FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

Inverness, Loch Ness & Urquhart castle (Escocia 3)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 17-02-2009 en General. Comentarios (3)

Aquel domingo 1 de febrero fue una de las jornadas más intensas del viaje por Escocia. Hicimos unos 400 kilómetros de carretera desde el norte al sur y disfrutamos de unos paisajes difíciles de olvidar. La primera de las paradas de una provechosa mañana la hicimos en la capital de las Highlands, en la ciudad de Inverness. Pero hubo muchas más: el lago Ness, Fort August, Fort William y hasta Glasgow. Todo en un día en el que los cielos despejados nos acompañaron a cada instante. Dos días en Scotland y dos días de sol. Increible pero cierto.  

 

Después de abandonar la casa de los abuelos de Claire en Dulnain Bridge, pusimos rumbo a Inverness, promocionada como la capital de las tierras altas de Escocia y como la única ciudad de esta amplia zona. Ya en la ciudad lo primero fue buscar aparcamiento para la furgo. El resto lo hicimos como siempre: paseando.

 

El cementerio nos dio la bienvenida a la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us1.jpg 

 

Luces y sombras de una mañana soleada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us2.jpg 

 

La ciudad se extiende entorno a la desembocadura del río Ness y se ubica al norte de Escocia. Ocupa parte del fiordo de Moray y es una de los lugares más visitados del país. Su proximidad al lago Ness, sus variados atractivos turísticos y el hecho de ser la puerta de las Highlands la hacen un destino muy apetecible. Así que el paseo por sus calles fue más que obligado.

 

Cruzando el río Ness por el puente de hierro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us3.jpg 

 

Como todavía era temprano, la ciudad se mostraba practicamente desierta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us4.jpg 

 

Gueli y la Guaci haciendo de exploradores intrépidos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us5.jpg 

 

Casi sin quererlo aparecieron los primeros reflejos de la mañana

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us6.jpg 

 

Panorámica difuminada de Inverness desde el otro lado del río

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us7.jpg 

 

Inverness, donde todo lo recomendable mira al río

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us8.jpg 

 

También nos acercamos al Castle Steps

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us9.jpg 

 

Y allí, en su atalaya, nos encontramos increibles vistas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us10.jpg 

 

Era el lugar adecuado para hacerse una foto conmemorativa de la visita

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us11.jpg 

 

En el Castle Steps (Staidhir a´ Chaisteil en gaélico), estuvimos un ratillo disfrutando de los tejados y calles de la ciudad a vista de pájaro. El lugar se mostraba casi idílico, pero había que continuar con la ruta. Apenas había comenzado el día y todavía teníamos una larga lista de lugares por visitar y conocer. Así que bajamos de las alturas para ir tirando poco a poco hasta el coche.

 

Una última foto desde los alrededores del castillo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us12.jpg 

 

De vuelta a la furgo topamos con el Ayuntamiento

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us13.jpg 

 

Paseo por la calle principal de Inverness fuera de hora y temporada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us14.jpg 

 

Escaparates y edificios: reflejo de la capital de las Highlands

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us15.jpg 

 

Detalles de una construcción de origen gaélico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us16.jpg 

 

La ciudad es de esas que merece una visita, aunque sea corta. Tiene numerosos edificios históricos y se recorre muy bien caminando. Hay bastantes tiendas, pero el ambiente de la ciudad es mucho más que comercial. El entorno natural que la rodea le da un carácter especial. El resto lo hacen sus curiosos edificios.

 

La luz mañanera seguía haciendo de las suyas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us17.jpg 

 

Después del paseo por la capital de las Highlands, continuamos con nuestro recorrido hacia el sur. Desde entonces tomamos la A82, la carretera del gran oeste, casi hasta el final del día. Se trata de una ruta que baja desde el norte de Escocia hasta el sur por la zona más occidental del país. Una auténtica delicia para conductores y acompañantes. Por cierto, a estas alturas el que suscribe ocupó el sillón delantero.

 

Ya los sabes, aquí solo se fuma en la puta calle

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us18.jpg 

 

El inicio de la ruta A82 no nos defraudó, escogimos el itinerario acertado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us19.jpg 

 

Como iba a la izquierda y sin volante, me tuve que dedicar a la fotografía

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us20.jpg 

 

Chema impasible en la conducción llegando al lago Ness

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us21.jpg 

 

Cada vez más agua. Estaba claro, Loch Ness estaba al caer

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us22.jpg 

 

En el primer parking paramos para tocar el agua que cobija a Nessy

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us23.jpg 

 

Hay mucha gente que dice que si vas a Escocia y no te acercas por el lago Ness es como si no hubieras estado en el país. Quizás sí o quizás no. Este es un lugar mágico tanto por sus paisajes como por sus historias y leyendas. Y Escocia es mucho más que este gran lago. Dicotomías aparte, la expedición no quiso perder la ocasión de tocar y sentir algo de lo que siempre había oido hablar.

 

Myriam antes de conocer que su cámara estaba a punto de morir

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us24.jpg 

 

Chema haciendo de fotógrafo del grupo a orillas del lago Ness

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us25.jpg 

 

A estas alturas estábamos completamente eufóricos. Habíamos llegado al Lago Ness y eso había que celebrarlo. Fotos aquí, fotos allá, prueba de la temperatura del agua... Hice intento de darme un chapuzón, pero entre unas cosas y otras, acabé desistiendo. La toalla estaba en el coche, me hicieron creer que más adelante habría otra playa y pensé que el calor aumentaría con las horas... Otra vez será.

 

Una enorme balsa de agua dulce de origen glaciar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us26.jpg 

 

El lago es el segundo más grande de Escocia, aunque dada su enorme profundidad es el que más agua acumula. Tiene unas dimensiones que impresionan tanto en números como en forma. Casi 40 kilómetros de largo por dos de ancho y en su punto más profundo se han medido más de 220 metros. Está rodeado de bosques y montañas, lo que le da una belleza increible.

 

Después de la parada obligatoria a orillas del lago continuamos con el recorrido. La carretera seguía paralela al lago, por lo que durante más de media hora el gran loch Ness nos acompañó. La siguiguiente parada estaba prevista en uno de los lugares más famosos de la zona: el castillo de Urquart.

 

Cada curva nos ofrecía una imagen distinta del lago, pero de Nessy ni rastro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us27.jpg 

 

Y en el interior del vehículo las risas estaban aseguradas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us28.jpg 

 

Así de entretenidos llegamos a las ruinas del castillo de Urquart

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us29.jpg 

 

Este castillo es uno de los lugares más visitados de Escocia. Se trata de las ruinas de una construcción muy antigua que incluso tiene partes fechadas en el siglo VI gracias a pruebas de carbono 14. A parte de sus historia, lo que realmente sobrecoge es el lugar donde se ubica. Preside el lago Ness en su zona más ancha y central.

 

Hicimos un intento de entrada, pero al ser de pago y comprobar que nos llevaría al menos una hora, decidimos dejarlo para otra ocasión. Hicimos unas cuantas fotos y estiramos las piernas antes de continuar con la ruta prevista.

 

Sin saltar la valla buscamos las mejores perspectivas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us30.jpg 

 

Si Nessy existe realmente, debería moverse por esta mágica zona

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us31.jpg 

 

Antes de partir del castillo de Urquhart hicimos un brindis por la expedición. Luego hicimos otro por el cumpleaños de Myriam, y otro más por Nessy y cia. 

 

Claire dice que no la gusta el anis ¿Será un farol...? ¡¡¡¡Que rico!!!!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us32.jpg 

 

 

Con estas luces es normal que se vean monstruos que alimenten la leyenda

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000us33.jpg 

 

Guiados por las oscuras aguas seguimos la ruta. La siguiente parada la hicimos en Fort August, el lugar donde termina el lago Ness. Pero eso será otra historia más dentro del segundo día de viaje por Escocia.

Cairngorms Mountains, rumbo a las Highlands (Escocia 2)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 11-02-2009 en General. Comentarios (2)

Después de la parada en Stirling y el monumento a William Wallace, nos subimos de nuevo al coche con rumbo a las Highlands, las tierras altas de Escocia. No hicimos ninguna para más hasta pasadas un par de horas de camino, y ya cerca de destino. Aun así, todo el trayecto fue una gozada. Los paisajes eran tan impresionantes que lo de estar metidos en una furgo medio apiñados pasaba a un segundo plano. Eso sí, alguno de los componentes de la expedición aprovecharon para dar una cabezadita.

 

Otros nos dedicamos a tomar fotos con las que narrar el recorrido

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff1.jpg 

 

Chema, que tampoco se durmió, atento a la carretera a 100 millas de destino

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff2.jpg 

 

Los paisajes y los bosques nos recordaban a Finlandia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff3.jpg 

 

Aunque la presencia de castillos nos hacía volver a Escocia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff4.jpg 

 

Poquito a poco, y por una carretera - la A-9 - que tan pronto era autovía como de doble sentido, nos fuimos acercando a las Montañas Grampian. Se trata de una cordillera que divide el país y que marca la frontera natural entre las tierras altas y la zona central de Escocia. En este punto comenzamos a vislumbrar la nieve.

 

Rodeados por picos que apenas sobrepasaban los mil metros de altura

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff5.jpg 

 

La luz volvía a mostrarse mágica para nuestra alegría y disfrute

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff6.jpg 

 

Este fue uno de los pasos más entretenidos del viaje hacia el norte

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff7.jpg 

 

Gueli echando una mano en la reconstrucción de los hechos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff8.jpg 

 

Tras la nieve llegó el bosque o entrando en el Glenmore Forest Park

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff9.jpg 

 

Este espacio forestal está incluido dentro del Parque nacional de Cairngorms Mountains, la región montañosa más norteña de las Grampian Mountains. El bosque guarda en su interior muchos de los pinos Caledonios más longevos del país. Allí, junto al lago Morlich hicimos una pequeña parada para estirar las piernas.

 

Olas y ánades subexpuestos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff10.jpg 

 

Las Cairngorms Mountains al otro lado del loch Morlich

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff11.jpg 

 

El viento y el frío ya pegaban de lo lindo a esas latitudes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff12.jpg 

 

Luces y sombras junto a los pinos Caledonios, que no Celedonios ni Polonios

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff13.jpg 

 

Y una última imagen antes de continuar con la ruta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff14.jpg 

 

Para llegar al parque forestal de Glenmore habíamos tenido que tomar una desviación de la calzada nacional. La intención era subir por una carretera que, según el mapa, terminaba en la estación de esquí de las Cairngorms. Después de dejar el bosque, la carretera fue ganando en altura. Toda una delicia para los sentidos y las panorámicas.

 

El final de la carretera reflejado en el coche - furgoneta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff15.jpg 

 

Allí arriba si que pegaba el viento, las caras de Gueli y Elisabeski lo dicen todo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff16.jpg 

 

Pero a pesar de la gélida brisa, el paisaje era magnífico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff17.jpg 

 

En la estación de esquí teníamos un objetivo que cumplir. Habíamos llegado hasta allí arriba porque queríamos subir en un teleférico que parte de la zona baja de las pistas y que sube diariamente a las alturas. Pero el reloj nos jugó una mala pasada y llegamos cuando el último convoy había partido hacía solamente cinco minutos.

 

Con lo preparados que íbamos para soportar el frío.......

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff18.jpg 

  

Panorámica desde la estación con el lago Morlich bajo nuestros pies

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff19.jpg 

 

Aprovechamos nuestra estancia en la zona para tomar unos caldos que nos calentaron el ánimo y el cuerpo. A falta de funiculares buenos son los chocolates, que decía el otro. Después del descanso, iniciamos la búsqueda de nuestro hogar para aquella noche: la casita de los abuelos de Claire, situada en las proximidades de Dulnain Bridge. El problema es que ninguno de los 6 sabíamos dónde estaba. Menos mal que llevábamos GPS, sino estaríamos todavía buscándo el camino correcto.

 

Ya en la casita rural como auténticos señores, con zapatillas y todo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff20.jpg 

 

Cuando llegamos a la puerta de la casa alucinamos en colores. No solo por el lugar y el garito en cuestión, sino por la amabilidad de la familia de Claire. Nos hicieron sentir como si estuviéramos en nuestra casa y se volcaron con nosotros. A cambio les obsequiamos con unos cuantos lingotazos de anis y turrón de Jijona. Menos es nada.

 

Planeando la ruta del día siguiente tirados en la moqueta del salón

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff21.jpg 

 

Después de una copiosa y suculenta cena a base de cacerolada de pollo y ternera, salimos a pasear para hacer la digestión. Hacía horas que el sol se había escondido, así que bajamos la comida entre las pocas luces del pueblo y una inmensa oscuridad. El camino no tenía pérdida, solo había que seguir la carretera hasta llegar al puente. 

 

Paseando entre el silencio frío de la noche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff22.jpg 

 

Las casas estaban dispersas y parecía que el puente no aparecería jamás

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff23.jpg 

 

Después de un par de millas (3 kilómetros) llegamos al puente de Dulnain

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff24.jpg 

 

Como el frío y el cansancio apretaban, regresamos al hogar dulce hogar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff25.jpg 

 

Ya en la casa de los abuelos estuvimos charlando sobre la historia de Escocia, los lugares más mágicos y las posibles paradas para el día siguiente. A pesar del interés, apenas pudimos entablar conversación durante más de una hora. El cansancio y las pocas horas de sueño se reflejaban en nuestras caras. Así que nos fuimos, casi sonambulos, a nuestras respectivas habitaciones. El descanso fue inmediato.  

 

Foto de familia en un desayuno madrugador, 7 de la mañana hora local

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff26.jpg 

 

Muy pero que muy agradecidos recogimos nuestros bártulos y los metimos de nuevo en la furgoneta. Nos despedimos de los abuelos de Claire ofreciendoles una visita a España. Nos trataron tan bien que lo merecen todo.

 

Despidiéndonos de nuestro alojamiento en las Highlands

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000ff27.jpg 

 

Ellos se quedaron en la casa y nosotros emprendimos lo que sería el segundo día de viaje por Escocia. El sol todavía no había despuntado, pero había que aprovechar las horas al máximo. Aquella jornada sería una de las más intensas y variadas de la expedición por tierras escocesas.  

Stirling y el monumento a Wallace (Escocia 1)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 08-02-2009 en General. Comentarios (4)

Aunque el primer día que pasamos en Escocia fue el sábado 31 de enero, el viaje comenzó realmente la jornada anterior. El Komando Gorteak bajó desde Asturias a Valladolid, donde nos reencontramos con Gueli y Elisabeth, los secuestrados de este viaje cocinado en apenas un mes. La expedición tenía su tela. Ninguno de los cuatro habíamos pisado antes tierras escocesas ni habíamos viajado juntos. Además Gueli perdía su virginidad internacional y el objetivo de la escursión era visitar a Chema, otro fijo de la peña el Dexgua-c que llevaba varios meses viviendo en este país situado al norte de las islas británicas.

 

En definitiva, fue un amplio recorrido que nos llevó a las principales ciudades escocesas, al lago Ness, a las Highlands y a muchos otros lugares llenos de encanto. Un viaje irrepetible y lleno de anís donde no faltaron las carcajadas ni el disfrute colectivo. Como diría aquel, un secuestro en toda regla, vamos.

 

Todo comenzó en la iglesia de la Antigua, en Valladolid 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd1.jpg 

 

El viernes por la noche, a eso de las 10, sincronizamos nuestros relojes para el encuentro mochilero. Fue en la iglesia de la Antigua donde quedamos y donde iniciamos esta andadura. Había que ir compenetrándose, así que nos fuimos a tomar unos pinchos por la zona para abrir apetito de cara a Escocia. Teníamos por delante una larga noche de viaje.

 

Hincando el diente a un cojonudo, especialidad típica y tradicional

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd2.jpg 

 

Una velada que transcurrió a golpe de anis, risas y cabezadas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd3.jpg 

 

Creimos oportuno conquistar las tierras escocesas a base de caldos populares. Por eso incluimos en la mochila de chorizos requerida por Cheman en su exilio un par de botellas de anis la castellana. Más que nada por si las moscas y para hacer más llevadera una noche repleta de de movimientos. Salimos de Valladolid en autobús a eso de las doce y media de la noche. Llegamos a Barajas a las tres y media de la madrugada y el avión hacia Edimburgo partió a eso de las siete. A las nueve y poco, hora local, aterrizábamos en el aeropuerto escocés, donde Chema y Clarie nos esperaban con una furgo de alquiler. Y nosotros, apenas sin dormir.

 

Despertando del largo viaje con las primeras luces de la mañana escocesa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd4.jpg 

 

Habíamos alquilado un coche de siete plazas para los dos primeros días, sábado y domingo. La intención era recorrer las tierras del norte a golpe de GPS y mapa, así que nada más meter las mochilas en la furgoneta, salimos raudos del aeropuerto con destino a Stirling. Ésta sería la primera parada de un largo y provechoso día.

 

Stirling, una de las ciudades escocesas con más historia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd5.jpg 

 

Tras horas de viaje, volvíamos a estirar las piernas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd6.jpg 

 

Cuando nos bajamos del coche estábamos como en estado de shock. Después de casi doce horas de viaje en bus, avión, coche y anis, nos parecía increible estar pisando suelo escoces. Una sensación que nos acompañó durante los primeros pasos por esta histórica ciudad y burgo real.

 

La primera caminata hacia el castillo y la zona alta de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd7.jpg 

 

Todo era llamativo junto a la fortaleza medieval

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd8.jpg 

 

Hicimos un amago de entrar a visitar el castillo, pero como por delante teníamos un largo día, desechamos la idea y optamos por caminar por las calles de la ciudad. Así nos tendríamos una visión más amplia de Stirling.  

 

Las luces del día se presentaban juguetonas sobre el horizonte

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd9.jpg 

 

Las vistas eran increiblemente amplias, al fondo el monumento a Wallace

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd10.jpg 

 

Paseando por los alrededores del castillo y la iglesia de la Holy Rude

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd11.jpg 

 

Dimos con arcos naturalmente culturales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd12.jpg 

 

Otro de los edificios con más solera de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd13.jpg 

 

Merodeando por la zona alta de la ciudad tuvimos la suerte de que un hombre abriera la puerta de la iglesia de la Holy Rude. Se debía encargar de la limpieza, y aunque el templo estaba cerrado, tuvo la amabilidad de guiarnos y contarnos los pormenores de esta iglesia que data del siglo XV.

 

Techos de madera para una construcción gótica

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd14.jpg 

 

Uno de los órganos más antiguos de Escocia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd15.jpg 

 

El hombre nos contó como la iglesia estuvo dividida en dos edificios distintos hasta hace no demasiado tiempo. También nos narró las peculiaridades de esta iglesia donde se celebró la coronación de un rey, Jaime VI de Escocia. Aunque lo más llamativo, sin duda, era la vidriera del altar, en la que su autor trabajó más de 25 años. Casi nada.

 

El guía - pulidor junto a la vidriera principal

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd16.jpg 

 

Pero había muchas otras que también llamaban nuestra atención

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd17.jpg 

 

La Holy Rude, monumento nacional cargado de historia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd18.jpg 

 

¿No os suena este arco...?

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd19.jpg 

 

Después de recorrer pausadamente la iglesia, el principal monumento de la ciudad junto al castillo, bajamos de la zona alta y nos fuimos directos al centro. Realmente parecíamos una banda de mafiosos. Menos mal que el anis todavía estaba guardado...

 

Cruzando las calles como si no conociésemos los pasos de peatones

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd20.jpg 

 

¿El centro - ciudad? Todo derecho y hacia abajo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd21.jpg 

 

Entre risas bilingües, llegamos junto a la plaza principal

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd22.jpg 

 

La torre del reloj y nosotros sin cambiar la hora

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd23.jpg 

 

Edificios de la calle principal que hacían también de centro comercial

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd24.jpg 

 

La ciudad, aunque relativamente pequeña, es muy agradable de caminar y bien merece una visita. En este lugar se vivieron importantes batallas, como la narrada en película "Braveheart". De ahí que caminar por sus calles sea también un paseo por la historia de Escocia.

 

Poco a poco aparecieron los edificios modernistas y los primeros reflejos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd25.jpg 

 

Visto lo visto, regresamos al coche para seguir la ruta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd26.jpg 

 

La siguiente parada no estaba muy lejos de la ciudad de Stirling, aunque nos perdimos un poco para encontrar la entrada. Debíamos rendir tributo a William Wallace, ese escoces al que casi todos conocemos por la película de "Braveheart". Así que nos acercamos hasta el monumento eregido en su memoria y brindamos como mejor supimos: Cual auténticos Cides campeadores.

 

¡¡¡Dale un tragazo de anis del bueno, joder!!!!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd27.jpg 

 

El monumento nacional a William Wallace se construyó gracias a una recaudación popular y se completó a finales del siglo XIX. Ocupa el lugar más alto de la colina desde la que dicen el guerrero divisó a las tropas inglesas antes de la batalla. El lugar sobrecoge y es toda una meca de peregrinación para turistas y locales, pues allí se cuenta la historia del personaje y se guarda su espada original.

 

William Wallace presidiendo su propio monumento

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd28.jpg 

 

Las vistas desde la colina eran sobrecogedoras y llegaban hasta las nieves

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd29.jpg 

 

Stirling desde el monumento a Wallace

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd30.jpg 

 

Gueli y Elisabet se subieron hasta lo alto de la torre a patear a unos ingleses

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd31.jpg 

 

Y el resto escuchamos la historia del guerrero

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd32.jpg 

 

Solo nos faltó pintarnos la cara con los colores del cielo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd33.jpg 

 

Tras la visita regresamos al coche bajando por el camino marcado, el mismo que habíamos utilizado casi todos para subir. Casi todos porque a mi se me ocurrió la brillante idea de trepar hasta el monumento campo a traves. Acabé enganchado a los árboles como un auténtico guerrero en un desnivel de infarto. Menos mal que el anis me había dado fuerzas...

 

Dejando atrás el monumento a Wallace

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000dd34.jpg 

 

Todavía no era ni la hora de comer y aun nos quedaban muchas cosas por disfrutar en este primer día de viaje por Escocia. Tanto Stirling como el monumento nos habían dejado un buen sabor de boca, casi tan dulce como el del anis. Pero había que seguir la ruta y partimos sin pensarlo demasiado hacia el norte, camino de las Highlands.

Previa escocesa en San Esteban (Asturias)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 07-02-2009 en General. Comentarios (2)

Alla por el 23 de enero, y aprovechando una tarde de escaso trabajo, me fui a dar un paseo por el puerto de San Esteban. Era una manera de retomar las viejas costumbres del atardecer y preparar el objetivo de cara al viaje a Escocia. La tarde - noche se presentaba apetecible, y más con unas extrañas nieblas apareciendo y desapareciendo entorno al abra. Aquí os dejo unas cuantas tomas que espero os sirvan para pasar el rato y abrir boca de cara a los próximos capítulos, en los que os contaremos las aventuras del Komando Gorteak por tierras escocesas. 

 

Niebla a pie de cargadero

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za1.jpg 

 

La bruma colándose por el puerto de San Esteban

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za2.jpg 

 

El espectáculo del atardecer cambiaba a cada minuto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za3.jpg 

 

Y las nubes iban de un lado a otro, como sin rumbo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za4.jpg 

 

Ya era hora de pasar un buen rato a solas con la iluminación del puerto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za5.jpg 

 

La noche estaba más bien fría y ventilada. Estaba al caer un ciclón

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za6.jpg 

 

Cargadero y dos de las antiguas gruas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za7.jpg 

 

Cargadero y las tres gruas o cuando lo que importa es un buen encuadre

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za8.jpg 

 

Y de nuevo las tres gruas en una misma imagen

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za9.jpg 

 

Seguía los pasos marcados que marcaba la noche iluminada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za10.jpg 

 

Y jugaba con los distintos planos para romper las dos dimensiones

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za11.jpg 

 

A veces lo llamativo aparecía en primer término

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za12.jpg 

 

El viento seguía en aumento y no era facil mantener el trípode estático

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za13.jpg 

 

Así que apuré las últimas tomas antes de regresar a casa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za14.jpg 

 

Esa misma noche, y a causa del anuncio de fuertes vientos, me encargaron del periódico una crónica del ciclón a su paso por la costa occidental. La situación de las carreteras era bastante peligrosa, asi que nos quedamos en la comarca del bajo Nalón y Cudillero. La noche fue toda una experiencia: barcas y vallas de obras volando por los aires, árboles cortando las carreteras, contenedores volcados y rachas de unos 200 kilómetros por hora. Eso sí, en lo que a fotografías se refiere, la noche no fue muy productiva dadas las condiciones climatológicas. Aun así, hubo alguna foto que salió.

 

El temporal de viento azotando el puerto de Cudillero

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za15.jpg 

 

A la mañana siguiente me tocó hacer ronda para ver los desperfectos. Os lo podeis imaginar. Carreteras cortadas y llenas de ramas, barcos hundidos, algún que otro incendio.... Y un mar embravecido que permitió tomar imágenes como las que siguen.

 

Olas saltarinas en la playa de Aguilar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za16.jpg 

 

La mar estaba bravía, aunque menos espectacular que otras veces

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za17.jpg 

 

Las olas volvieron a golpear con fuerza el faro de San Esteban

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za18.jpg 

 

Y eso que los vientos no venían de noroeste...

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1000za19.jpg 

 

A los pocos días iniciamos el viaje por Escocia, un recorrido que nos ocupó cuatro días, seis si contamos los desplazamientos hasta el norte de Gran Bretaña. Las fotos ya están descargadas, ahora solo falta encontrar la distribución apropiada para los capítulos. Vimos tantas cosas que será necesario hacer varias entregas por día. En breves, la primera recién sacada del horno.