FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

Divagando entre rayos

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 30-07-2009 en General. Comentarios (2)

Rebuscando en el archivo de fotos me he encontrado con un par de carpetas interesantes. Se trata de esas fotos que suelen salir en días de trabajo y que no tienen nada que ver con el tema que me ocupa en ese momento. Lo llamo divaguear es gratis. Algo así como un poco de divertimento, un poco de vagueo y algo de divagar. Todo ello, sin coste alguno. Aquí os van unas cuantas fotos de esas que salen en busca de noticias o reportajes por el bajo Nalón, los valles del Trubia y el occidente asturiano. Un capítulo perfecto para aquellos que no les gusta demasiado leer. Que lo disfruten.

 

Otoño en los bosques de Teverga

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc1.jpg 

 

Vivienda en Castañeo del Monte (Santo Adriano)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc2.jpg 

 

Panorámica desde la campa de Linares (Proaza) con Oviedo al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc3.jpg 

 

Curiosa exposición en Grado de fotos antiguas con tintes asturianos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc4.jpg 

 

El río Nalón a su paso por Peñaflor, en el concejo de Grado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc5.jpg 

 

La niebla dominando los valles de Teverga

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc6.jpg 

 

Otro rincón mágico de Teverga: El pueblo de Urria con peña Sobia al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc7.jpg 

 

Provisiones para el invierno en el pueblo de Taja, en Teverga

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc8.jpg 

 

Construcciones tradicionales en Taxa (Teverga)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc9.jpg 

 

Un árbol que me encontré en Selviella (Belmonte)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc10.jpg 

 

Aprovecho para compartir una tormenta que disfruté desde la ventana

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc11.jpg 

 

Fue una noche con muchos rayos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc12.jpg 

 

Cada uno era distinto y aportaba un color especial a la noche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc13.jpg 

 

Los hubo que apenas pasaron desapercibidos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc14.jpg 

 

Otros fueron realmente sobrecogedores

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc15.jpg 

 

También los hubo tímidos y de luces marcianas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc16.jpg 

 

La mañana siguiente amaneció de esta guisa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc17.jpg 

 

Una exposición en la casa de cultura de Grado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc18.jpg 

 

Cuando la luz aparece de forma mágica y misteriosa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc19.jpg 

 

Escena de otros tiempos en la villa de Belmonte

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc21.jpg 

 

Castañar otoñal en la carretera de La Fayona (Pravia)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc22.jpg 

 

Panorámica de la desembocadura del Nalón desde Candamo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc24.jpg 

 

Un atardecer cualquiera en Somiedo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc25.jpg 

 

Refugiados de la tormenta bajo un horreo de San Román de Candamo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc26.jpg 

 

Contraluces en el puerto de San Esteban

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc28.jpg 

 

Campo de maiz en el núcleo de Arborio (Pravia)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc29.jpg 

 

El sol intentando calentar un duro invierno en Cuevas (Belmonte)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc27.jpg 

 

Troncos apilados en Pravia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc30.jpg 

 

Un salón muy natural en Santo Adriano

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bc31.jpg 

 

Es lo que tiene trabajar en una zona rural...

En breves, más y mejor. Para los que les gusta leer y para los que no.

Una parte de la costa cantábrica desde el aire

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 29-07-2009 en General. Comentarios (1)

Aprovechando la sequía viajera de estos meses veraniegos, subo unas cuantas fotos del viaje de vuelta de Polonia. Después de dormir en el aeropuerto de Frankfurt - Hann volamos a Santander. De camino, tuvimos la suerte de poder contemplar parte de la costa cantábrica a vista de pájaro. Así que aquí van una pequeña selección de aquellos lugares que pudimos ver entre las nubes y como auténticos satélites.

 

Vieux - Boucau y abajo el lago de Soustons (Las Landas - Francia)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh1.jpg 

 

Capbreton y alrededores, Las Landas (Francia)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh2.jpg 

 

Anglet y río Adur (Pais Vasco Francés)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh3.jpg 

 

Donde giran las playas del golfo de Bizkaia (cerca de Biarriz)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh4.jpg 

 

Donosti - San Sebastián ocultada, en parte, por las nubes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh5.jpg 

 

Y un poco más atrás.... el puerto de Pasajes (Pasaia)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh6.jpg 

 

El pueblo y la ría de Orio desde las alturas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh7.jpg 

 

Y la playa de Zarauz (Pais Vasco)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh8.jpg 

 

Panorámica aérea de Zumaia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh9.jpg 

 

Bermeo, Mundaka y la ría de Urdaibai escondidas entre las nubes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh10.jpg 

 

Bakio y los valles colindantes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh11.jpg 

 

La nubosidad no nos dejó ver Bilbao, pero si Muskiz y el supuerpuerto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh12.jpg 

 

Sin darnos cuenta llegamos a Castro Urdiales, en Cantabria

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh13.jpg 

 

Vista de Laredo y parte de la bahía de Santoña (Cantabria)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh14.jpg 

 

Tomando tierra y agua en Santander

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh15.jpg 

 

Después de aterrizar, nos fuimos caminando hasta el coche. Lo habíamos aparcado en un polígono industrial cercano. Caminábamos deprisa, como para querer saber si el 205 seguía allí. Y allí estaba, esperando para un nuevo viaje.

 

Hasta el próximo vuelo, que será en septiembre.....

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bh16.jpg 

 

Y es que ya tenemos planes para finales del mes de septiembre: Madrid - Milán (tres días en Italia), Milán - Bratislava (7 días en Budapest, Viena y República Checa), Brno - Londres y Londres - Valladolid. La cosa promete.

Cuando perdí la virginidad en el Urriello, Naranjo de Bulnes

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 27-07-2009 en General. Comentarios (4)

El pasado 28 de junio tuve la suerte de participar en una de esas excursiones inolvidables. Por cuestiones laborales, tuve que acompañar a un grupo de veteranos de la montaña a escalar el pico Urriellu, el mítico naranjo de Bulnes. Era una expedición para conmemorar el primer vuelo en parapente desde su cima y en ella participaron varios de los volaron desde allí arriba hace 20 años, amigos y compañeros. A mi, personalmente, me sirvió para hacer cima en una de las montañas más señeras de picos de Europa. Fue un fin de semana de claro sabor montañero de esos que permanecen para siempre en la memoria.

 

La aventura comenzó el sábado 27, cuando quedamos a primera hora en Arenas de Cabrales. Allí nos concentramos, conocimos al resto de la expedición, preparamos los equipajes y partimos hasta el collado de Pandébano, desde donde iniciamos la ruta. Esta caminata, de unas dos horas de duración, ya la había realizado el Komando Gorteak en otra ocasión, por lo que no me detuve demasiado en las fotos. Luego, llegamos a la vega de Urriellu, donde pasaríamos la noche.

 

En los alrededores del refuguio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj1.jpg 

 

El motivo de la expedición era conmemorar los 20 años del primer vuelo en parapente desde la cima del Naranjo de Bulnes. Así que una de las primeras cosas que hicimos fue desplegar el artilugio volador para hacer la foto del aniversario.

 

El equipo conmemorativo desplegando la vela en la vega

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj2.jpg 

 

Otra toma con el Urriellu dominando la zona

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj3.jpg 

 

Aquella tarde la empleamos en recordar historias. Los protagonistas del vuelo nos relataron todos los pormenores de aquella hazaña. Los reportajes, publicados en La Nueva España con fotos de Miki Lopez, los podeis leer en los siguientes enlaces:

 

http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009062800_42_774762__Asturias-Hombrespajaro-Urriellu

 

http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009070100_73_776201__Verano-Urriellu-toda-vela

 

http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009070100_73_776209__Verano-Colgados-aire-Naranjo

 

Oteando el horizonte desde las proximidades del refugio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj4.jpg 

 

Tras una amena tarde de charla, cenamos en el refugio. A eso de las once de la noche ya estábamos todos en la cama. El día siguiente iba a ser duro y había que descansar.

 

A las siete de la mañana estábamos en pie y desayunando amaneceres

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj5.jpg 

 

Iniciamos el ascenso por el canal de la Celada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj6.jpg 

 

La idea era subir hasta la cima por la vía más facil: la directa de la cara sur, la misma que utilizaron los parapentistas. Para ello tuvimos que realizar un acercamiento a la base que nos llevó algo más de una hora. El desnivel de la Celada impresiona.

 

Inicio de la canal, todavía con nieve

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj7.jpg 

 

El desnivel aumentaba, como las panorámicas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj8.jpg 

 

Así de entretenidos llegamos a la cara este del Urriellu

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj9.jpg 

 

Y en un periquete, estábamos a los pies de la cara sur del Naranjo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj10.jpg 

 

A estas alturas os desvelaré que hasta entonces no había hecho escalda en mi vida, salvo los típicos juegos de niños trepando a los árboles. Mientras esperábamos nuestro turno para iniciar la escalda estaba un poco acojonado. Gracias al buen hacer y profesionalidad del resto de la expedición, todo fue a la perfección. Solamente me tuve que dejar llevar.

 

Buscando tranquilidad en el cielo circundante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj11.jpg 

 

Eramos una expedición grande. En total, subimos a la cumbre once personas. Para ello tuvimos que hacer cuatro cordadas, es decir, cuatro grupos de escaladores unidos por una misma cuerda. Delante de nosotros estaba subiendo un grupo de militares, así que aprovechamos la espera para preparar el equipo y los grupos.

 

¡Venga, ha llegado nuestro turno!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj12.jpg 

 

Ahí va la primera cordada en el primer largo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj13.jpg 

 

Me tocó subir en la segunda cordada, acompañado por dos expertos que me facilitaron la trepada y me ofrecieron mucha tranquilidad. Cuando me quise dar cuenta estaba colgado del Urriellu, agarrado de pies y manos a la pared y buscando el mejor paso para seguir subiendo. La adrenalina surgía de mi interior a borbotones.

 

Detrás mio subía Pepe Blanco

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj14.jpg 

 

La escalada por esta vía es bantante asequible pero hay que aplicarse. El largo de mayor dificultad es de un V y es el primero. Y como lo había superado sin problemas, se puede decir que me relajé un poco y disfruté más de la subida. Un pie aquí, una mano allá, espera que me agarro un poco mejor...

 

Cerrando cordada y recogiendo el material

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj15.jpg 

 

Sudando y suspirando en el vacio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj16.jpg 

 

Pepe Blanco y Nacho Bulnes en una de las reuniones

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj17.jpg 

 

La reunión viene a ser algo así como el final del largo, el punto donde te aseguras y terminas una trepada de varios metros. Como éramos muchos, en estas pequeñas repisas nos juntábamos con la cordada anterior o la siguiente. El que suscribe aprovechaba para descansar un poco los pies quitándome el calzado. Y es que los pies de gato que me dejaron eran como dos o tres tallas menos de la que hubiera necesitados. Llegó un momento que ya no sentía ni los dedos.

 

La trepada del último largo, que nos deja en el anfiteatro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj18.jpg 

 

Recogiendo las cuerdas, la escalada termina

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj19.jpg 

 

A partir de este punto la subida se hace sin cuerdas. Así que un despiste te puede costar la vida. El tramo es expuesto y hay que subir con mucha precaución. De vez en cuando caen piedras que adquieren gran velocidad y un traspies puede ser fatal. Así que agarrados con pies, manos y cabeza subimos por este anfiteatro natural.

 

Seguíamos trepando, sin cuerda pero con flores

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj20.jpg 

 

Un último esfuerzo de 15 minutos y estábamos en la cresta final

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj21.jpg 

 

Una cresta tan aérea como impactante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj22.jpg 

 

Hacer cumbre después de más de dos horas de escalada fue toda una satisfacción. Fue un momento realmente emotivo. Estábamos allí arriba, en lo alto de una gran mole que nos regalaba unas increibles vistas de los alrededores. El esfuerzo había merecido la pena. Pero unas nubes se acercaban peligrosamente y tuvimos que pensar en ir bajando. No tuvimos demasiado tiempo para disfrutar de la cima, el justo para abrazarnos y hacer unas cuantas fotos desde los 2.519 metros del Urriellu.

 

Nos tuvimos que apretar para entrar todos arriba

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj23.jpg 

 

Panorámicas de infarto desde lo alto del Naranjo de Bulnes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj24.jpg 

 

Foto conmemorativa de la ascensión al Urriellu con el Cantábrico al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj25.jpg 

 

Un último vistazo desde la cumbre antes de inciar el descenso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj26.jpg 

 

A pesar de que habíamos llegado a lo más alto, todavía quedaba por hacer. La bajada suele ser tan o más peligrosa que la subida. No había que perder la atención ni un solo momento, sobre todo hasta llegar al inicio del anfiteatro.

 

Destrepando de la cima como auténticas cabras

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj27.jpg 

 

Ya casi estamos.... !!Menudo vértigo!!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj28.jpg 

 

Desde el comienzo del anfiteatro, el lugar donde habíamos dejado de estar asegurados con cuerdas, arrancó la segunda parte del descenso. Desde este punto bajaríamos rapelando, cogados de una cuerda, hasta la misma base. De nuevo los nervios comenzaron ha hacer acto de presencia. Y una vez más, la profesionalidad de la expedición hizo que todo fuese rodado.

 

Preparaos que en un periquete estais abajo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj29.jpg 

 

La bajada consistió en tres descuelgues de 60 metros cada uno. Como éramos muchos se montó una especie de ascensor en tres partes. Empezabas a bajar la primera cuerda hasta que terminaba. Allí, nos cambiaban a una nueva cordal y seguíamos bajando. Cuando ésta terminaba, seguíamos bajando por la tercera. Todo sin descanso. Sin palabras.

 

Miki Lopez lanzándose al abismo con el Jou tras el Picu al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj30.jpg 

 

Bajamos de allí arriba en cinco minutos, superior

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj31.jpg 

 

Después de destrepar y cuando todos estábamos en la base de la montaña comenzó a llover. Menos mal que la expedición se movió rápido y bajamos en un santiamén. Si no, la lluvia nos hubiera pillado en la pared en vez de en el camino de descenso.

 

Bajando por la canal de la Celada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj32.jpg 

 

La piedra caliza pronto se volvió oscura y resbaladiza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj33.jpg 

 

Nos pilló una buena chupa. Fue la única pega de un dia inolvidable. Ya en la vega del Urriellu, lo celebramos con unos cuantos brindis y comiendo algo. Recogimos el resto de las mochilas que habíamos dejado en el refugió e iniciamos el descenso hasta el coche. Todavía quedaban casi dos horas de caminata y fuerte desnivel.

 

Las nubes subían y nosotros teníamos que bajar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj34.jpg 

 

Nos despedimos del Naranjo de Bulnes entre niebla

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj35.jpg 

 

La bajada desde la vega de Urriellu se hizo algo pesada. Llevábamos todo el día andándo por la montaña, habíamos escalado el Naranjo y las piernas sufrían el importante desnivel salvado. Calculando sobre la marcha, unos 1.600 metros acumulados al final de la jornada.

 

El Naranjo desde el collado Vallejo, habíamos estado allí arriba

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj36.jpg 

 

Antes de llegar al coche surgió esta curiosa imagen campestre

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000bj37.jpg 

 

Al llegar al coche vimos el cielo. Descansamo brevemente mientras comíamos e iniciamos el viaje de retorno a casa. Cuando quise llegar a San Esteban eran casi las doce de la noche. El esfuerzo había merecido la pena. Había perdido mi virginidad en la escalada con el picu Urriellu. Casi nada.