paisanaje de la zona. Como toda zona kárstica, cuenta con simas, rios ciegos y demás. Primero se baja por una carretera y luego por una empinada pista que cruza un bosque de castaños.

 

Una buena manada de buitres salió a nuestro encuentro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf26.jpg 

 

Castañedo coloreado y visto desde las alturas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf27.jpg 

 

Los últimos pasos fueron por bosque

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cf28.jpg 

 

Cuando llegamos al coche eran las doce de la mañana. Habíamos logrado aprovechar el escaso tiempo libre de aquel martes. Y habíamos rendido tributo a una de las rutas más conocidas de Asturias. Sin duda, un recorrido que merece la pena.

Otoñeando en Lanestosa (Bizkaia) y Asón (Cantabria)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 21-01-2010 en General. Comentarios (1)

A principios del mes de noviembre organizamos la tradicional quedada de los amigos del otoño. Un año más nos reuníamos para disfrutar del colorido, la montaña y los frutos del bosque. Sin embargo, en esta ocasión el tiempo nos jugó una mala pasada y la excursión se tuvo que amoldar a una pésima climatología. Nieve, granizo, lluvia... Un fin de esos en los que salir al monte es una locura. Aun así, lo intentamos. Nos fuimos hasta Lanestosa para conocer la cabaña de "El Carni" y allí planificamos una ruta por los collados del Asón. Fue un fin de semana donde a parte de la montaña también hubo cultura y diversión. Para repetir. Eso si, con mejor tiempo.

 

El viernes nos fuimos directos a Ramales de la Victoria (Cantabria). Allí habíamos quedado con mi hermano Alberto, con Jon Otoño y con su tío, al que hacía tiempo que no veíamos. Mientras llegaron los contactos, nosotros nos dedicamos a tomar vinos por los bares del pueblo. Luego nos fuimos a Lanestosa, donde tomamos la última. Con la noche bien entrada, finalmente llegamos a la cabaña del Carni. Todo un lujo en un paraje impresionante y tranquilo.

 

Durante la noche del viernes conseguimos que "Angie", se uniera a la excursión de amigos del otoño. Hiciese como hiciese, intentaríamos dar un pequeño paseo por los collados del Asón. Así lo hicimos.

 

El sábado amaneció lluvioso camino de los collados

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce1.jpg 

 

La premisa fue clara. El paseo terminaría cuando nos mojáramos los gayumbos. Sin embargo, nada más salir del coche ya estábamos completamente empapados. Así que planeamos una excursión más o menos corta para no quedarnos con las ganas de monte. "Angie" hizo de anfitrión y nos guió como un auténtico profesional.

 

Empezamos el recorrido calados hasta los huesos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce2.jpg 

 

La lluvia era tan intensa que desbordaba los riachuelos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce3.jpg 

 

El paseo transcurrió entre fuertes aguaceros. Eso impidió que sacara más fotos de la zona. Llovía tanto que tenía miedo a estropear la cámara. Aun así, el recorrido mereció la pena. "Angie" nos llevó hasta una zona concida como "Manhatan". Una especie de cueva donde se ve como dos enormes piedras se alzan y se juntan en la parte superior. Un lugar de esos a los que hay que volver.

 

La única parada que hicimos fue en la cueva para comer. Allí aproveché la coyuntura y el sotechado para sacar la cámara y tirar unas cuantas imágenes. No me podía ir de allí sin traeros unas cuantas fotos para mostrar este lugar tan increible.

 

Moviendo los carrillos junto a un desnivel de aúpa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce4.jpg 

 

Formas kársticas junto al comedor que encontramos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce5.jpg 

 

Cueva por la que siguió el recorrido por los collados del Asón

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce6.jpg 

 

Los collados del Asón, es uno de los lugares más mágicos de Cantabria. Se trata de una zona donde abundan las cuevas, las simas, las dolinas y todo lo que tiene que ver con la roca caliza. El lugar es sobrecogedor y tiene miles de recovecos. Un sitio al que hay que volver de todas todas.

 

Después de la comida tuvimos que reptar por la cueva de la foto superior. Cuando salimos del agujero, nos encontramos un fuerte desnivel cubierto de granizo. La bajadita fue peligrosa y nos tuvimos que agarrar a las hierbas para poder bajar sin caérnos. Un despiste hubiese significado un buen susto.

 

Superado el susto, siguieron las emociones

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce7.jpg 

 

Caminando entre altos paredones

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce8.jpg 

 

Alberto con las manos congeladas por la bajada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce9.jpg 

 

Cuando nos quisimos dar cuenta estábamos más o menos fuera de aquel laberinto kárstico. Solamente nos quedaba bajar de la montaña y llegar hasta el coche. Cuando creímos que no tendríamos más sustos, el cielo se estremeció. Un enorme trueno nos hizo apresurar el ritmo de la bajada.

 

Todavía nos quedaba una hora de tormenta por delante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce10.jpg 

 

La nieve y el granizo no impidieron que disfrutasemos de las vistas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce11.jpg 

 

La expedición bordeando unas peculiares rocas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce12.jpg 

 

Myriam llegando al peñón conocido como el pequeño Urriello

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce13.jpg 

 

"Angie" posando para la eternidad en un inolvidable día de monte

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce14.jpg 

 

Al mirar abajo ya intuíamos el final de la excursión

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce15.jpg 

 

Después de casi tres horas de marcha llegamos al coche. Estábamos más que empapados. Eso si, la escursión había merecido mucho la pena. Nos cambiamos y aprovechamos para acercarnos a ver la cascada del nacimiento del río Asón.

 

"Angie" inmortalizando el momento

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce16.jpg 

 

La cascada se mostraba exhuberante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce17.jpg 

 

Todavía con la humedad en el cuerpo, regresamos a la cabaña del tío de Jon. Allí nos fuimos turnando para ducharnos mientras los cocineros preparaban la comida. La ducha fue como el climax de la excursión por los collados del Asón.

 

Contraluces en la cabaña de Jose "El carni"

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce18.jpg 

 

Jon y Carni mirando a traves de la puerta como seguía lloviendo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce19.jpg 

 

Alberto dando buena cuenta de los champiñones regados con vino

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce20.jpg 

 

Después de la ducha y la comida, aprovechamos para ir a conocer el resto de las cabañas del barrio. Alberto se quedó echando una siesta y Jon, Carni, Myriam y yo nos fuimos a conocer un par de cabañas que esta cuadrilla tiene en Lanestosa. Una auténtica gozada.

 

Una intrigante imagen de la cabaña de "Estrope"

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce21.jpg 

 

Después de la escursión de la tarde, en la que no faltó el paseo en todoterreno, regresamos a la cabaña de Carni. Luego bajamos a Lanestosa a tomar unas degustaciones y unas cuantas espuelas. Allí pasamos buena parte de la noche entre risas, pequeñines y tragos. Además, conseguimos hacer un buen grupo para visitar, al día siguente, la cueva de Covalanas.

 

El domingo nos acercamos hasta esta cavidad situada entre Ramales de la Victoria y Lanestosa declarada Patrimonio de la Humanidad por la Hunesco. El lugar en el que se encuentra es impresionante, pero aún más son sus pinturas rupestes, de una gran calidad artística.

 

Panorámica de los alrededores de la cueva

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce22.jpg 

 

La cuadrilla camino de la cueva de Covalanas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce23.jpg 

 

Entrando en la cavidad (perdon por la fotografía)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce24.jpg 

 

Lo de visitar la cueva de Covalanas fue todo un acierto. El guía nos hizo una soberbia explicación de todo lo que pudimos ver. A parte de las características de esta y otras cuevas, hizo mucho hincapié en la importancia de las pinturas que allí se guardan. No hay duda de la calidad pictórica de quienes hicieron estas pinturas prehistóricas. A pesar de su antiguedad, ya se ve en ellas aspepectos tan modernos como la perspectiva. Todo un derroche de creatividad y misterio. Una vez más, gracias al guía por la interesantísima visita y perdón por las fotografías.

 

Tras la visita nos fuimos a tomar el vermouth a Lanestosa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce25.jpg 

 

Y aprovechamos para conocer este pueblo de Bizkaia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce26.jpg 

 

Balcones en el lejano oeste del País Vasco

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce27.jpg 

 

Jon departiendo con una vecina del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce28.jpg 

 

Una de las viviendas muchas casas tradicionales de Lanestosa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce29.jpg 

 

La Pampa, el bar en el que pasamos el fin de semana

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce30.jpg 

 

Una curiosa piedra aparecida recientemente

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce31.jpg 

 

Cuando nos quismos dar cuenta eran las tres de la tarde y seguíamos con el vermouth. El tiempo ya corría en nuestra contra y nos fuimos a la cabaña a comer. Allí pasamos las últimas horas del fin de semana mientras las nubes seguían acechando la zona.

 

Oscuros nubarrones marcaban el primer temporal de invierno 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce32.jpg 

 

Luces divinas como aperitivo a la comida

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce33.jpg 

 

Después de comer, hicimos las mochilas y emprendimos el viaje de vuelta a nuestros respectivos hogares. Alberto se fue para Valladolid, y Jon, Myriam y el que suscribe nos acercamos hasta Laredo para comprobar si el temporal también afectaba a la mar.

 

Una toma artística del temporal para concluir el fin de semana

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ce34.jpg

 

Regresamos a casa recordando lo bien que lo habíamos pasado. La excursión montaraz fue muy gratificante a pesar de la lluvia. Y también lo fue la estancia en Lanestosa. En la cabaña del Carni nos sentimos como en casa, y en el pueblo nos trataron como si nos conocieramos de toda la vida. Enseguida formamos parte de la cuadrilla. Así que no queda otra que repetir. Seguro.  

Unas horas en Brno (República Checa)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 15-01-2010 en General. Comentarios (4)

El viaje por la vieja Europa llegaba a su fin. Después de diez días recorriendo Italia, Eslovaquia, Hungría y Austria, tocaba regresar a casa. Para ello fuimos en tren desde Bratislava a Brno, en la República Checa. Allí tomamos un avión con destino a Londres, y desde allí, otro a Valladolid. Fue la guinda de un viaje tan trepidante como intenso. A pesar de que en Brno solo estuvimos unas horas, tuvimos tiempo para conocer la ciudad y pisar el quinto país de este recorrido centro europeo.

 

Cuando llegamos a Brno, eran algo así como las once de la mañana. Nuestro avión con destino Londres salía a las cinco y media de la tarde así que teníamos poco más de seis horas para hacer escala, conocer la ciudad y comer antes de volar a Gran Bretaña. No perdimos ni un instante y pronto nos vimos paseando por las calles de esta ciudad, la segunda en población de la República Checa tras Praga.

 

Llegar a Brno fue una mezcla de idiomas y lenguas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd1.jpg 

 

Lo primero que hicimos fue saludar y acercarnos a la oficina de información

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd2.jpg 

 

En la oficina de información turística conseguimos un mapa de la ciudad. Además, la mujer que nos atendió nos mostro la mejor manera de llegar hasta el aeropuerto. Con todo lo que necesitábamos saber, lo siguiente que hicimos fue cambiar dinero en un banco próximo. Cambiamos unos 40 euros en coronas checas, dinero más que suficiente para pasar unas horas en la ciudad y darnos una buena comilona.

 

Guiados por el mapa nos acercamos al mercado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd3.jpg 

 

Luego fuimos hasta la catedral de San Pedro y San Pablo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd4.jpg 

 

En el templo no se podían hacer fotografías, así que dimos un paseo por su interior y continuamos con la visita. A estas alturas, el Papa Benedicto regresó a nuestros pensamientos. Resulta que el pontífice había estado en el aeropuerto de Brno hacía apenas 48 horas dando una misa. Todavía seguían los coletazos de la visita papal a la zona. Menos mal que dejamos Praga para otra ocasión....

 

Encargada del templo repasando la visita en los periódicos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd5.jpg 

 

En la catedral de San Pedro y San Pablo, también visitamos un peculiar museo donde se exibían prendas de obispos y cálices de gran riqueza. Continuamos la visita subiendo hasta lo alto de una de las dos torres de esta iglesia situada en una colina. Desde allí arriba pudimos ver toda la ciudad a nuestros pies.

 

Brno (República Checa) a vista de pájaro no espino

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd6.jpg 

 

Jugando al vértigo en lo alto del campanario

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd7.jpg 

 

Paseando a paso ligero por las históricas calles de la ciudad de Brno

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd8.jpg 

 

Brno es una ciudad que no llega a los 400.000 habitantes. Sin embargo tiene suficientes atractivos para pasar allí más tiempo del que nosotros estuvimos. A parte de su historia, que se percibe a cada paso, hay numerosos edificios y museos interesantes. Además, en sus proximidades hay un gran número de cuevas y formaciones karsticas de gran interés. Nosotros nos tuvimos que conformar con conocer el casco antiguo de la ciudad. Brno también es conocido por el mundial de motociclismo, pues en su circuito se disputa una de las pruebas del campenato.

 

Seguimos los pasos marcados por los edificios

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd9.jpg 

 

Que no dejaban de llamarnos la atención

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd10.jpg 

 

Una de las apacibles plazas que existen en el centro histórico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd11.jpg 

 

Coloridos edificios con la iglesia de Santo Tomás al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd12.jpg 

 

Detalle de una fachada en una de las calles principales de Brno

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd13.jpg 

 

Ni que decir tiene que teníamos el tiempo encima. Así que el paseo fue un tanto apresurado. Foto aquí, foto allá, una cervecita local por el otro lado.... la mañana estaba cundiendo. Habíamos despertado en Bratislava, estábamos en Brno y todavía nos quedaba llegar a Londres. Casi nada.

 

Plaza de la libertad, centro neurálgico de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd14.jpg 

 

Vendedora ambulante de mosto en Brno

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd15.jpg 

 

Como no teníamos demasiado tiempo, recorrimos las calles principales y buscamos un lugar para comer. La verdad es que el menú nos salió bastante barato. Por unos diez euros comimos abundantemente los dos abundantemente con un par de cervezas de medio litro y cafés incluidos. Así da gusto viajar. Después, apuramos los últimos pasos por esta ciudad que además es la capital de la región de Moravia.

 

Paseando por la calle central de Brno después de la comida

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd16.jpg 

 

La torre del antiguo Ayuntamiento

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd17.jpg 

 

Detalle de una arquitectura un tanto llamativa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd18.jpg 

 

Reflejos de Brno o una amalgama de estilos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd19.jpg 

 

Otro vistazo a la triangular plaza de la libertad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd20.jpg 

 

Vivienda neogótica en el casco histórico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd21.jpg 

 

Interior de la iglesia de Santiago

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd22.jpg 

 

No queríamos abandonar la ciudad sin visitar esta iglesia que está considerada como uno de los edificios góticos más interesantes del país. Sus dimensiones no nos dejaron indiferentes. Aquí, por suerte, si que pudimos sacar unas cuantas fotografías.

 

No me mires así que yo no he sido....

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd23.jpg 

 

Firmando en el libro de visitas y el órgano al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd24.jpg 

 

En el libro de visitas dejamos bien claro que alguna vez volveremos a la República Checa. Solo unas cuantas horas habían bastado para saber que este país merece una visita más intensa. A estas alturas dábamos por buena la decisión de no habernos acercado a Praga. Entre otras cosas porque hubiese sido demasiado y no habríamos disfrutado la capital checa al máximo. Así que habrá que volver, fijo.

 

Galería morava y torre de Santo Tomás

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd25.jpg 

 

Ostentosa puerta en una de las muchas iglesias

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd26.jpg 

 

Con más pena que gloria nos dirigimos hacia la estación de tren. Allí partía nuestro autobús hacia el aeropuerto. No había duda, el viaje y las vacaciones tocaban a su fin. Aún así, quisimos exprimir el tiempo al máximo para seguir disfrutando de esta ciudad llena de detalles.

 

La arquitectura seguía llamandonos la atención

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd27.jpg 

 

Foto de despedida de Brno mientras llegaba nuestro autobús

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd28.jpg 

 

Extrarradios de Brno de camino al aeropuerto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd29.jpg 

 

Llegando al aeródromo de Brno, República Checa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd30.jpg 

 

En el aeropuerto tuvimos la suerte se seguir viajando. Allí había colgada una exposición de fotografías de diversas zonas del planeta. Fue una especie de consuelo para un par de viajeros que regresaban a casa aflijidos por el fin del recorrido pero contentos por todo lo que habíamos conocido.

 

Grado (Italia) en el aeropuerto de Brno

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd31.jpg 

 

Cuando despegamos, vimos el montaje papal

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd32.jpg 

 

Y cuando nos quisimos dar cuenta estábamos en el aeropuerto de Stantsted. Allí cambiamos las coronas checas por libras e hicimos acopio de alimentos para la noche. Antes de cenar y buscar un lugar para dormir, hicimos recuento de las vivencias del viaje. El circuito por Europa había merecido mucho la pena.

 

Recuento de monedas y billetes, menudo lío perejil

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cd33.jpg 

 

Aquella noche la pasamos en el aeropuerto. Y a la mañana siguiente volamos hasta Valladolid. Allí comimos en casa de madre y subimos con el coche hasta Asturias. Creo que todavía estamos intentando ordenar todo lo que vimos y vivimos. Eso sí, ya estamos pensando en el siguiente viaje.

 

De vuelta a Bratislava para iniciar el viaje de retorno

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 10-01-2010 en General. Comentarios (0)

Aquel 28 de septiembre comenzamos a darnos cuenta de que el viaje por Europa tocaba a su fin. Esa noche quisimos dormir en Bratislava en vez de en Viena más que nada por el tema económico. Así que nos dirigimos hasta la capital de Eslovaquia después de pasar el día en bicicleta por la capital austriaca. La escala en la ciudad duró algo más de 12 horas, el tiempo suficiente para hacer balance del periplo européo y para comenzar el viaje de retorno a casa.

Después de dejar la bicicleta en Viena, nos dirigimos a la estación del sur. Allí nos la metieron doblada cuando compramos los billetes. El vendedor o no se enteró o no se quiso enterar. La cuestión es que pagamos por un billete de ida y vuelta con los trasnportes de Bratislava incluidos. Vaya tongo. Aun así, el viaje y la noche de alberge nos costó menos que si hubiésemos quedado a dormir en Viena.

Llegamos a Bratislava sobre las ocho de la tarde 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb1.jpg 

 

Y allí todo parecía distinto y desconocido

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb2.jpg 

 

A pesar de que ya habíamos estado hacía una semana en esta ciudad, todo parecía completamente distinto. Por momentos creíamos estar perdidos. Y lo que es peor, regresar a Bratislava nos ocasionó un gran revuelo mental. Ya no sabíamos en qué lugares habíamos estado durante el viaje ni en qué orden. Sería cosa del cansancio.

 

Buscando el alberge Patio Hostel en la oscura noche de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb3.jpg 

 

Nos costó un poco, pero al final dimos con nuestra habitación

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb4.jpg 

 

La idea para esa noche era muy simple. Primero encontrar el alberge que habíamos reservado la noche anterior. Luego, ir a cenar un plato de comida caliente y por último descansar hasta la mañana siguiente, cuando comenzaba el viaje de retorno a casa. Así que dejamos las cosas y salimos a buscar un restaurante para poder cenar.

 

Nos dirigimos hacia el casco antiguo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb5.jpg 

 

Un viejo conocido que pronto salió ante nuestros pasos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb6.jpg 

 

Poco a poco la ciudad ya no parecía tan distinta: era la misma

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb7.jpg 

 

Callejeamos brevemente y pronto dimos con un restaurante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb8.jpg 

 

La primera noche que pasamos en la ciudad comprobamos que Bratislava no es una ciudad cara. Así que aprovechamos la coyuntura y buscamos un restaurante típico de comida local para conocer un poco más de cerca la gastronomía de este país. No tardamos en encontrarlo. Y cenamos bastante bien por poco dinero. Trucha de la zona, carne guisada con condimentos, ensalada de tomate, pepino y pimiento, más dos cervezas de medio litro. El total de la cuenta no llegó a 40 euros.

 

Cena caliente y en un plato, algo desconocido en los últimos diez días

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb9.jpg 

 

La cena fue bastante divertida. Estábamos solos en un restaurante que parecía una bodega. Además, el camarero, muy atento, nos puso en un radiocasete un cd de música popular eslovaca. Para finalizar la comilona, le pedimos que nos sugeriera un chupito típico de la zona. No se cortó un pelo y nos ofreció Slivovica, una especie de aguardiente de orujo pero con sabor agradable y afrutado. Después de la suculenta cena, nos vimos en la obligación de dar un paseo para evitar un empacho.

 

Así que nos fuimos hasta el castillo, de lo poco que nos quedaba por ver

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb10.jpg 

 

Desde lo alto, disfrutamos de las panorámicas del Danubio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb11.jpg 

 

Y aprovechamos las vistas para retratarnos junto a la fortaleza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb12.jpg 

 

Dimos un paseo por los alrededores del Hrad (castillo)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb13.jpg 

 

Y apuramos los minutos en la ciudad antes de ir a dormir

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb14.jpg 

 

Una última foto a los tejados de la oscura Bratislava

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb15.jpg 

 

Bajamos del Castillo al centro histórico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb16.jpg 

 

Y regresamos al alberge. Estábamos más que cansados

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb17.jpg 

 

Aquella noche no dormimos demasiado, primero porque nos acostamos a la una de la mañana, y segundo porque nos levantamos a eso de las siete. Por delante teníamos un intenso día de viaje que tendría un poco de todo. Había llegado el 29 de septiembre, jornada marcada para iniciar el regreso a casa.

 

Salimos del alberge, ubicado en un patio algo descuidado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb18.jpg 

 

Buscamos un tranvía que nos llevara a la estación, no valía la ambulancia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb19.jpg 

 

Encontramos la línea adecuada y esta peculiar pirámide invertida

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb20.jpg 

 

Una vez llegamos a la estación compramos un billete hacia la ciudad de Brno, en la República Checha. El tren partía a eso de las diez de la mañana, así que nos dió tiempo a tomar un café antes de subirnos al convoy.

 

Casi con lágrimas en los ojos dejamos Bratislava

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000cb21.jpg 

 

El peculiar viaje de vuelta comenzó allí mismo. Primero deberíamos pasar unas cuantas horas en la República Checa. Luego volaríamos a Londres, donde tendríamos que pasar aquella noche. Y al día siguiente, 30 de septiembre, otro avión nos llevaría a Valladolid. No había duda, las intensas vacaciones tocaban a su fin.