FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

Piornedo, una joya en los Ancares

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 24-08-2009 en General. Comentarios (4)

Cuando nos despertamos aquella mañana de domingo, no sabíamos muy bien donde estábamos. Puede que fuese la fiesta, el hecho de dormir en el coche o haber llegado a un sitio desconocido de noche. La cosa es que cuando abrimos los ojos, nada era como nos lo imaginábamos. Estábamos en As Nogais (Lugo) donde se celebraba la fiesta de la empanada. Así que lo primero que hicimos fue acercarnos hasta la panadería para comprar un poco de pan y una empanada que no tardamos en catar. 

 

Fue el inicio de una larga jornada que en su primera parte dedicamos a la zona de Los Ancares, una zona montañosa y aislada donde el tiempo parace no correr de la misma manera. La idea era conocer este parque natural y acercarnos al pueblo de Piornedo, pero para ello teníamos que circular unos cuantos kilómetros por carreteras secundarias estrechas y enrevesadas.

 

A pesar de todo, las vistas eran espectaculares

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj1.jpg 

 

El día estaba extraño en lo meteorológico. Las nubes amenazaban y en muchos casos nos cegaban con intensas nieblas, sobretodo en los altos. Esto tampoco fue un impedimento para disfrutar del paisaje ni de los pueblos de esta zona de la provincia de Lugo. A cada paso nos sorprendía un espeso bosque o una aldea colgada de la montaña. Toda una delicia visual.

 

Frondosidades arbóreas en los Ancares de Lugo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj2.jpg 

 

Tras algo más de una hora de trayecto y después de haber pasado por el centro de interpretación, llegamos a Piornedo, una aldea tan remota como impresionante. Se podría decir que está en el corazón de los Ancares, en una zona donde limita Asturias, Galicia y León. El pueblo es historia viva. Es el que más pallozas, construcciones tradicionales, conserva de toda la zona. Imprescindible.

 

La palloza, edificio característico de los Ancares

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj3.jpg 

 

La piedra de granito, la techumbre vegetal en forma de cono y su estructura circular son los elementos constructivos claves de estas viviendas de origen prerromano. Las pallozas eran las construciones donde convivián personas y animales. La casa y la cuadra. Una especie de refugio para todo ser viviente de la familia. Hoy en día se reservan al ganado y al turismo.

 

Paseando por las calles mágicas e históricas de Piornedo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj4.jpg 

 

A parte de las pallozas, el pueblo cuenta con numerosos hórreos, también con techumbre vegetal. Casi todo el pueblo tiene estos característicos tejados. Había momentos en que parecía que estábamos en la aldea de los galos. Y es que las nuevas construcciones se han levantado sin dañar demasiado el aspecto ancestral del pueblo.

 

Piornedo, un museo etnográfico al aire libre

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj5.jpg 

 

Construcciones milenarias a pie de calle

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj6.jpg 

 

Mirar a cualquier lado era ver el horizonte salpicado de conos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj7.jpg 

 

Ventana escondida contra el frio, el calor y la nieve

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj8.jpg 

 

Las pallozas no tienen muchas ventanas. Así evitan que el frio o el calor entre en ellas. Los gruesos muros de piedra también ayudan a mantener una temperatura más o menos llevadera tanto en invierno, cuando la nieve suele ser habitual, como en verano.

 

Los aperos adornan las calles del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj9.jpg 

 

Uno de los rincones con más encanto con paisanaje incluido

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj10.jpg 

 

La verdad es que estábamos ensimismados. No nos esperábamos encontrar todo esto en Piornedo. Menuda sorpresa. Disfrutamos de lo lindo, algo que contribuyó a que casi se nos olvidara la resaca de la fiesta de la empanada.

 

No dejamos ni un hueco del pueblo por recorer

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj11.jpg 

 

Calle arriba y calle abajo, casi siempre solos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj12.jpg 

 

A pesar de que estábamos en pleno mes de agosto, el turismo no se hacía notar demasiado por la zona. No nos habíamos cruzado con muchos coches y tampoco se veían masificaciones. Así que el paseo fue mucho más placentero y tranquilo. La pena fue que tampoco nos encontráramos demasiados vecinos, aunque tampoco hay muchos.

 

Oteando los tejados de Piornedo, pallozas y más pallozas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj13.jpg 

 

También tuvimos tiempo de disfrutar de los alrededores del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj32.jpg 

 

Con unas vistas de esas que se guardan en la retina para siempre

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj14.jpg 

 

La zona de los Ancares se caracteriza por marcados valles. La mayoría de los pueblos están en los altos o bien a media ladera. Las pendientes son pronunciadas y las distancias entre aldea y aldea se tardan casi lo mismo en realizar en coche que caminando. Piornedo está en un alto, así que las panorámicas que tiene son increibles. Y eso que las nubes no dejaban de malmeter en las cumbres.

 

Escena de la vida tradicional, todo a bien a mano

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj15.jpg 

 

Detalles y grabados de uno de los numerosos hórreos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj16.jpg 

 

Foto conmemorativa de la visita del Komando Gorteak a Piornedo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj17.jpg 

 

Mirando de cerca uno de esos peculiares tejados

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj18.jpg 

 

Después de dar un intenso paseo por todas las calles del pueblo pensamos que había llegado el momento de entrar en una palloza. Antes de marcharnos, nos acercamos a una vivienda que ya le habíamos echado el ojo y que ofrecía visitas. No lo pensamos demasiado y nos metimos en su interior. Fue como un viaje al pasado en que el fuimos guiados por el dueño y habitante de la construcción.

 

La cocina, con un poco más de luz que el resto de la casa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj19.jpg 

 

Las pallozas generalmente son grandes. En ella tenían que convivir los animales y los humanos. Allí se cocinaba, se dormía y se guardaba el ganado cuando no estaba pastando. El hombre que nos enseño la casa nos explicó cada una de las dependencias.

 

Aquí estaba el ganado, arriba el pajar....

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj20.jpg 

 

No podía faltar el horno para el pan y otros alimentos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj21.jpg 

 

La palloza también es un almacén, todo se guarda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj22.jpg 

 

El vecino nos iba narrando como era la vida en estas construcciones. Todos sus antepasados habían vivido siempre en estas casas hasta hace bien poco. Y es que, como contaba, antes, en el pueblo, todo eran pallozas y no había otra manera de vida. Duros inviernos, mucho trabajo y una manera de sobrevivir nada fácil. Sus manos lo corroboraban.

 

Luces en la oscuridad más penumbrosa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj23.jpg 

 

En el interior de la vivienda no había ningún tipo de luz, solamente la que entraba por las puertas y ventanas. A veces, para ganar un poco más de luminosidad, los habitantes encendían un palo. Su llama les servía para tener un poco más de claridad. Si no hubiese sido por la falta de luz y la ausencia de trípode, hubiese sacado mil fotos.

 

Una última en plano general de la Palloza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj24.jpg 

 

Antes de salir compramos un tarro de miel al vecino y guía. Nos parecía que dos euros era poco por las explicaciones que nos había dado. De no haber sido por él, no hubiésemos podido apreciar tan de cerca un modo de vida tan tradicional como el de los Ancares. La visita había merecido la pena, pero había que seguir con la ruta.

 

Salimos de Piornedo rodeados de bosques de roble

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj25.jpg 

 

Al cabo de un rato apareció ante nosotros el pueblo de Suarbol (León)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj26.jpg 

 

Nuestra idea era hacer una ruta de montaña para seguir disfrutando de los paisajes de esta zona. En otro viaje que no viene a cuento llegamos esta zona y vimos una subida bastante interesante. Así que nos acercamos hasta el puerto de los Ancares para intentar la ascensión al pico Cuiña, que con sus casi dos mil metros es el más alto de la zona. Sin embargo el mal tiempo nos hizo desistir. La niebla persistía en el alto y no íbamos a disfrutar de las vistas. Así que lo dejamos para otra ocasión.

 

Encontramos un restaurante bajando del puerto hacia Tejedo de Ancares

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj27.jpg 

 

Después de la comida, en la que no pudo faltar la empanada, seguimos con la ruta. En esos momentos barajábamos dos opciones. Una era dirigirnos hacia Ponferrada. La otra pasaba por seguir en la zona de los Ancares. En el cruce de caminos, lanzamos una moneda al aire y salió la segunda propuesta. Nos encaminamos al pueblo de Suertes para intentar subir por otro puerto, el de Cienfuegos.

 

Fue una suerte llegar al pueblo de Suertes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj28.jpg 

 

Una de las viviendas de Suertes (León)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj29.jpg 

 

Cuando llegamos al final del pueblo, los peores pronósticos se cumplieron. A partir de aquí, el asfalto dejaba paso a una pista de tierra solo apta para todoterrenos. Así que no tuvimos otro remedio que darnos la vuelta y retomar la primera opción: Salir de los Ancares en dircción a Ponferrada.

 

Dejando atrás la sierra de los Ancares y en busca del buen tiempo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000aj30.jpg 

 

En Ponferrada, la capital del Bierzo, comenzaría la segunda parte del día. Una tarde en la que no hubo ruta de montaña pero que nos deparó numerosas sorpresas. En el siguiente capítulo, la continuación.

A la fiesta de la empanada por las profundidades de Asturias

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 12-08-2009 en General. Comentarios (0)

El pasado 1 de agosto nos tomamos unos días de descanso para disfrutar de uno de esos viajes que tanto nos gustan. En principio nuestra intención era acercarnos hasta la zona de los Ancares, pero en realidad, el recorrido se iría cocinando durante la marcha. Fueron tres días tan intensos como variados. El sábado fue el día inicial de este tour. Una de esas jornadas que sirven para ir abriendo boca. Un día que empezó en San Esteban y terminó en la fiesta de la empanada de As Nogais, en Lugo. Una de esas jornadas donde el viaje en si mismo ya es una aventura. Y más teniendo en cuenta que el camino elegido fue el más complicado y profundo.

 

Salimos de San Esteban a eso de las doce de la mañana con el coche cargado de ganas por conocer. También llevábamos un hornillo, la tienda de campaña y unos sacos de dormir. El resto nos lo íbamos a encontarar por el camino. Nos dirigimos hacia Tineo por el corredor del Narcea y desde allí, seguimos el viaje por carreteras secundarias. De Tineo nos dirigimos a Pola de Allande por la As-217, un recorrido más lento pero también más enriquecedor.

 

La carretera pronto nos deparó una buena sorpresa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al1.jpg 

 

A pesar de la señal, porque eso fue una señal en toda regla, seguimos con la ruta. La elección de esta carretera no fue el peculiar pueblo, que también. Lo que buscábamos, en realidad, era uno de los monumentos naturales más interesantes de Tineo: el carbayón de Valentín, un enorme roble varios cientos de años.

 

Majestuosidad arbórea y Myriam dandole a la escalada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al2.jpg 

 

Y uno mismo también se subió a sus alturas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al3.jpg 

 

Este es un árbol tan mágico como grandioso. ¿¡Sabe Dios la cantidad de gente que han podido ver desfilar bajo sus ramas!? Dicen que cuando se descubrió Américas ya había documentos que señalaban su existencia.

 

Sus dimensiones impresionan tanto como su edad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al4.jpg 

 

Es uno de los robles más longevos de Asturias

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al5.jpg 

 

Un compañero sevillano midiendo el perímetro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al6.jpg 

 

Antes de marchar del pueblo de Valentín, nos encontramos con este sevillano. Estaba de viaje en las proximidades, pero se había perdido un poco mientras hacia una ruta. Nos pidió que le hiciéramos una foto, la cual le enviamos después por correo. Otro viajandero como nosotros.

 

De Valentín regresamos a la carretera "general" y pronto dimos con un pequeño bar de pueblo en el que tomamos un refrigerio y compramos agua. Teníamos que disfrutar del viaje en todos sus aspectos. Era lo que tocaba. En ese mismo bar nos volvimos a encontrar con nuestro compadre sevillano. El quedó, y nosotros seguimos ruta.

 

El día estaba bastante tormentoso, y cada dos por tres caian unas chupas de espanto. Así que fuimos haciendo kilómetros poco a poco, resguardados en el coche. Llegamos a Pola de Allande y subimos el puerto del Palo. Como había mucha niebla, no pudimos disfrutar de las panorámicas, asi que bajamos la otra vertiente dirección a Grandas de Salime.

 

La siguiente parada fue en el pueblo de Lago (Allande)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al7.jpg 

 

Disfrutamos de las construcciones populares cuando la lluvia lo permitió

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al8.jpg 

 

Aunque en realidad buscábamos otra cosa, otro monumento natural

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al9.jpg 

 

El tejo  de Lago, arbol histórico de 9 metros de alto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al10.jpg 

 

Y después de la naturaleza, las construccines volvieron a salir a nuestro paso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al11.jpg 

 

Tras un pequeño paseo por este pueblo, decidimos que había llegado el momento de comer algo. Aprovechamos que allí mismo había un bar - restaurante y dimos salida a una tabla de embutido típico de la zona regada con varias cervezas. Luego continuamos con el viaje.

 

Al poco, surgió la duda. En un principio habíamos pensado llegar hasta Grandas de Salime, donde eran fiestas. Sin embargo, acabamos cambiando la ruta para dirigirnos a la zona de la sierra del Valledor y seguir disfrutando de las profundidades de Asturias.

 

Llegamos a San Martin del Valledor por una carretera cada vez más estrecha

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al12.jpg 

 

El pueblo es tan pequeño como aislado. Situado en un entorno natural privilegiado da la sensación de estar anclado en el tiempo y fuera de todo lugar. La ciudad queda muy, pero que muy lejos. Eso sí, los 4 vecinos que tiene son muy civilizados.

 

Baños públicos y sin pago previo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al13.jpg 

 

Allí llovía de lo lindo, asi que nos refugiamos entorno a la iglesia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al14.jpg 

 

Regresamos al coche por la otra calle que nos quedaba por caminar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al15.jpg 

 

Nos quedó visitar la torre medieval pero como llovía tanto pensamos en dejarlo para otra ocasión. Ya teníamos bastante con encontrarnos, pues estábamos realmente fuera del mapa. La carretera principal que habíamos dejado quedaba a más de media hora larga de camino. Así que continuamos siguiendo la sierra de Valledor por un vial cada vez más estrecho en vez de retroceder.

 

Más que carretera aquello era un verdadero camino de cabras

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al16.jpg 

 

Detalle de la cornamenta más llamativa del rebaño

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al17.jpg 

 

Al cabo de un rato llegamos a San Salvador del Valledor

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al18.jpg 

 

Seguíamos en el concejo de Allande y parecía que cada vez nos alejábamos más y más. De hecho, el límite con la provincia de Lugo estaba a escasos kilómetros. Aun así, el camino y la distancia que habíamos recorrido merecieron la pena. El pueblo nos regaló una interesante y variada arquitectura popular.

 

La visita comenzó en el centro neurálgico de San Salvador

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al19.jpg 

 

Luego recorrimos sus calles o caleyas, todavía de tierra

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al20.jpg 

 

La persistente lluvia no impidió que siguiéramos aprendiendo y disfrutando

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al21.jpg 

 

Al resguardarnos durante unos instantes bajo una carpa, leimos una especie de manifiesto de una asociación local. Entre otras medidas, clamaban por evitar el despoblamiento del medio rural dotándolo de vías de comunicación. De echo, las primeras carreteras llegaron a esta zona hace poco más de una decena de años.

 

Las uvas también nos ayudaron a resguardarnos de la lluvia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al22.jpg 

 

El pueblo mereció mucho la pena, a pesar de la chupa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al23.jpg 

 

Con la humedad ya en los huesos, regresamos al coche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al24.jpg 

 

No sin antes disfrutar de las vistas nebulosas que ofrecía el pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al25.jpg 

 

Desde San Salvador del Valledor salimos por una carretera más que local que iba hacia el puerto del Pozo de las Mujeres Muertas. Fue otro de esos recorridos vibrantes. No solo por las vistas, también por la tensión de conducir en una vía llena de curvas, estrecheces y desnivel.

 

Colgados del abismo atisbando Villalaín, último pueblo antes del alto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al26.jpg 

 

Llegamos al alto sanos y salvos. Y desde allí nos dirigimos, esta vez por una carretera prácticamente nueva, hasta el concejo de Ibias. Seguíamos con la intención de acabar la jornada en un pueblo en fiestas. Ir a Grandas de Salime hubiera significado alejarnos de los Ancares, asi que optamos por acercarnos a A Fonsagrada, en Lugo. 

 

Cuando entramos en la comunidad de Galicia la duda nos asaltó de nuevo. Al cruzar el embalse del Navia la carretera se bifurcaba en dos. Y las dos carreteras iban hacia Fonsagrada. Delante de nosotros teníamos un coche, posiblemente en nuestra misma situación. Fue fácil elegir. Tomaríamos la carretera que no eligiesen ellos.

 

Solo así pudismos disfrutar de estas vistas sobre el río Navia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al27.jpg 

 

Y de pueblos casi abandonados encaramados al cielo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al28.jpg 

 

Ni que decir tiene que la carretera que escogimos no era la más rápida, aunque si la que menos kilómetros marcaba. Estuvimos conduciendo largo y tendido por tramos en los que no entraba más que un vehículo. A cada paso nos salía un pueblo más aislado. Llegó un momento en el que creimos que no nunca daríamos con Fonsagrada.

 

Finalmente llegamos entre una espesa niebla

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al29.jpg 

 

Este pueblo de Lugo nos dio una primera impresión de ciudad. Llevábamos varias horas divagando por carreteras perdidas y aldeas remotas. Así que ver un Ayuntamiento, tiendas, bares y gente fue como llegar a otro planeta. Aprovechamos para comprar un poco de queso, pan y también para socializarnos.

 

No encontramos nada mejor que tomar unos ribeiros entre los oriundos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al30.jpg 

 

Tras el vino inaugural, nos fuimos a conocer las calles del lugar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al31.jpg 

 

La niebla fue nuestra compañera durante el paseo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al32.jpg 

 

Era como caminar por un pequeño Londres

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al33.jpg 

 

El día estaba realmente espeso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al34.jpg 

 

Así que para dar un poco más de luminosidad a la jornada, seguimos con la ronda de bares. Y otro ribeiro para la cuadrilla. Luego calló otro, y alguno más....

 

Detalles del modernismo en A Fonsagrada (Lugo)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al35.jpg 

 

Durante el poteo nos enteramos de que el único pueblo en fiestas que había a la redonda, a parte de las de Grandas de Salime, era As Nogais, como a una hora en coche. Estábamos de suerte, pues allí se celebraba la fiesta de la empanada, casi nada. No lo dudamos ni un momento.

 

La alimentación es básica en estos casos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al37.jpg 

 

Nos tuvimos que comer medio queso para que se nos pasara un poco la tontería de los vinos. Luego iniciamos un viaje en coche de casi una hora que nos dejó en el pequeño pueblo de As Nogais, cerca de una de las entradas a los Ancares. Allí era noche cerrada y un cartel prohibía la entrada a vehículos pesados por fiestas patronales.

 

Habíamos conseguido llegar a Galicia y dar con un pueblo en fiestas. Así que nos fuimos a celebrarlo con unas cuantas cervezas. Nos recorrimos todos los bares y no faltaron los bailoteos en la orquesta. A eso de las cuatro de la mañana nos retiramos.

 

Y preparamos la cama - coche para caer rendidos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000al38.jpg 

 

A la mañana siguiente veríamos las cosas con otros ojos. Sobretodo porque desayunamos una empanada gallega de esas que quitan el hipo. Además, recién hecha.

Una bocanada de brisa marina

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 06-08-2009 en General. Comentarios (3)

Seguro que muchos de vosotros todavía no habeis tenido ocasión de disfrutar este verano de la playa ni de su brisa marina. Por ello y con la intención de sacar del fondo del archivo viejas tomas interesantes, os propongo un recorrido playero. Una manera de escapar del sofocante calor, del sofocante trabajo o de la sofocante rutina. Espero que lo disfruten y sientan, aunque sea por un momento, el ruido de las olas y el ambiente salado del mar Cantábrico.

 

El sector mas oriental del playón de Bayas (Castrillón - Asturias)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay1.jpg 

 

Paseando hasta el faro de San Esteban una fría noche de invierno

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay2.jpg 

 

Arenal de los Quebrantos (San Juan de la Arena)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay3.jpg 

 

Un trocito nocturno de la playa de Campofrío, entre Muros y Cudillero

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay4.jpg 

 

Noche de luna llena en Xilo, Muros de Nalón

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay5.jpg 

 

Curiosas profundidades en Los Quebrantos, febrero de 2007

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay6.jpg 

 

Las cuchillas de Aguilar con Peña Seis al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay7.jpg 

 

Otra toma de Aguilar, esta vez al lado del Castillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay8.jpg 

 

Playa de San Esteban un oscuro día de abril

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay9.jpg 

 

Por los alrededores del Faro Vidio, en Cudillero

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay10.jpg 

 

Flasheando en la playa de las Llanas (Muros de Nalón)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay11.jpg 

 

Ultimando las luces del ocaso en el Focarón (San Esteban)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay12.jpg 

 

A parte de desempolvar el archivo y compartir fotos poco comunes de sitios conocidos, también aprovecho este capítulo para sacar a la luz unas cuantas imágenes más recientes. A partir de aquí, vereis un pequeño resumen de una de las últimas salidas a la playa. Una de esas tardes en las que es posible disfrutar del atardecer y de las olas al mismo tiempo.

 

Luces, sombras y olas o una combinación muy apetecible

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay13.jpg 

 

La mar parecía calmada, pero era un farol

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay14.jpg 

 

Las olas comenzaban a saltar mientras subía la marea

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay15.jpg 

 

De repente, un golpetazo hacía saltar gotas a uno y otro lado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay16.jpg 

 

Otras veces daba la sensación de una lluvia negra y espesa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay17.jpg 

 

El oleaje se mostraba impasible y grandioso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay18.jpg 

 

Aunque de vez en cuando reinaba la paz

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay19.jpg 

 

Y de nuevo otro estallido, esta vez con espacio para el atardeder

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay20.jpg 

 

Sin darme cuenta, la noche estaba cayendo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay21.jpg 

 

Un "compi" de faenas que no guardó la distancia reglamentaria

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay22.jpg 

 

Sin luz solar y sin trípode, se hacía muy dificil sacar algo curioso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay23.jpg 

 

Así que tiré una última serie y regresé a casa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay24.jpg 

 

Otro día, la playa de San Esteban ofrecía este aspecto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay25.jpg 

 

Fue una tarde corta, intensa y a modo de broche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ay26.jpg 

 

Después de esto, solo espero que el chapuzón haya surtido efecto. En próximos capítulos, más aventuras viajeras por los Ancares.