FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

Edimburgo: suspiros de tarde - noche (Escocia y 10)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 28-04-2009 en General. Comentarios (1)

Las primeras horas en Edimburgo nos sirvieron para tomar el pulso a esta ciudad que a estas alturas ya nos tenía embelesados. Una vez nos reunimos de nuevo en la explanada del castillo, comentamos los distintos recorridos que habia tomado la expedición, unos por el castillo y otros por la ciudad nueva. Con las pilas bien cargadas nos dispusimos a continuar descubriendo los rincones de este lugar encantado. Las lluvia cesó y las primeras luces del atardecer comenzaron a volar por los aires. Fue el preludio de lo que finalmente acabó llegando: la ultima noche del viaje.

 

Una vez reunida la expedicion, continuamos con el paseo por la zona antigua, la old Town. Teníamos por delante unas cuantas horas para aprovechar al máximo, asi que proseguimos con el recorrido, que una vez más, se cocinó sobre la marcha.

 

Era como guiarse gracias a los detalles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag1.jpg 

 

El cielo se abrió para disfrute del personal

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag2.jpg 

 

Pronto aparecieron los reflejos en nuestro camino

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag3.jpg 

 

La luz era increiblemente demoledora, acorde con la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag4.jpg 

 

Nuestros pasos nos llevaron por callejones y callejas hasta la zona situada bajo el castillo, al otro lado de la ciudad nueva. Allí nos encontramos con edificios históricos donde la piedra seguía siendo la protagonista. A cada vuelta de esquina aparecia una postal cada vez más bella e intrigante de la ciudad. Un paseo lleno de sensaciones.

 

Solo faltaba que en vez de coches hubiese carruajes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag5.jpg 

 

Una explosión sensitiva a cada paso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag6.jpg 

 

Nos encontramos a la modernidad junto a la historia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag7.jpg 

 

La ciudad vieja sufrio importantes desperfectos en diversos incendios. Las llamas arrasaron parte de edifios históricos, que con el tiempo, fueron tomando otra apariencia. Aun así, las nuevas construcciones no desentonan con el aspecto general de la ciudad.

 

Calle arriba buscando la arteria principal de la vieja ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag8.jpg 

 

Luces y sombras en la Royal Mile

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag9.jpg 

 

Llegados a este punto regresamos al albergue. Nos instalamos en nuestra habitacion y preparamos las camas. Tambien nos cambiamos la ropa mojada antes de salir de nuevo a recorrer la ciudad. Aunque esta vez lo hacíamos algo más apenados. Llegaba el momento de despedirnos de Chema, que emprendía viaje de vuelta a Dumfries. Faltó poco para llegar a las lágrimas y nos emplazamos hasta próxima. Por cierto, ¿para cuándo?

 

See you soon, Cheman!! O al menos esperamos vernos pronto!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag10.jpg 

 

Asi que nos quedamos los cuatro jinetes de la apocalipsis a los mandos de la expedición. Todavía quedaba alguna hora de luz y muchos lugares por conocer. No perdimos demasiado tiempo, aunque si que nos perdimos por la ciudad.

 

Estamos en la Royal Mile ¿hacia dónde nos dirigimos? Arriba o abajo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag11.jpg 

 

Ni para uno ni para otro, vayamos rodeando

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag12.jpg 

 

La vieja ciudad de Edimburgo se levanta en un volcan extinto. La montaña tiene su punto más alto en el Castillo (castle rock o roca del castillo) y desde allí el entramado de calles va descendiendo guiado por la Royal Mile. Como ya habíamos estado en los alrededores del castillo dirigimos nuestros pasos hacia la parte baja. A veces seguíamos la espina dorsal de la calle mayor y otras nos perdíamos por callejuelas aledañas. Lo que no faltó en ningún momento fueron los detalles, las luces y las risas.

 

Atisbando al fondo la colina de Calton

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag13.jpg 

 

Escondiendonos en los closes, callejones que plagan la ciudad de recovecos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag14.jpg 

 

La torre del reloj, otro de los emblemas de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag15.jpg 

 

La Royal Mile tiene una longitud de casi dos kilometros. Es la avenida principal del casco antiguo y comunica el castillo con el palacio de Holyroodhouse. En torno a esta calles se agrupan la mayoria de los edificios de interes. Es, sin duda, la calle mas turistica y reconocidad de Edimburgo.

 

El paseo nos llevo hasta el parlamento escoces

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag16.jpg 

 

Y poco despues hasta el palacio de Holyroodhouse

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag17.jpg 

 

Myriam asomada a los balcones de esta zona de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag18.jpg 

 

Desde alli teniamos varias opciones para encaminar nuestros pasos. La mas llamativa era subir hasta la colina de Holyrood, situada en las proximidades y desde la que se divisa una completa panoramica de la ciudad. Sin embargo, las horas en las que nos moviamos hicieron que nos decantasemos por volver un poco mas al centro. Al final, acabamos por las calles traseras de esta zona subiendo a otra colina.

 

La casa del ahorcador oficial, segun Gueli

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag19.jpg 

 

La colina de Holyrood aparecio mientras ganabamos altura

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag20.jpg 

 

La estacion de tren con la Old Town de fondo desde la colina de Calton

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag21.jpg 

 

No habia duda, la noche estaba al caer

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag22.jpg 

 

De camino a la zona central nos detuvimos en el cementerio de Old Calton, un lugar de esos en los que se te para el corazon. La caminata que nos estabamos dando era de ordago, asi que estuvimos a punto de quedar alli mismo. Al final logramos fuerzas para continuar con la expedicion a pesar del cansancio.

 

Un cementerio de esos de pelicula de miedo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag23.jpg 

 

El esfuerzo merecio la pena y llegamos al corazon de la ciudad vieja

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag24.jpg 

 

Por la centrica Royal Mile con las ultimas luces de la tarde

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag25.jpg 

 

Cuando llegamos a los alrededores de la catedral creimos mas que obligado hacer una pequeña parada. Habiamos caminado, sin exagerar, mas de cinco kilometros desde que salimos por segunda vez del albergue. Asi que sin dudarlo ni un momento nos metimos en un bar proximo para estirar las piernas y retomar el aliento.

 

Cuando salimos de alli, ya era de noche cerrada o St Giles in the night

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag26.jpg 

 

Panoramica nocturna de la Royal Mile

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag27.jpg 

 

El tentempie a base de cafeina nos sirvio para volver a coger el ritmo a la ciudad. Habia que aprovechar las ultimas horas en Edimburgo al maximo, asi que nos fuimos a recorrer sus calles en la noche. Huelga decir eso de que una ciudad no es la misma por la noche que de dia.

 

Orele!! Esto es lo que pasa por husmear

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag28.jpg 

 

Las luces de la ciudad pronto lo invadieron todo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag29.jpg 

 

Despues de caminar un poco por la zona antigua, nos adentramos, esta vez acompañados por el komando "E", en la ciudad nueva. Habia que tantear esta parte de Edimburgo en la noche y buscar las calles menos concurridas y turisticas. Los contrastes no tardaron en aparecer.

 

Una urbe casi tan oscura como luminosa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag30.jpg 

 

¿Hace una cañita? ¡Que sea media pinta!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag31.jpg 

 

Despues de entrar en uno de los deslumbrantes bares de la ciudad nueva, seguimos con el recorrido por esta parte de Edimburgo. Luego entramos en otro garito heavy, y finalmente encontramos un restaurante en el que saciar nuestro hambre. Estuvimos dudando entre dos locales, y al final lo resolvimos de la mejor manera posible.

 

Ha salido cara, toca en el que entendemos el menu. ¡Que suerte!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag32.jpg 

 

Tras la cena a base de Haggies, fish & chips (esta vez si!!), pollo al chilindron y hamburguesa a la cerveza; regresamos de nuevo a la calle. Parecia que ninguno de nosotros se quisiera dar por enterado de que el viaje por Escocia llegaba a su fin. Eran las ultimas horas en Edimburgo. Habia que apurar la maquina, no quedaba otra.

 

El castillo sobrevolando por las alturas de la noche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag33.jpg 

 

Bordeamos su perimetro como un ultimo asedio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag34.jpg 

 

Y acabamos en un bar brindando como lo hacen en Escocia: con whisky

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag35.jpg 

 

Despues del tragazo y unas pintas seguimos con la excursion nocturna

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag36.jpg 

 

La ciudad se mostraba magica y misteriosa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag37.jpg 

 

Y los colores no dejaban de sorprendernos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag38.jpg 

 

Escocia llegaba a su fin. Cuatro dias despues de llegar a este increible lugar, se acercaba la hora de marchar. Daba un poco de pena, pero al echar la vista atras aparecian paisajes, ciudades y lagos que nos recobraron el animo. 

 

Antes de ir a dormir, nos fuimos a despedir del Castillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag39.jpg 

 

Y la ultima foto del viaje fue para los closes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ag40.jpg 

 

Sobre las doce de la noche, despues de dejarnos embaucar por los tradicionales pasadizos de Edimburgo, regresamos al albergue. Alli caimos rendidos hasta las seis de la mañana del dia siguiente, cuando comenzo el viaje de regreso. 

 

Caminando por calles llenas de hielo llegamos hasta la parada del autobus. Luego volamos en avion hasta Madrid. Alli la expedicion se disperso finalmente. Gueli y Eli quedaron un par de horas mas en la capi. Nosotros, despues de un breve encuentro con Elisa, fuimos en bus hasta Valladolid. Y desde alli, en coche hasta Asturias con nevada incluida. Todo un recorrido que nos dejo exhaustos pero con las pilas cargadas para mas aventuras...

Edimburgo: recibimiento y ciudad nueva (Escocia 9)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 18-04-2009 en General. Comentarios (2)

Aquel martes de febrero fue nuestro último día compelto en Escocia y lo dedicamos, casi en su totalidad, a Edimburgo. Allí pasamos la última noche antes de tomar el avión de vuelta a Madrid. Fue como la guinda de un viaje muy intenso y divertido. La ciudad nos cautivó desde el primer momento, y eso que llegamos más tarde de lo previsto y tuvimos que aprovechar las horas al límite. Todo comenzó en Dumfries, a eso de las siete y media de la mañana, después de dormirnos.

 

Habíamos perdido el primer autobús a Edimburgo, por lo que nos levantamos tranquílamente y desayunamos antes de que Chema hiciera de chofer de la guarda y nos llevara a la capital de Escocia. Luego metimos los bártulos en el coche, circulamos por paisajes ondulados todavía nevados, echamos alguna cabezadilla y dos horas después, llegamos a destino. El GPS volvió a dejarnos a la puerta del albergue donde íbamos a dormir. Nos registramos y a la calle. No había tiempo que perder.

 

Hola que hay ¿Esto es Burgos de Escocia, no? Pues al lío.

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af1.jpg 

 

Dispuestos con nuestros mapas y sin mochilas nos fuimos a recorrer la ciudad. Lo primero fue centrarse, luego, buscar la calle principal para llegar hasta el castillo. En principio, no había pérdida. Estábamos en el centro de la parte vieja.

 

Las primeras callejuelas llamando al paseo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af2.jpg 

 

Entramos en la Royal Mile, la calle principal, cámara en ristre y ojo avizor

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af3.jpg 

 

Casi sin quererlo nos dimos de bruces con la catedral, donde entramos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af4.jpg 

 

Iluminación iluminada en las vidrieras de St. Giles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af5.jpg 

 

El altar de la catedral a nuestros pies, o al reves

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af6.jpg 

 

La verdad es que teníamos muchas ganas de conocer Edimburgo. Nos habían hablado muy bien de la ciudad, y después de pasar tres días en Escocia, la capital se presentaba muy apetecible. Las predicciones no tardaron mucho en cumplirse y el ambiente medieval de la parte antigua pronto nos encandiló.

 

Crossing the street o cruzando la calle

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af7.jpg 

 

Los detalles aparecían constantemente, sin buscarlos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af8.jpg 

 

La ciudad es lo bastante grande y atractiva como para pasar allí más de una noche. Está dividida en diversas zonas, y como en toda urbe, las distancias si que importan. Aun así es muy cómoda de caminar, si no llueve mucho, claro.

 

Lo primero que recorrimos fue la zona antigua, donde la Royal Mile hace de columna vertebral. A sus lados, callejones, callejas, algún que otro pasadizo, tiendas de souvenirs y edificios del medievo. Toda una delicia espirituosa.... y sin anís.

 

Retrocediendo unos cuantos siglos atrás en el tiempo y en el espacio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af9.jpg 

 

Saliendo de un callejón sin salida

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af10.jpg 

 

Las muchas iglesias delatan la grandeza de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af11.jpg 

 

Estábamos obnubilados, y eso en los primeros pasos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af12.jpg 

 

Calle arriba, llegamos a la esplanada del castillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af13.jpg 

 

Donde las vistas abarcan casi toda la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af14.jpg 

 

El castillo de Edimburgo presidiendo la escena

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af15.jpg 

 

Como no podía ser de otra manera hicimos un intento de visita a su interior. Dicen de este castillo que es de los más expectaculares del país. Es como otra ciudad dentro de Edimburgo. Tanteamos los precios, las posibilidades y decidimos: Gueli y Elisabet entraban y el Komando Gorteak junto a Cheman se iba a recorrer la ciudad nueva. Antes de dividir el grupo husmeamos un poco por la entrada del castillo.  

 

Pues si que va a ser grande esto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af16.jpg 

 

En este punto, los del ahorro nos dimos media vuelta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af17.jpg 

 

A pesar de que el castillo es una visita obligada, nosotros optamos por aprovechar la corta visita a la ciudad para llevarnos una impresión más amplia. A parte del tema monetario, teníamos interés por conocer la "New Town" de Edimburgo, que está declarada, igual que la ciudad vieja, Patrimonio de la Humanidad. Además, lo de dejar pendiente la entrada al castillo es una excusa perfecta para volver a Escocia.

 

El comienzo de un secuestro cualquiera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af18.jpg 

 

En un principio creimos que Chema no sabía lo que hacía al unirse al paseo del Komando. Así que aprovechamos para secuestrarlo al más puro estilo. Nos metimos una buena caminata por una extensa parte de la ciudad nueva. Todo eso sin contar las latillas y la humedad del 99 por ciento que se respiraba en el ambiente.

 

En un periquete bajamos de la ciudad antigua (siglo XV) a la nueva (siglo XVIII)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af19.jpg 

 

Caminando a paso ligero por Princes Street, nexo entre las dos ciudades

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af20.jpg 

 

Tráfico y cielo denso con parte de la ciudad vieja al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af21.jpg 

 

Paso a paso por un curioso mapa urbano

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af22.jpg 

 

La ciudad nueva se construyó para dar respuesta a la falta de espacio de la ciudad vieja allá por el siglo XVIII. Su planificación gira entorno a dos calles paralelas. El resto de las avenidas se reparten con formas diversas y variadas a uno y otro lado. Predomina el estilo neoclásico y los edificios con gran porte. Eso si, guarda las formas y no rompe el espíritu histórico de Edimburgo.

 

Esperando nuestro turno para seguir con el rumbo impovisado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af23.jpg 

 

La roca sigue siendo la protagonista de esta zona de la urbe

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af24.jpg 

 

Una zona residencial donde abundan los detalles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af25.jpg 

 

Y también una zona de agradable paseo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af26.jpg 

 

Los edificios lujosos aparecen entre las casas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af27.jpg 

 

Llegó un momento en que la lluvia no podía ir a más

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af28.jpg 

 

La humedad y la lluvia nos estaban complicando el paseo por la ciudad nueva, así que fuimos a buscar un lugar en el que resguardarnos. Sin embargo, como la zona es el principal foco comercial y financiero de Edimburgo, tuvimos que andar otro poco más para encontrar un bar no demasiado lujoso. Al final lo conseguimos.

 

St Andrew Square, una de las plazas principales de la New Town

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af29.jpg 

 

La lluvia nos hacía ir veloces como bicicletas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af30.jpg 

 

Vista general de George Street, otra de las calles principales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af31.jpg 

 

Buscando y buscando logramos dar con un pequeño café - bar en el que tomamos un café caliente y nos resguardamos de la lluvia. Era obligatorio hacer una parada para secarnos las ropas, la cámara y los huesos. También aprovechamos para buscarnos en el mapa y concretar nuestro siguiente recorrido.

 

Chema buscando el hotel del amor

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af32.jpg 

 

El paseo prosiguió por la zona más "cool" de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af33.jpg 

 

Y como por arte de magia, el sol nos sonrió

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af34.jpg 

 

La lluvia nos dío un respiro para seguir con la visita

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af35.jpg 

 

Recovecos en la New Town de Edimburgo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af36.jpg 

 

Después de algo más de dos horas caminando por la ciudad nueva, pensamos que era el momento de reunirnos con el resto de la expedición. Así que nos fuimos acercando a las proximidades de la roca del castillo, la elevación de un volcán extinto donde se levanta la ciudad antigua. Para ello tuvimos que cruzar el parque, donde divisamos a la perfección, la altura de miras de la fortaleza de Edimburgo.

 

El castillo, encaramado y dominando el horizonte

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af37.jpg 

 

El resto del grupo ya nos esperaba arriba, a las puertas del castillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af38.jpg 

 

Trepando por la roca, el camino nos regaló panorámicas de la New Town

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af39.jpg 

 

Y así llegamos a la esplanada del castillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000af40.jpg 

 

Una vez reunidos de nuevo, la expedición se fue a recorrer la ciudad vieja, esta vez sin lluvia y con unas luces de infarto. Dada la cantidad de fotos que hay de esta segunda parte de Edimburgo, dejo el relato en este punto. El resto, en el próximo capítulo.

Paseo románico: Pisón de Castejón, Matalbaniega y Cervatos

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 06-04-2009 en General. Comentarios (1)

Después de la primera jornada de expedición por las montañas palentinas, nos despertamos en las proximidades de la Tejeda de Tosande. En principio teníamos pensado acercarnos a esta joya natural, pero el viaje dio un giro inesperado. La mañana se levantó lluviosa, el cansancio se notaba aún en las piernas, y la rodilla de Jon no dejaba de ir a peor. Así las cosas, tuvimos que cambiar los planes y dejar la tejeda para otra excursión, que seguro habrá.  

 

Lo primero fue desayunar en el mismo sitio donde habíamos dormido

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac1.jpg 

 

Durante el desayuno, decidimos que lo mejor sería ir a conocer unas cuantas iglesias de la zona. El norte de Palencia es uno de los lugares de Europa con mayor concentración de templos románicos, así que nos dispusimos a conocer un poco más de cerca el aspecto cultural e histórico de una tierra natural y montañosa. Además, el domingo era el día de retorno a casa, por lo que planeamos el recorrido para iniciar la marcha a media tarde. Como teníamos tanto donde elegir, el recorrido sacro lo realizamos sobre la marcha.

 

La primera parada fue en Pisón de Castejón

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac2.jpg 

 

Donde admiramos su portico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac3.jpg 

 

Este templo, situado a las afueras del pueblo y junto a la carretera comarcal que une Cervera con Guardo, data del siglo XIII. Su románico es ya más avanzado, algo que se percibe en su portico, ligeramente apuntado. Tiene también unos curiosos canecillos.

 

Y unas cenefas peculiares (al loro con el "diablillo" de la izquierda)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac4.jpg 

 

Después de una pequeña clase en vivo y en directo sobre las características del románico, seguimos con la excursión. Miramos un poco el mapa y nos fijamos como destino Matalbaniega. Llegar al pueblo ya mereció la pena. Pero lo que más nos sorpendió fue su llamativa iglesia que, según dicen algunos, es de origen templario.

 

La iglesia de Matalbaniega, levantada sobre el siglo XII

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac5.jpg 

 

Una curiosa portada tocada por las inclemencias

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac6.jpg 

 

La iglesia tiene una sola nave con dos entradas. Hay documentos que señalan que en su día formaba parte de un monasterio. La cara norte del templo es la que más a sufrido las inclemencias y los frentes de la zona, de ahí que estén algo desfigurados los capiteles. Aun así, es un derroche de imaginación tanto en formas como en temáticas.

 

Antropomorfos, animales, cenefas, posturas impúdicas....

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac7.jpg 

 

Paseamos bajo el ábside de la iglesia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac8.jpg 

 

Observando todos y cada uno de sus canecillos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac9.jpg 

 

La cara sur del templo, supuesta entrada al monasterio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac10.jpg 

 

¡¡¡Gozad, malditos, gozad!!!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac11.jpg 

 

Mientras disfrutábamos con las curiosas formas de los capiteles y divagábamos sobre su posible origen "hippy", llegó hasta la iglesia José Vicente. El joven, natural del pueblo, se ofreció a enseñarnos el interior. Aceptamos muy gustosos, y nos deleitó con su conocimiento cercano sobre el templo. Un claro ejemplo de que el encanto y la proximidad del románico rural no lo tiene ninguna capital.

 

Atendiendo a las explicaciones del amable joven

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac12.jpg 

 

Lo más curioso del templo: capiteles dobles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac13.jpg 

 

Jose Vicente nos comentó la existencia del monasterio, su posible origen templario y hasta los detalles que pudieran pasar desapercibidos. Lo mejor de todo, que lo hacía con mucho entusiasmo y ganas.

 

Tras la visita, charlamos en el portico resguardandonos de la lluvia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac14.jpg 

 

Detalle de la puerta norte de la iglesia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac15.jpg 

 

Allí pasamos un buen rato hablando de lo divino y de lo humano. ¿Por qué exculpían esas figuras tan extrañas? ¿Quienes eran sus autores? ¿Eran los primeros monjes unos ácratas que llegaban a un lugar deshabitado y montaban su propio "eco - huerto? ¿Por qué no se gasta el dinero en lo que realmente importa? ¿Hay vida en Marte?...

 

Después de Matalbaniega, nos acercamos hasta Aguilar de Campoo para visitar Santa María la Mayor. Sin embargo estaba cerrada y tuvimos que cambiar el recorrido de nuevo. Como llovía de lo lindo, optamos por acercarnos a la plaza porticada de este lugar donde todavía huele a galleta.

 

Resguardados del agua en el centro de Aguilar de Campoo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac16.jpg 

 

¡Menos mal que dejamos la excursión a la tejeda para otro día!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac17.jpg 

 

Buscando un sotechado para plantar el hornillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac18.jpg 

 

Caminamos por el centro de Aguilar buscando un lugar en el que poder cocinar con el hornillo. Como era domingo, día de vermouth, había gente por todos los lados. Hubiera sido demasiado cantoso y espantoso. Así que aplazamos un poco la comida y nos dedicamos al vermouth.

 

Cejas ZP, el dulce del talante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac19.jpg 

 

Tras unos cuantos cortos regresamos hacia el coche, y de camino nos encontramos esta curiosa publicidad de una pastelería. Después de una mañana de románico, lo suyo era buscar una última iglesia en la que resguardarnos para comer. Acabamos saliendo de Aguilar y entrando en la provincia de Cantabria, donde nos esperaba Cervatos y su expléndida Colegiata del siglo XII.

 

Pero lo primero fue comer en un refugio de viajeros

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac20.jpg 

 

Y con el buche lleno, fuimos a contemplar la iglesia "pornográfica"

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac21.jpg 

 

El Komando ya conocía esta iglesia, de la que teneis más fotos en el blog. Sin embargo, el resto de la expedición solo había oido hablar de ella. Así que vimos obligado terminar en estos lares nuestro paseo románico.

 

Un risueño Agustí delante de un capitel "pro - vida"

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac22.jpg 

 

La iglesia es una de esas que hay que conocer. La mayoría de sus capiteles tienen una temática puramente porno. Probamos suerte para visitar su interior, pero la mujer encarda de las llaves estaba de viaje. Así que nos tuvimos que conformar con su decorado y variado exterior.

 

Atentos al segundo capitel por la derecha. ¡¡Eso si que es vicio!!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac23.jpg 

 

Vista general del templo antes de dar por finalizada la expedición

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ac24.jpg 

 

A pesar de que ninguno queríamos, llegó el momento de marchar. Dividimos la expedición con pena y concretamos posibles quedadas futuras antes de partir a nuestros respectivos destinos. Nos volveremos a ver, seguro. Aunque Agustí ande un poco más lejos, la conexión seguirá presente. Además, Castelló ya está apuntado en la lista de futuros destinos. Así que tiempo al tiempo.

Ascensión invernal al alto de Fuentes Carrionas ( por la montaña palentina 1)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 04-04-2009 en General. Comentarios (3)

A finales del mes de febrero, organizamos una quedada en la Montaña Palentina. Jon y Agustí se unían a una expedición por la zona de Fuentes Carrionas en la que hubo un poco de todo. Ascensión, reposo, nieve, iglesias románicas y risas. Muchas risas. Hacía tiempo que no preparábamos una excursión como esta y teníamos muchas ganas. Además fue el bautizo palentino de Agustí.

 

El punto de reunión fue Cervera de Pisuerga. Pasadas de largo las once de la noche de un viernes, nos encontramos. Abrazos, preguntas y a cenar, que ya era hora. Luego nos fuimos a tomar un patxarán para celebrar el inicio de la expedición y estudiar las posibles opciones. Tras la copichuela, buscamos un lugar en el que pasar la noche.

 

Finalmente dormimos con la sierra de La Peña de fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae1.jpg 

 

La noche fue más bien fría. El termómetro del coche marcaba unos cuantos grados bajo cero. Aun así, dormimos plácidamente en un apartado de la carretera de los pantanos que va desde Cervera a Guardo. Cuando nos despertamos, las vistas a la sierra nevada nos alegraron la mañana.

 

La habitación de Agustí (boca arriba) y Jon

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae2.jpg 

 

Durante el desayuno in situ, planeamos la jornada. La idea era acercarnos hasta Cardaño de Arriba y desde allí subir caminando a la zona de la laguna de las Lomas. El resto de la excursión la planearíamos sobre la marcha, dependiendo del estado de la nieve y de la zona.

 

En Cardaño de arriba nos calzamos las polainas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae3.jpg 

 

Iniciamos la ruta caminando junto al río

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae4.jpg 

 

Y pronto aparecieron las agujas de Cardaño

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae5.jpg 

 

En la foto superior, al fondo, se pueden ver las conocidas agujas. A la derecha se levanta el Alto de Fuentes Carrionas, que finalmente sería nuestro destino en aquella jornada montañera. Tras una breve aproximación por una pista, llegamos a la zona de nieve y a las primeras subidas de tono.

 

Siempre hacia arriba, eso estaba claro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae6.jpg 

 

Ganando altura las vistas son siempre más amplias

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae7.jpg 

 

Tras el primer repecho, hicimos una parada de repostaje. Allí decidimos que lo mejor sería subir hasta un collado que divisábamos para ver la laguna de las Lomas desde lo alto. Si teníamos suerte, veríamos incluso la laguna de fuentes Carrionas, en la otra vertiente de la montaña. El desnivel volvía a impresionar.

 

Sube que te sube con el Espiguete de telón

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae8.jpg 

 

El Curavacas (izquierda) apareció ante nosotros

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae9.jpg 

 

Y el pozo las Lomas se nos mostró helado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae10.jpg 

 

Un espectáculo invernal en todos los sentidos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae11.jpg 

 

La ruta está señalizada y puede que sea la más típica de la zona. En no demasiado tiempo, permite acercarse hasta la Laguna de las Lomas. Quizás por eso es una ruta transitada en una zona donde la tranquilidad y la soledad suelen predominar. Desde la Laguna se pueden realizar varios itinerarios y ascensiones. A partir de este punto el desnivel cobra más fuerza que nunca.

 

Ancha es Castilla, pero para arriba también tira

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae12.jpg 

 

Jon a todo gas con el pozo de las Lomas al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae13.jpg 

 

¡Venga, que ya no nos queda nada para tocar el cielo!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae14.jpg 

 

Al final llegamos al collado sudando como perros

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae15.jpg 

 

Debatimos como paisanos: seguir subiendo o comer allí

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae16.jpg 

 

Al final nos pudo la curiosidad y nos acercamos hasta el alto de Fuentes Carrionas. Era una pena quedar en el collado cuando caminando cinco minutos más teníamos unas vistas de esas de 360 grados. No había duda. A por la cumbre.

 

Los últimos pasos por la cresta con el Curavacas dominando el horizonte

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae17.jpg 

 

No podía faltar la contra - foto conmemorativa de la cumbre

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae18.jpg 

 

Abajo, la laguna de Fuentes Carrionas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae19.jpg 

 

Aunque apenas se aprecia por la nieve y el hielo, en la parte baja de la fotografía se aprecia la laguna de Fuentes Carrionas, lugar donde nace este río palentino. Para mi, es uno de los lugares más mágicos de toda la zona. Verlo nevado fue todo un espectáculo con el que no contábamos.

 

Las panorámicas no podía ser mejores, Picos de Europa, las montañas de Riaño, el Curavacas, las lagunas, el Espigüete. Hasta con un poco de imaginación se podía atisbar el mar Cantábrico. Había merecido la pena subir hasta ahí arriba.

 

Otro espacio a 2.497 metros de altura con Picos al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae20.jpg 

 

La mole del Curavacas a la izquierda vista desde el alto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae21.jpg 

 

Las montañas y el embalse de Riaño bajo un cielo multicolor

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae22.jpg 

 

Era el lugar perfecto para comer y darle al vinillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae23.jpg 

 

Un último vistazo al pico Tres Provincias, al que no llegamos por las horas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae24.jpg 

 

Como el reloj marcaba las 4 de la tarde, iniciamos una rápida bajada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae25.jpg 

 

Los colores del cielo nos volvían medio locos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae26.jpg 

 

Myriam inició la bajada al más puro estilo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae27.jpg 

 

Y en un santiamén estaba allá abajo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae28.jpg 

 

En este punto, el cansancio, el vino, y la alegría comenzaron a hacer efecto. Sin darnos cuenta, estábamos bajando de la montaña como auténticos camicaces. Menos mal que a aquellas horas apenas quedaba nadie en la montaña. Si nos hubieran visto, habrían salido corriendo. ¡Menudas pintas! ¡Parecía el carnaval!

 

Jon transformado en un superheroe

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae29.jpg 

 

Uno mismo haciendo el canelo durante la bajada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae30.jpg 

 

Aunque no lo creais, este hombre bajaba con un esguince de rodilla

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae31.jpg 

 

En un periquete estábamos fuera del área de nieve

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae32.jpg 

 

Hicimos un pequeño descanso junto a las aguas gélidas del río

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae33.jpg 

 

Cuando quisimos llegar al coche, era de noche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae34.jpg 

 

Después de una pequeña desorientación que espero Myriam relate en los comentarios, llegamos al coche. Desde allí bajamos hasta Guardo. Teníamos en mente iniciar otra ruta, esta vez nocturna, para dormir cerca de la Tejeda de Tosande. Sin embargo, el cansancio, el frío y la oscuridad (también los primeros dolores de rodilla de Jon) nos hicieron desistir. Acabamos pasando la noche como caravaneros.

 

Preparando la cena, y que no falte ni el vino ni el licor

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ae35.jpg 

 

Hicimos noche allí mismo, en un camino cualquiera cerca de Cantoral de la Peña. Los casi mil metros de desnivel que habíamos librado horas antes nos hicieron caer rendidos tras una suculenta cena. La idea de la excursión a la tejeda la dejamos para debatir a la manaña siguiente. Todo dependería de cómo nos despertasemos.