FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

Noche de bienvenida en Bratislava

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 27-10-2009 en General. Comentarios (2)

Después de tres días en Italia, comenzaba el viaje dentro del viaje. Atrás quedaban las ciudades más o menos conocidas y por delante nos esperaban un puñado de urbes todavía ignotas para el Komando Gorteak. La primera de todas fue Bratislava, capital de Eslovaquia. Allí llegamos un 22 de septiembre después de haber pasado la mañana en Bérgamo (Italia). Sobre las seis de la tarde aterrizábamos en el aeropuerto preparados para el primer contacto con esta pequeña pero encantadora capital. Fue una tarde noche de sorpresas: El recibimiento, con los brazos abiertos, fue brutal.

 

Eslovaquia entró en el euro a principios de este año, así que nos evitamos tener que cambiar dinero. Salimos al exterior del pequeño aeropuerto y esperamos a que llegase un autobús que nos llevara al centro.  

 

Foto conmemorativa de la llegada del Komando Gorteak a Slovakia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av1.jpg 

 

Un autobús de estos de época nos acercó desde el aeropuerto hasta la estación de tren de Bratislava. Los poco más de dos kilómetros de trayecto nos sirvieron para comprobar que estábamos en un país muy diferente al nuestro. A bote pronto, estábamos a dos mil kilómetros de casa. Así que la aventura estaba más que servida.

 

Caminando desde la estación de tren hasta nuestro albuergue

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av2.jpg 

 

Llegar hasta el Possonium Hostel no fue nada difícil. Está situado muy cerca de la estación y es prácticamente imposible no dar con él. Bien señalizado y también bien equipado. Todo un acierto en reservar una noche en este lugar.

 

Estaba claro, nos habían confundido con italianos una vez más

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av3.jpg 

  

Después de dejar las mochilas, salimos a conocer la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av4.jpg 

 

De camino al centro histórico, dimos con el palacio de Grassalkovich

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av5.jpg 

 

Llegamos a la parte antigua de la ciudad en un periquete

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av6.jpg 

 

Bratislava es una ciudad de medio millón de habitantes. Su situación estratégica la hizo importante paso desde la antiguedad. Y es que en poco más de 60 kilómetros a la redonda tiene la frontera con tres países: Austria, República Checa y Hungría. No obstante es una ciudad más bien pequeña y que suele pasar desapercibida para los grupos que hacen la ruta entre Viena y Budapest.

 

La iglesia de los Capuchinos a la derecha y el castillo al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av7.jpg 

 

Nuestros pasos por Bratislava, la vieja Presburgo, fueron guiados por la improvisación. La ciudad es lo suficientemente manejable para conocerla en unas cuantas horas. Además, merece la pena. Cada calle pintoresca o cada edificio histórico significaban un cambio de rumbo y una nueva sorpresa.

 

Así de perdidos llegamos a la plaza mayor (Hlavné Námestie en eslovaco)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av8.jpg 

 

Celebramos nuestra llegada con un par de cervezas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av9.jpg 

 

La verdad es que estábamos realmente satisfechos. La idea de iniciar este viaje en Bratislava había sido todo un acierto. La ciudad nos estaba cautivando, así que decidimos darnos un pequeño homenaje a modo de cerveza local en la calle principal. Ya habría tiempo para cenar.

 

Buscando un restaurante  de comida tradicional, ahora sí, algo perdidos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av10.jpg 

 

La vida nocturna de esta ciudad es algo más animada que en otras urbes européas. Aún así, nosotros seguíamos con la costumbre de cenar a eso de las diez de la noche. Dadas las horas, nos costó encontrar algún restaurante abierto en una zona que nos recomendaron en el albergue. Así que decidimos volver al centro histórico para probar suerte en alguno de los bares de la zona. Eso o nos quedábamos sin cenar.

 

De vuelta a la zona histórica sin encontrar un restaurante eslovaco

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av11.jpg  

 

Tuvimos suerte y nos dieron de cenar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av12.jpg 

 

Probamos suerte en un bar con terraza en la calle principal. Allí había gente cenando, así que no tuvimos problema en pedir mesa para dos. Una contundente ensalada de atún con hortalizas locales y una especie de pan relleno de carne guisada con queso fué el menú. Todo ello regado con otra cerveza de medio litro. Gran cena por poco más de quince euros.

 

Nocturnidad en la calle Michalská y su torre al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av13.jpg 

 

Fuimos a dar un paseo para bajar la cena y seguir conociendo la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av14.jpg 

 

Así llegamos hasta el puente nuevo, encargado de salvar el enorme Danubio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av15.jpg 

 

Reflejos nocturnos en el Danubio, uno de los grandes ríos de Europa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av16.jpg 

 

Oteando el castillo de la ciudad, suspendido en la noche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av17.jpg 

 

La verdad es que nos tentó subir hasta el castillo, pero al final desistimos. Con el rollo del cambio de país, la mañana en Bérgamo y el vuelo, estábamos algo cansados. Así que nos dedicamos a recorrer las calles del casco histórico. Tampoco íbamos a pasar demasiado tiempo en la ciudad, así que creimos oportuno conocerla lo más a fondo posible y dejar la fortaleza para otra ocasión.

 

Buscando los reflejos de la avenida Hviezdoslavovo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av18.jpg 

 

No tardamos en dar con la ópera, donde se nos recordó el idioma local

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av19.jpg 

 

Un vistazo a través de las ventanas del casino

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av20.jpg 

 

Curiosos córvidos flanqueando una puerta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av21.jpg 

 

A lo tonto, nos habíamos vuelto a salir de la zona central. A parte de que no había edificios antiguos, también lo notábamos en la ausencia de luz. Salirse de las calles principales significa quedar alumbrado por las luces de los comercios y de las casas. Apenas hay farolas.

 

Regresamos a la plaza mayor a modo de despedida

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av22.jpg 

 

El tiempo corría y el sueño nos podía. Así que a eso de las doce y algo de la noche decidimos regresar al albergue. Todavía teníamos por delante unos diez minutillos de caminata. Un pequeño paseo que se unía a los varios kilómetros recorridos en Bratislava. Eso si, la caminata nocturna había merecido la pena.

 

Últimos pasos por la zona antigua de Bratislava

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av23.jpg 

 

Y llegando al alberge, situado en la calle Sancová

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av24.jpg 

 

Antes de irnos a descansar se nos ocurrió la brillante idea de bajar al bar del albergue a tomar la última cerveza. Allí había tres tipos jugando al futbolín con los que acabamos entablando conversación. Entre el cansancio, el idioma y el verde que nos ofrecieron no conseguimos sacar nada claro. Inglés, frances, italiano, alemán, eslovaco...así no había quien comprendiese nada. Sólo que el futbolín era diferente al que nosotros conocemos y que hola es algo así como servuz.

 

Con tantos idiomas aquello parecía la torre de babel.

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000av25.jpg 

 

Tras la partida y con la cerveza a medias, nos fuimos a descansar. Estábamos doblados y a la mañana siguiente tocaba madrugar. Había que aprovechar las últimas horas en Bratislava antes de cambiar, otra vez, de país y de capital.

Bérgamo: media jornada de transición

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 21-10-2009 en General. Comentarios (0)

Después de pasar tres noches en Milán, llegaba el momento de abandonar Italia. El 22 de septiembre era el día señalado para volar hasta Bratislava, en Eslovaquia. Pero el viaje era por la tarde, así que teníamos toda la mañana para aprovechar al máximo. Optamos por acercarnos a Bérgamo, la ciudad desde la que salía nuestro avión. Habíamos estado varias veces en su aeropuerto y todavía no conocíamos sus callejuelas. Un buen paseo nos sirvió para darnos cuenta del enorme patrimonio que tiene esta ciudad que para muchos pasa desapercibida.

Aquella mañana nos levantamos pronto. Teníamos muchas cosas que hacer. Lo primero era llegar a la estación de Milán. Luego, desde allí, tomar un autobús hasta el aeropuerto de Bérgamo. Y finalmente acercarnos hasta la ciudad, situada a unos cuantos kilómetros. Aun así, lo primero fue despedirnos de los compañeros de Mery y de su casa de acogida. Mil gracias de nuevo.

 

Dejando atrás la habitación de Mery. Ciao Milano.

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au1.jpg 

 

A eso de las once de la mañana arribamos a Bérgamo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au2.jpg 

 

Después de tanto viaje, lo primero que hicimos fue sosegar tomando un café. Teníamos por delante unas cuantas horas antes de volar a Bratislava, así que la visita nos la tomaríamos con calma. Además, Bérgamo es una de esas ciudades que se pueden recorrer en una mañana con tranquilidad. El lugar perfecto para pasar unas horas antes de saltar a otro país.

 

Nos dirigimos a la ciudad alta, al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au3.jpg 

 

La ciudad se puede dividir en dos zonas bien distintas. En la zona alta, situada en una colina, está la parte más antigua. Allí se encuentran la mayor parte del patrimonio interesante de Bérgamo. La ciduad baja, más moderna, se extiende bajo la zona medieval. A pesar de que hay autobuses que suben hasta lo alto de la ciudad, nosotros optamos por llegar caminando. Más que nada para ir entrenando las piernas.

 

Poco a poco nos acercamos a la zona empedrada y antigua de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au4.jpg 

 

El esfuerzo de la subida fue recompensado con buenas vistas de la zona

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au5.jpg 

 

Y por fin, en los recovecos de la zona alta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au6.jpg 

 

Una vez en lo alto, fuimos directos al interior de la catedral, suprema

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au7.jpg 

 

El Duomo de Bérgamo es de esos que no se olvidan. Su interior está ricamente ornamentado y en su exterior se pueden apreciar las distintas épocas constructivas por las que pasó. Cada una de las entradas corresponde a un estilo bien diferenciado. Eso sí, todo en armonía y sin que un estilo acabase con el anterior.

 

Una vez en su interior, lo primero y casi lo único que hicimos fue mirar hacia el techo. Cuando no llevábamos ni un minuto en el templo, un amable joven nos animaba a salir. Había llegado el momento de cerrar la catedral. Eso si que es llegar y besar el santo.

 

Menos es nada, al menos habíamos visto el Duomo por dentro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au8.jpg 

 

La visita siguió por el exterior, la portada románica

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au9.jpg 

 

Detalles históricos de Bérgamo, que bien merece una visita

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au10.jpg 

 

Portada renacentista y la capilla Colleoni

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au11.jpg 

 

Una de las partes más conocidas del Duomo de Bérgamo es su fachada renacentista. Junto a ella se levanta la impresionante capilla de Colleoni. Para muchos, ésta es una de las obras cumbre del Renacimiento. A nosotros no nos dejó indiferentes.  

 

La torre del Comune y el palacio de la Región

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au12.jpg 

 

Piazza Vecchia, entorno a la que se levantan los principales monumentos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au13.jpg 

 

Cuando llegamos a esta plaza tuvimos que hacer un descanso en el paseo para admirar todos y cada uno de los monumentos que alberga. Posiblemente sea el punto de la ciudad con más historia. Y es que en muy pocos pasos está la catedral, el palacio, la torre, la biblioteca cívica... Todo un derroche que había que contemplar pausadamente. Luego continuamos el recorrido por las calles de Bérgamo, que nos estaba causando una buena impresión a primera vista.

 

¡¡Que comience el callejeo!!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au14.jpg 

 

Paseando por una de las calles principales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au15.jpg 

 

Dimos con una iglesia y nos metimos a husmear en su interior

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au16.jpg 

 

Edificios cargados de historia y de color

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au17.jpg 

 

Buscando el pasado histórico de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au18.jpg 

 

Tuvimos tiempo para perdernos entre callejuelas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au19.jpg 

 

También dimos con plazas más ámplias

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au20.jpg 

 

Llevábamos un buen ritmo de paseo, así que no fue dificil recorrer la mayoría de las calles de la ciudad alta. No queríamos dejar nada por ver. Así que tras el paseo por las callejuelas nos encaminamos al castillo. Desde allí las vistas sobre la ciudad son impresionantes.

 

Junto al castillo hay una exposición sobre la guerra

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au21.jpg 

 

Con cañones y blindados que no dudamos en asediar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au22.jpg 

 

Panorámica de la ciudad alta de Bérgamo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au23.jpg 

 

Desde el castillo regresamos al casco urbano en busca de estrechos callejones

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au24.jpg 

 

Y calles más amplias, como ésta, otra de las principales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au25.jpg 

 

Hasta descubrimos una de las plazas escondidas de la ciudad de Bérgamo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au26.jpg 

 

El paseo estaba resultando muy gratificante. Bérgamo nos estaba dando una buena sorpresa en forma de riqueza histórica y artística. Había merecido la pena pasar aquí la mañana. Pero el tiempo corría en nuestra contra y cuando nos quisimos dar cuenta, el reloj marcaba las tres de la tarde. Comimos algo junto a la capilla Colleoni antes de abandonar la ciudad con destino al aeropuerto.

 

Un último vistazo a la capilla de Colleoni, impresionante por dentro y por fuera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au27.jpg 

 

Dejamos atrás la ciudad en un autobús que nos llevó hasta el aeropuerto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au28.jpg 

 

El periodo italiano de este viaje por Europa tocaba a su fin. Llegaba el momento de cambiar de país. ¡¡Menudos nervios!! Eslovaquia y su capital, Bratislava, nos esperaban. Así que lo del vuelo fue casi como un mero trámite.

 

Preparando los billetes o el Komando Gorteak a dos horas de Bratislava

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000au29.jpg 

 

El vuelo transcurrió entre cabezadas y paisajes aéreos de los Alpes de los que ya tendréis noticias en su día. Así que cuando nos quisimos dar cuenta estábamos en otro país muy distinto a Italia. Las palábras que oíamos nos lo confirmaban. Habíamos llegado a Bratislava.

El lago Maggiore con paradas y retrasos

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 16-10-2009 en General. Comentarios (1)

Aquel 21 de septiembre suponía nuestra segunda jornada en Italia durante nuestro periplo por la vieja Europa. Después de llegar a Milán, habíamos pasado un día entero disfrutando de sus encantos. Así que llegaba el momento de conocer otras zonas próximas con encanto. En principio, nuestra intención era acercarnos al Lago Como, pero los compañeros de piso de Mery nos recomendaron el Lago Maggiore. No lo dudamos un momento y dedicamos la jornada a conocer pueblos como Arona o Stresa.

Lo primero que hicimos aquella mañana fue pasar por el supermercado para comprar alguna que otra vianda. Luego nos metimos en la boca del metro, y como si nos conociésemos el entramado de toda la vida, nos dirigimos a la estación central de Milán. Allí nos esperaba la primera sorpresa.

La gran estación fue el punto de partida del viaje

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar1.jpg 

 

Cuando llegamos a la estación, fuimos a sacar nuestro billete en dirección a Arona, pueblo situado a orillas del Lago Maggiore. Estuvimos sopesando las distintas opciones y acabamos por comprar un billete para el primer tren, que en en vez de ir directo, hacía trasbordo en Gallarate. El siguiente tren directo salía demasiado tarde.

 

El problema llegó cuando nos enteramos de que la mayoría de los trenes llevaban retraso, al día siguiente supimos que por el descarrilamiento de una máquina. Intentamos cambiar los billetes pero fue imposible. Así que tuvimos que esperar a que nuestro tren con destino a Gallarate saliese casi una hora después de lo previsto.

 

Todo el mundo preocupado por la pantalla y nosotros haciendo fotos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar2.jpg 

 

Tras la larga espera, finalmente nos subimos a nuestro tren

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar3.jpg 

 

Media hora después llegamos a Gallarate

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar4.jpg 

 

Como el tren salió con retraso de Milán, perdimos la conexión hacia Arona. Así que tuvimos que pasar algo así como una hora en Gallarate, una ciudad situada muy cerca del aeropuerto de Malpensa. Después de un café, salimos a recorrer las calles de este lugar que se cruzó en el recorrido por el lago Maggiore del Komando Gorteak.

 

Paseando a buen ritmo por esta ciudad de la provincia de Varese 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar5.jpg 

 

Nos topamos con la iglesia de San Pedro, de origen románico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar6.jpg 

 

Las casas seguían siendo señoriales e inmensas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar7.jpg 

 

Tras el breve pero interesante paseo, seguimos con nuestro viaje. Regresamos a la estación previa compra de cerveza en un pequeño supermercado. Luego, cuando llegó el tren con destino a Arona, nos subimos y buscamos un buen sitio para almorzar. Así a lo tonto habíamos pasado media mañana entre retrasos, trasbordos y milongas varias.

 

Sabrosos bocados de media mañana

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar8.jpg 

 

Finalmente llegamos a Arona sanos y salvos aunque un poco tarde

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar9.jpg 

 

Lo primero que hicimos fue acercarnos hasta la orilla del lago Maggiore

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar10.jpg 

 

Para disfrutar de sus panorámicas, al fondo la fortaleza de Angera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar11.jpg 

 

Llegar a la orilla del segundo lago más grande de Italia nos había llevado más tiempo de lo previsto. Así que tuvimos que aprovechar el tiempo al máximo. Estuvimos paseando todas y cada una de las calles del pueblo durante algo más de dos horas. El tiempo que teníamos antes de tomar otro tren con destino a Stresa, uno de los pueblos más turísticos de la zona. Pero antes, había que conocer el pequeño núcleo de Arona.

 

Calles estrechas nos dieron la bienvenida al interior del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar12.jpg 

 

Un núcleo lleno de construcciones históricas junto al lago

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar13.jpg 

 

Las iglesias, sobretodo barrocas, lo más numeroso y llamativo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar14.jpg 

 

Aunque alguna que otra calle también era interesante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar15.jpg 

 

Encaminados por la calle principal hacia la estación

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar16.jpg 

 

Tras el paseo, regresamos a la estación de tren, donde tomamos un convoy hacia Stresa después de esperar una media hora que aprovechamos para comer. El viaje en tren fue de esos que no se olvidan. Un paisaje idílico discurría a paso lento discurría a través de la ventana: El lago Maggiore y los pueblos de sus orillas.

 

Llegamos a Stresa a eso de las cuatro de la tarde

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar17.jpg 

 

Según nos habían comentado en nuestra casa de acogida en Milán, este pueblo es uno de los más conocidos del Lago. A parte de su paisaje y sus callejuelas, lo más llamativo es que tienen muy cerca las tres islas más famosas de la zona. Las posibilidades son varias: desde viaje en barco al archipiélago hasta un funicular para otear la zona a vista de pájaro. Nosotros, una vez más, nos tiramos a lo barato: caminar y caminar.

 

Isola Bella, la isla bella con las montañas de los Alpes al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar18.jpg 

 

Paseando junto al lago divisamos la isla de los pescadores, la única pública

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar19.jpg 

 

Otra de las razonas que nos llevaron a dejar para otra ocasión la excursión en barco era la propiedad de las islas. Como nos comentaron en la oficina de información, tan solo una de ellas, la de los pescadores, es de acceso libre. Las otras dos, Bella y Madre, son propiedad de la familia Borromeo. Para entrar en ellas hay que pagar entrada. A pesar de su interés -en su interior hay jardines y palacios- el precio era algo excesivo. Así que lo dicho, a caminar.

 

El núcleo de Laveno, al otro lado del lago Maggiore

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar20.jpg 

 

Caminando sobre el agua, al fondo ya se intuye Suiza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar21.jpg 

 

Entre paseo y paseo nos acercamos a la zona desde la que salía el funicular hasta lo alto de una montaña próxima. Las vistas, como se explicaba en la entrada, eran de impresión: Todo el lago, el Monte Rosa, varias montañas señeras de los Alpes... Una vez más el precio de la atracción nos hizo desistir. Casí 20 euros por persona. O lo que es lo mismo. Dos noches de albuergue para próximos días.

 

Luego nos acercamos a la zona de los hoteles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar22.jpg 

 

Garitos con más estrellas que el firmamento a orillas del lago

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar23.jpg 

 

Más tarde nos adentramos en las callejuelas de Stresa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar24.jpg 

 

Los palacetes palaciegos aparecían a cada paso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar25.jpg 

 

Otras veces lo llamativo estaba en la artesanía del lugar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar26.jpg 

 

Como ya era demasiado tarde para tomar un barco a cualquiera de las islas, nos tuvimos que conformar con un tranquilo paseo por las calles de Stresa. Al ser un lugar turístico por excelencia, nos cruzamos con varias excursiones. Aun así, nosotros siempre íbamos buscando las calles menos frecuentadas.

 

Callejeando por las callejas de Stresa, junto al Lago Maggiore

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar27.jpg 

 

Muchas tiendas de recuerdos y productos típicos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar28.jpg 

 

A lo tonto y muy a nuestro pesar, se nos estaba acabando el tiempo. Habíamos pasado un par de horas en Stresa y prácticamente estaba atardeciendo. Aun así quisimos aprovechar las últimas luces de la tarde para disfrutar del ocaso junto al lago. Todavía nos queda algo así como una hora antes de tomar el penúltimo tren con destino a la estación central de Milan. Había que apurar.

 

Colores ocasionales y siluestas alpinas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar29.jpg 

 

De vuelta a la estación tomamos un pequeño desvío

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar30.jpg 

 

Así llegamos a una zona residencial más tranquila y opulenta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar31.jpg 

 

La curiosa torre que nos desvió en nuestro camino

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar32.jpg 

 

Llegamos a la estación diez minutos antes de que lo hiciese el tren

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ar33.jpg 

 

De regreso a Milan se nos hizo completamente de noche. Mientras las luces de los pueblos aparecían aquí y allá, hicimos un balance de la jornada. Puede que quizás no aprovechásemos el día al máximo y tuviesemos que dejar excursiones en barco para otra ocasión a causa de los retrasos. Pero había merecido la pena llegar a esta zona de Italia donde el Lago Maggiore hace de nexo de unión con Suiza. No había duda.

 

Cuando llegamos a la estación central de Milán, nos metimos en el metro y regresamos a la casa de Mery. Allí pasamos la última noche italiana de este viaje. Al día siguiente tocaba cambio de ciudad y de país. Así que era obligatorio descansar. 

Milán y sus profundidades

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 07-10-2009 en General. Comentarios (5)

El pasado 19 de setiembre comenzó el viaje de las vacaciones, un variado tour por capitales europeas que nos llevó a recorrer unos cuantos países. La ruta había sido planeada teniendo en cuenta unos billetes de avión que conseguimos por un precio más que tirado. El recorrido, una vez en destinos, se fraguó sobre la marcha. Fue un viaje muy intenso que comenzó en Milán, ciudad italiana donde ya habíamos estado en varias ocasiones, pero solo como escala inmediata. Era la ocasión perfecta para indagar en la ciudad y conocer sus profundidades. 

 

A eso de las nueve de la mañana partíamos de Montemayor de Pililla con destino a Valladolid. Atrás quedaban seis dias de fiesta insuperables que el que suscribe había apurado hasta el máximo. Dos horas después de acostarme, nos marchábamos a la capital castellana, donde tomaríamos un bus hasta la estación sur de Madrid.

 

Abrochensé los cinturones que el viaje va a comenzar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at1.jpg 

 

De la estación madrileña fuimos en metro hasta el aeropuerto de Barajas. El vuelo, sin mayores problemas, nos dejó en Bérgamo, donde llegamos a eso de las ocho de la tarde. Luego tomamos un autobús que nos acercó a la estación central de Milan - Milano - Mailand. Una vez allí, teníamos que dar la casa de Mery, amiga de la Universidad. En su hogar teníamos reservada cama para tres noches.

 

Siguiendo las indicaciones del Metro, hasta la parada de Piola

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at2.jpg 

 

Aterrizar a Milán 12 horas después de las fiestas de Montemayor de Pililla no es tarea fácil. Por suerte, dormimos algo durante el viaje y llegamos lo suficientemente despejados a la ciudad para encontrar la vivienda de nuestra amiga. Aunque Mery no estaba en Italia, las puertas de su casa serían abiertas para el Komando Gorteak por Karla, una compañera de piso croata.

 

Sanos y salvos en la habitación de acogida. Gracias de nuevo.

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at3.jpg 

 

Como estábamos reventados nos metimos en la cama sin rechistar. A la mañana siguiente, sábado 20, nos despertamos todavía algo atolondrados a eso de las once y media. Tranquílamente nos fuimos acomodando al ritmo de viaje y optamos por salir a conocer Milan. Ya habíamos estado varias veces en la ciudad pero nunca habíamos pasado más de tres horas de estancia. Así que no había escusa. Era la manera perfecta de ir entonando sin forzar.

 

Lo primero de todo fue entrar en la catedral, inmensa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at4.jpg 

 

Las otras veces que habíamos estado en la ciudad la catedral estaba en obras. Así que poder entrar en su interior fue como un regalo. El templo, gótico, impresiona tanto por sus dimensiones que uno se queda casi de piedra cuando cruza la puerta.

 

Las luces divinas se colaban a modo de milagro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at5.jpg 

 

Detalle de las vidrieras, también sobresalientes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at6.jpg 

 

Tras la instructiva visita, recorrimos las calles menos frecuentadas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at7.jpg 

 

Se notaba que era sábado y que el paseo era improvisado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at8.jpg 

 

Muchas y amplias avenidas por las que corrían los tranvías

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at9.jpg 

 

De pronto dimos con Santa Maria delle Grazie

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at10.jpg 

 

Ayudados por un mapa que nos prestaron en el piso de acogida fuimos a parar a este templo del siglo XV famoso por albergar una de las joyas de Milán. En su interior se encuentra la última cena pintada por Leonardo da Vinci, el Cenacolo. Probamos suerte en la entrada pero fue imposible. Las visitas se reservan con semanas de antelación.

 

Así que nos tuvimos que conformar con ver su exterior

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at11.jpg 

 

Seguimos caminando entre grandes fuentes y edificios hacia el castillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at12.jpg 

 

Sforzesco, la fortaleza renacentista de Milán

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at13.jpg 

 

Sus salas albuergan museos y su interior es una agradable zona de paseo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at14.jpg 

 

Es uno de los principales reclamos de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at15.jpg 

 

Tras el paseo, fuimos por una de las muchas calles comerciales de Milano

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at16.jpg 

 

Y nos dejamos caer por las galerías Vittorio Emanuele II

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at17.jpg 

 

Hicimos un receso en la plaza del Duomo para comer

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at18.jpg 

 

Fachada de la catedral después del bocadillo variado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at19.jpg 

 

El paseo continuó por la calle Torino, también llena de tiendas e iglesias

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at20.jpg 

 

Caminando, caminando dimos con columnas romanas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at21.jpg 

 

A pesar de lo que generalmente se piensa, Milán es más que su castillo y su catedral. Vale que es un ciudad grande y en parte nueva, pero también es cierto que guarda escondidas muchas joyas que revelan una interesante historia. El recorrido a pie que estábamos haciendo así nos lo confirmaba.

 

Solo había que encontrar una mirada apropiada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at22.jpg 

 

Otras veces, la ciudad lo ponía más fácil

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at23.jpg 

 

San Lorenzo  Maggiore, una amalgama de estilos o varias iglesias en una

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at24.jpg 

 

El día cundía y aparecían los canales ¿nos habremos salido del mapa....?

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at25.jpg 

 

La zona de los canales es otro de esos lugares escondidos en Milán. La verdad es que están un poco a desmano, y más si se va caminando, como hicimos nosotros. A pesar de todo, esta especie de Venecia milanesa merece la pena. Muestra el pasado navegante de la ciudad. Y es que por aquí llegaron mercancías de todo tipo, como el marmol de la catedral.

 

Varios canales dan forma a este peculiar barrio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at26.jpg 

 

Naviglio Grande, construido allá por el siglo XII

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at27.jpg 

 

La zona está llena locales de artistas y cafés

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at28.jpg 

 

Incluso dimos con una casa que parecía okupada, al menos tenía vida.

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at29.jpg 

 

Tras los canales llegaron otras calles más estrechas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at30.jpg 

 

Y pasito a pasito llegamos a Sant´Ambrogio, de marcado estilo románico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at31.jpg 

 

Destruida parcialmente durante la II Guerra Mundia, el templo es básicamente románico, del siglo X. En su interior, destaca el altar, decorado con oro y piedras preciosas. Es otra de esas joyas desperdigadas por la ciudad.

 

Como estaban de celebración no pudimos ahondar en la visita

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at32.jpg 

 

Así que continuamos el paseo por los alrededores

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at33.jpg 

 

Sin darnos cuenta estaban pasando las horas y los kilómetros se comenzaban a acumular en nuestras piernas. A modo de previa del viaje por Europa no estaba nada mal. Y más teniendo en cuenta el desgaste de las fiestas. Aún así, todavía nos quedaba alguna cosa pendiente por conocer.

 

Encaminando nuestros pasos hacia el barrio de Brera 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at35.jpg 

 

Donde se encuentra la pinacoteca más importante de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at36.jpg 

 

Acababan de cerrar cuando llegamos al palacio, así que nos quedamos con las ganas una vez más. Aunque se hacía de noche poco a poco, continuamos nuestro recorrido por Milán. Ahora tocaba conocer la zona de Moscova.

 

Con interesantes librerías y zonas para salir, aunque sea para mirar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000at37.jpg 

 

Al final nos pudo el cansancio y regresamos a nuestra casa de acogida. Así a lo tonto habíamos pasado más de diez horas caminando por Milan. Algo que a modo de aclimatamiento no estaba nada mal. Después de cenar, caimos rendidos. A la mañana siguiente nos esperaba el Lago Magiore. El viaje comenzaba a tomar forma.

 

De vuelta a las andadas tras el tour por Europa

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 04-10-2009 en General. Comentarios (0)

El parón vacacional del blog llega a su fin. Después de unos cuantos días de merecido descanso volvemos al trabajo. Llegamos con las pilas bien cargadas después de unas gloriosas fiestas de Montemayor de Pililla y de un interesante recorrido por Europa. Habrá muchos capítulos de este peculiar y bizarro viaje. Pero como seguro que estais ansiosos de conocer nuestras aventuras, aquí os traemos un pequeño adelanto. Se trata de un episodio donde se repasa rápidamente el viaje teniendo como guión los reflejos. El recorrido comenzó el día 19 en Madrid y finalizó el día 30 en Valladolid. Una ruta que nos llevó por seis paises distintos, casi nada.

De Madrid a Milán, donde dormimos tres noches y vimos los canales el día 20

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an1.jpg 

 

El día 21 nos acercamos a Arona, en el lago Maggiore

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an2.jpg 

 

La isla de los pescadores con los Alpes al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an3.jpg 

 

Rebuscamos entre la artesanía de Stresa (Italia)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an4.jpg 

 

El día 22 de septiembre nos fuimos a Bérgamo antes de volar de nuevo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an5.jpg 

 

Paseamos por sus históricas calles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an6.jpg 

 

De Bérgamo a Bratislava (Eslovaquia), donde dimos con el Danubio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an7.jpg 

 

La mañana del 23 tocó conocer la ciudad eslovaca

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an8.jpg 

 

Bratislava: Pequeña, acogedora, manejable y muy fotogénica

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an9.jpg 

 

El mismo 23 nos fuimos a Budapest, la capital de Hungría

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an10.jpg 

 

El día 24 conocimos la ciudad de Buda, encaramada en un alto medieval

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an11.jpg 

 

Y entramos en la casa de la Seccesión Húngara, modernismo a raudales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an12.jpg 

 

Con tanto lío de países había que estar atento a los cambios de lenguaje

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an13.jpg 

 

El día 25 llegó el descanso en los baños termales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an14.jpg 

 

Nos despediamos de una ciudad muy romántica

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an15.jpg 

 

El día 26 de septiembre llegamos a Viena, la capital imperial de Austria

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an16.jpg 

 

Reflejos nocturnos en el cielo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an17.jpg 

 

El 27 seguimos los pasos de Otto Wagner en Viena

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an18.jpg 

 

Aunque no nos olvidamos de los estilos más clásicos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an19.jpg 

 

Aprovechamos la ciudad al máximo, de día, de noche y entre luces

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an20.jpg 

 

El 28 de septiembre recorrimos Viena (Austria) en bicicleta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an21.jpg 

 

Y dormimos en Bratislava (Eslovaquia) después de subir hasta su castillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an22.jpg 

 

El día 29 iniciamos el retorno desde Brno, en la República Checa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an23.jpg 

 

Paseamos por la ciudad antes de volar a Londres

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000an24.jpg 

 

Esa noche la pasamos en el aeropuerto de Stansted y a la mañana siguiente, día 30, volamos a Valladolid. Desde allí, regresamos en coche hasta San Esteban (Asturias). Todo un viaje de lo más intenso del que tendreis más noticias en breve. Cuando acabemos de aterrizar.