FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

Constrastes en la Cabeza del Arco (Redes - Asturias)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 27-01-2009 en General. Comentarios (0)

Siguiendo con el planeamiento montañero del último descanso, nos acercamos hasta el Parque Natural de Redes, en Asturias. Nuestra intención era hacer una ruta no demasiado larga y a ser posible sin demasiada nieve. Ya habíamos tenido de sobra en Somiedo. Por eso optamos por realizar una ruta que bordea el pico de la cabeza del arco, cerca del núcleo de Caleao, en el concejo de Caso. El día estaba soleado aunque el pronóstico anunciaba nevadas importantes a 600 metros. Unos pronósticos que se cumplieron y que nos hicieron vivir en nuestras carnes un cambio brutal de temperatura y condiciones climáticas en la montaña. Una aventura más para contar. 

 

Sobre las once y media de la mañana llegamos al pueblo de Caleao. La mañana se presentaba muy agradable. Aun así nos calzamos las polainas y metimos en la mochila suficiente ropa de abrigo por si las moscas. Comenzamos a caminar con una temperatura de unos 15 grados centígrados. Tiempo primaveral con cumbre nevadas.

 

Caleao, en la mañana soleada del 19 de enero

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas1.jpg 

 

Desde Caleao salen dos rutas. Una lleva al desfiladero de los Arrudos -algún día volveremos- y la otra bordea en un recorrido circular la Cabeza´l arcu, un pico que llega casi hasta los 1.600 metros de altitud. Nosotros escogimos esta segunda después de comprobar que se adaptaba a nuestras necesidades y gustos: 11 kilómetros y unas 4 horas de duración. Una ruta aparentemente accesible aunque con un importante desnivel de 800 metros de subida y otros tantos de bajada.

 

Primeros pasos en busca del valle de Xulio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas2.jpg 

 

La ruta, denominada como PR As 124 está muy bien señalizada y es bastante obvia. Se sube por un valle hasta llegar a una collada y luego se baja por otro. Bordeando la montaña en su integridad. Una ruta en la que no faltó de nada.

 

Entramos en el hayedo, que nos acompañó a cada paso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas3.jpg 

 

El primer tramo discurre por una pista marcada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas4.jpg 

 

Y a veces se funde con el agua, cuyo sonido también nos acompañó

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas5.jpg 

 

Esta parte del recorrido no supuso ninguna dificultad. Además tuvimos la suerte de cruzarnos por el camino con varios corzos que nos dieron la bienvenida a su bosque. La magia del hayedo también hizo de las suyas a pesar de estar desnudo por el inverno.

 

Poco a poco la pista se va transformando en sendero y se va pegando más y más al río. El cauce lo tuvimos que cruzar en varias ocasiones, algo que se advertía en el folleto de la ruta. "En verano se puede vadear el río" ¿Y que pasa en invierno?

 

Pues que hay que cruzar por puentes artesanales de madera resbaladiza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas6.jpg 

 

Después del primer susto, seguimos ascendiendo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas7.jpg 

 

Y llegamos al abierto valle de Xulió con el pico Retriñón al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas8.jpg 

 

A partir de este punto el recorrido se nos hizo algo más pesado. El agua y la nieve hicieron acto de presencia en el camino y nuestros pasos se hicieron más lentos. Eso sí, disfrutamos de lo lindo de la soledad y los paisajes de esta zona. También nos encontramos con los restos de un zorro muerto, posiblemente a manos del lobo. Estuvimos intentando avistar alguna camada, pero nos fue imposible.

 

Cruzando uno de los numerosos arrollos del valle

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas9.jpg 

 

Y un vistazo hacia atrás para ver por donde habíamos subidohttp://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas10.jpg 

 

Pisando nieve de nuevo y pensando que el collado estaba ahí mismo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas11.jpg 

 

Sin embargo las señales nos indicaban que debíamos seguir subiendo. Así lo hicimos, rodeados de nieve y por una fuerte pendiente junto a un pequeño valle.

 

Subiendo a toda máquina entre abedules

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas12.jpg 

 

Así llegamos a una pequeña cabaña rodeada de nieve

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas13.jpg 

 

Las nubes comenzaron a meterse en la zona haciendo presagiar el temporal

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas14.jpg 

 

Una subida verticalmente pronunciada y dificultosa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas15.jpg 

 

El último tramo de este recorrido, desde el valle de Xulio hasta la collada, es el más complicado. A parte de la importante capa de nieve, tuvimos que salvar el desnivel más importante de la ruta. En apenas una hora subimos casi 600 metros de. A todo ello se unían unas nubes cada vez más negras y peligrosas. Pero había que continuar, la collada estaba a un paso.

 

No había duda, la nieve estaba a punto de caer

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas16.jpg 

 

Y llegamos al collado con este panorama invernal plagado de niebla

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas17.jpg 

 

Panorámica del valle por el que debíamos bajar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas18.jpg 

 

La niebla se fue metiendo cada vez más deprisa. Por lo menos nos dejó tiempo para llegar al collado e intuir el camino de bajada. Un sendero que estaba algo marcado por las huellas de algún montañero que había realizado la ruta en los días anteriores. Con el peligro de la niebla, y casi desfallecidos por el cansancio, inciamos una bajada rápida y divertida. Decidimos comer una vez saliéramos del terreno nevado por si las moscas.

 

Acelera un poco más, que todavía nos engancha la niebla a estas alturas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas19.jpg 

 

Bajando a la carrera y sin pensarlo dos veces

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas20.jpg 

 

Más rápidos que la niebla con las cabañas de referencia al fondo del valle

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas21.jpg 

 

Y de repente se hizo imposible ver mas allá de 10 metros

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas22.jpg 

 

En este punto realmente lo pasamos mal. La niebla se cerró de tal manera que era imposible adivinar por donde seguía el camino. Nos sosegamos, hicimos unos bocadillos y pensamos que podíamos hacer. Dejé a Myriam en las cabañas y me fuí por los alrededores para buscar alguna señal o mojón que nos guiara por el buen camino. A esas alturas, rodeados de niebla y con esos desniveles no era muy recomendado hacer un descenso kamicace. Finalmente logré dar con un mojón que nos llevó hasta el sendero. Cuando comenzamos a caminar tras una breve parada para comer, la niebla se abrió un poco. Entonces seguimos la ruta con velocidad y comenzó a nevar.

 

Estamos en el buen camino, menos mal

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas23.jpg 

 

El sendero nos llevó entre un bosque de hayas y acebos, toda una delicia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas24.jpg 

 

El trayecto era precioso, pero nevaba tanto que no lo pudimos saborear

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas25.jpg 

 

Autoretrato del komando bajo las nieves de Redes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas26.jpg 

 

La nieve comenzaba a cubrir el paisaje y el camino

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas27.jpg 

 

Por suerte, la bajada no tuvo demasiados problemas salvo el importante desnivel acumulado. Bajamos a una velocidad de vértigo por un sendero que termió convirtiéndose en pista. La pena fue el clima, que nos impidió disfrutar de las panorámicas de la zona y del Desfiladero de los Arrudos desde las alturas.

 

Tras la bajada, el camino desembocó en la ruta que lleva más allá del desfiladero. Nosotros seguimos hacia Caleao y cruzamos los Arrudos bajo una incesante lluvia, nieve y demás. Todo un elenco de condiciones adversas que nos dejó empapados.

 

Cruzando el desfiladero de los Arrudos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas28.jpg 

 

Una estrecha grieta coronada por enormes masas de caliza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas29.jpg 

 

Saliendo del desfiladero sanos y salvos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas30.jpg 

 

Cuando llegamos a esta zona de la ruta respiramos con tranquilidad. Habíamos logrado bajar de las alturas a pesar de las nieblas y nieves, por lo que estábamos más que contentos. Aun así nos quedaba librar un par de kilómetros hasta el pueblo que se nos hicieron eternos dada la metereología adversa. Poco a poco y a pesar de los chubasqueros, polainas y guantes, comenzamos a sentir la humedad pegada a los huesos. Sólo las hayas nos evitaban pensar en un buen catarro.

 

Camino hacia Caleao por una pista llena de magia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas31.jpg 

 

Haya mirando firme el fluir del río

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas32.jpg 

 

Durante unos minutos parecía que el tiempo nos iba a dar una tregua. Dejó de nevar pero las nubes no desaparecieron. En las alturas se veía como estaba cuajando las anunciadas nieves. Nosotros continuamos como si no fuera con nosotros.

 

Cuando regresó la nieve lo hizo con mucha más fuerza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas33.jpg 

 

La que cayó fue realmente parda e intensa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas34.jpg 

 

Y sino echad un vistazo al cielo de aquel día

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas35.jpg 

 

Por fin llegamos a Caleao, cubierto de nieve

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10acas36.jpg 

 

Al llegar al coche nos cambiamos y salimos de allí pitando para no quedarnos encerrados. No llebábamos cadenas así que iniciamos la bajada lo antes posible para evitar males mayores. Ya las habíamos pasado canutas en la collada de la Cabeza del Arco, así que no arriesgamos y bajamos hasta salir de la zona de nieves.

 

Luego hicimos una pequeña parada de la que volvíamos a casa para refrescarnos con una cerveza más café. Fue el momento para hacer balance de una excursión en la que comprobamos como en la montaña pueden cambiar las condiciones climáticas de forma dramática y en poco tiempo. A pesar de todo, mereció la pena volver por Redes. Seguro que hay muchas más. El lugar lo merece, a pesar del crudo invierno.

Blanqueo total en el lago del Valle (Somiedo)

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 23-01-2009 en General. Comentarios (1)

El pasado sábado 17 de enero nos fuimos a disfrutar de la nieve. Tras una larga espera, por fín logramos aprovechar un buen descanso en la montaña. El lugar elegido fue el parque natural de Somiedo, en Asturias. Una jornada intensa de blanqueo níveo que nos llevó hasta el lago del Valle, la masa lacustre más grande de Asturias, que se encontraba completamente helada por el recio invierno.

 

Dejamos el coche en Valle de Lago y comenzamos la ruta pisando nieve

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso1.jpg 

 

Sobre las diez y media de la mañana iniciamos el recorrido con las mochilas llenas de viandas y ropa de abrigo. El día se presentaba espléndidamente despejado y la nieve tenía un buen aspecto. La capa era importante, pero se caminaba más o menos bien, sin hundirte y a buen paso. Además, desde la salida del pueblo contamos con la compañía de un cariñoso perro que nos hizo de guía durante toda la jornada. Viendo que las circunstancias nos eran favorables, decidimos seguir la ruta que sube hasta los lagos de Saliencia para acercarnos después al lago del Valle.

 

Siguiendo los pasos marcados en la nieve

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso2.jpg 

 

La idea era ir ganando altura mientras seguíamos recorriendo el valle glaciar principal. El echo de estar relativamente altos nos daba increibles panorámicas de la zona. Las montañas estaban preciosas, y daba gusto caminar. Además, el echo de comenzar la ruta relativamente pronto nos sirvió para ver algún que otro animal de la zona. No faltaron las manadas de rebecos, ni los zorros, ni tampoco los corzos. Todo eso sin contar a nuestro fiel compañero de caminata, al que bautizamos como Sufragio.

 

Esta montaña nos quedó embobados un buen rato

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso3.jpg 

 

Pero es que el resto de la panorámica era aun más sobrecogedora

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso4.jpg 

 

Cada vez más altos disfrutando del paisaje invernal

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso5.jpg 

 

No tardamos en llegamos a la braña de Sobrepeña

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso6.jpg 

 

A partir de este punto la ruta gana en altitud de manera más acusada e intensa. El sendero, que teníamos que intuirlo dado el volumen de nieve, lleva, tras una fuerte subida, hasta la entrada de las Vegas de Camayor, un extenso pastizal que comunica con los lagos de Saliencia. Cada vez había más nieve y estábamos más altos.

 

Una subida cada vez más expuesta y vertiginosa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso7.jpg 

 

Un vistazo al valle del Lago para descansar del esfuerzo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso8.jpg 

 

A estas alturas, y nunca mejor dicho, ya llevábamos un par de horitas caminando entre nieve. Se avanzaba bien, pero aun así nos tocó abrir huella en muchos tramos. El esfuerzo era mucho mayor que una ruta similar sin nieve. Aun así estaba mereciendo la pena y seguíamos disfrutando de los paisajes y de unas panorámicas de ensueño.

 

Paint it white! o Píntalo blanco que dirián los otros

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso9.jpg 

 

Colgados del abismo con el lago del Valle helado al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso10.jpg 

 

En este punto, y cuando apenas nos separaban 15 minutos hasta la entrada de las vegas de Camayor,nos vimos obligados a cruzar un tramo algo peligroso. El desnivel del lugar por el que subíamos era tan fuerte que si resbalábamos bajaríamos más de 500 metros de un tirón. Hasta el momento una caida o despiste no revestía demasiado peligro, pues en el fondo no había piedras. Sin embargo, en este punto los pedreros abundaban. Sin piolet ni casco ni crampones abogamos por la prudencia y cambiamos la ruta. Fue una sabia decisión a pesar de que lo teníamos a tiro. En la montaña, así como en la vida, también es muy importante saber decir que no alguna vez.

 

El hecho de llegar hasta allí fue una recompensa por la visión de conjunto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso11.jpg 

 

Iniciamos el descenso hacia el fondo del valle siguiendo nuestros pasos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso12.jpg 

 

Ni que decir tiene que el descenso fue mucho más divertido que el ascenso. Bajamos corriendo, tirándonos por las laderas, haciendo amagos de esquí de fondo... Eso sí, el que más disfrutó de este tramo fue el perro. En la foto de abajo podeis ver el descenso que hicimos. Arriba a la izquierda está el lugar donde dimos la vuelta. Más o menos en el centro de la imagen está Myriam. Y fuera de la imagen, todavía más abajo, está el fondo del valle.

 

Andanzas y correrias del Komando Gorteak por los montes de Somiedo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso13.jpg 

 

Cuando llegamos a la parte baja del valle solamente teníamos que seguir las pisadas que llevaban hasta el lago. El camino se nos hizo algo más pesado. El calor seguía apretando, no habíamos comido, y la subida y bajada a las alturas comenzaba a pesar en nuestras piernas. Aun así el camino fue divertido.

 

La nieve jugaba a hacer formas curiosas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso14.jpg 

 

¡Vete preparando el queso que ya estamos a las puertas del lago!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso15.jpg 

 

Y ahí estaba, el mayor lago de Asturias helado y cubierto de nieve

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso16.jpg 

 

El panorama era realmente expectacular e invernal

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso17.jpg 

 

Cuando llegamos a la orilla del lago solo tuvimos fuerzas para hacernos unas fotos conmemorativas. En ese momento llegó otra pareja a la que fotografiamos. Ellos se fueron caminando hasta la isla y nosotros devoramos nuestras viandas. Fue una lástima lo de olvidarnos la botella de vino en casa. Aunque la borrachera fue de nieve.

 

Personitas en mitad de un lago de unas 24 hectáreas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso18.jpg 

 

Tras el pincheo a base de patés, quesos y carnes varias, proseguimos con la caminata. Antes de descender nos acercamos hasta la isla. Y es que eso de caminar sobre las aguas heladas del lago del Valle no se hace todos los días.

 

El lago desde un punto de vista poco común

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso19.jpg 

 

En los alrededores de la isla nos encontramos con imágenes casi polares

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso20.jpg 

 

Y con formas y colores que nos trasnportaban a otros planetas o épocas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso21.jpg 

 

Caminando sobre las aguas heladas del lago del Valle

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso22.jpg 

 

Después de el paseo atípico por este valle glaciar rodeado de cumbres de más de dos mil metros, inciamos el descenso. La tarde avanzaba y todavía nos quedaba un buen trecho hasta el coche. Concretamente 6 kilómetros sin contar las latillas.

 

El fondo del valle nos cautivó tanto como sus alturas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso23.jpg 

 

Aunque la nieve estaba algo más pesada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso24.jpg 

 

Mientras nos alejábamos del lago, se abrían las panorámicas de la zona

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso25.jpg 

 

Y la luz comenzó a hacer de las suyas reflejándose en el manto de nieve

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso26.jpg 

 

Myriam probando el bobsleigh para bajar más rápido

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso27.jpg 

 

El cansancio acumulado nos hacía perder el equilibrio. También comenzábamos a notar especies de alucinaciones visuales. El blanco de la nieve y la intensa luz empezaba nos hacía ver oasis, colores más vivos..... en fín. Cosas del directo.

 

Hayedo bajo la montaña que nos cautivó por la mañana

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso28.jpg 

 

Las brañas de teito nos hacían pensar que estábamos cerca del pueblo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso29.jpg 

 

La nieve empezaba a darnos algún respiro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso30.jpg 

 

Siguiendo las marcas blancas y amarillas de la ruta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso31.jpg 

 

Este sendero es uno de los más frecuentados del parque de Somiedo. Su relativa facilidad hace que durante los meses de primavera y verano los visitantes se cuenten por cientos. Por suerte, aquella mañana nos cruzamos con unas 4 personas. Nada mal.

 

Montañas coloridas volviéndonos casi locos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso32.jpg 

 

La noche se acercaba lenta pero segura, y nosotros aún sin llegar al coche

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso33.jpg 

 

Más formas curiosas creadas por el invierno

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso34.jpg 

 

Y por fín llegamos al pueblo de Valle de Lago

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso35.jpg 

 

Después de unos 16 kilómetros por nieve y más de 7 horas de caminata llegamos casi exhaustos al pueblo. Las piernas no sabían caminar por el asfalto y nuestros ojos seguían viendo chiribitas. Aun así tuvimos ánimo para saborear los últimos reflejos de una intensa jornada de montaña invernal. Ya era hora.

 

Somiedo, con los ventanales mirando a la montaña

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100aso36.jpg 

 

Cuando llegamos al coche, nos cambiamos y bajamos a Pola de Somiedo. Allí celebramos lo vivido con una buena cervecita. En algo más de una hora estábamos de nuevo en San Esteban. Aquella noche caímos rendidos y soñamos en blanco.

 

Sesión lunática en la playa de Aguilar

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 13-01-2009 en General. Comentarios (11)

El pasado 11 de enero aproveché que había terminado pronto el trabajo para disfrutar del atardecer y la salida de la luna. Se combinaban dos variables que hacían preveer una buena tarde de fotos. Por un lado la luna estaba llena, y por otra, salía apenas una hora después de que el sol se escondiera definitivamente. A pesar del frío no me lo pensé dos veces y salí a la calle cargado con el trípode y la cámara. La tarde prometía y no defraudó. El espectáculo fue casi insuperable.

 

La intención era hacer una buena sesión de fotos en la playa de Aguilar, en Muros de Nalón. Así que me fuí hasta allí con el coche. Sin embargo, cuando llegué el atardecer no aportaba nubes coloreadas y la marea estaba muy alta para andar jugando en la arena. Me acerqué entonces hasta el mirador del Monteagudo, cerca de Somao, para otear las nieves caidas en los últimos días.  

 

Panorámica de la cordillera cantábrica plagada de nieve

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak1.jpg 

 

También aproveché para captar el atardecer en la desembocadura del Nalón

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak2.jpg 

 

Desde allí, y después de disfrutar de las cumbres nevadas, volví hasta la playa de Aguilar. La marea seguiá alta, pero el sol se había escondido por completo. Así que comenzaron a caer las largas exposiciones mientras esperaba la salida de la luna.

 

Preparando la cámara para la que se avecinaba

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak3.jpg 

 

Los primeros síntomas lunáticos aparecieron al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak4.jpg 

 

Efectívamente, era la luna saliendo detrás de la isla de la Deva

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak5.jpg 

 

Me quedé absolutamente sin palabras y apenas atinaba a disparar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak6.jpg 

 

La luna era tan roja como el mismo sol

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak7.jpg 

 

Sabía que aquella tarde las condiciones se aliaban para la fotografía

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak8.jpg 

 

Sólo había que estar en el lugar y en el momento adecuado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak9.jpg 

 

Aunque la marea no daba mucho margen, seguí aprovechando la luz divina

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak10.jpg 

 

De vez en cuando las olas rozaban mis pies y los del trípode

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak11.jpg 

 

Y los reflejos de la luna pronto empezaron a jugar a mi favor

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak12.jpg 

 

No tengo tantas palabras para expresar un espectáculo como el vivido

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak13.jpg 

 

Tiré y tiré fotografías. Aquí os dejo solo las que mejor quedaron

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak14.jpg 

 

Ya sabeis que aquí no hay ni trampa ni Photosop

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak15.jpg 

 

La marea fue bajando y me permitió cambiar de ángulo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak16.jpg 

 

Incluso me inmortalicé en una noche difícil de olvidar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak17.jpg 

 

Cuando me quise dar cuenta había pasado más de 2 horas en la playa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100ak18.jpg

 

Espero que hayais disfrutado tanto de la sesión fotográfica en la playa de Aguilar como yo lo hice. Os aseguro que fue un auténtico espectáculo ver como la luna salía de color rojo y reflejando su luminosidad en las aguas. Quedé exhausto.

Una última mañana en Barcelona

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 12-01-2009 en General. Comentarios (2)

Después de día y medio en Barcelona y todavía con muchas cosas por ver, el viaje por Cataluña iba tocando a su fin. Aquella mañana fueron las últimas horas en la capital Condal, que aprovechamos para visitar alguna que otra cosa que se nos había escapado de la parte antigua. Hace falta mucho tiempo para conocer todo lo que ofrece la capital catalana, pero no nosotros nos tuvimos que resignar con este pequeño viaje que esperemos tenga continuidad. La mañana pasó volando.

Nuestro avíón salía a las diez de la noche de Reus, por lo que todavía teníamos unas cuanas horas por delante para aprovechar la estancia condal. Como habíamos gastado el bono del metro, pasamos de salirnos del casco antiguo y optamos por recorrer lugares que nos habíamos dejado en el tintero durante las anteriores 36 horas.

 

Salimos del albergue para pasear una vez más por el barrio gótico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn1.jpg 

 

La mañana de aquel martes estaba más bien desapacible. Hacía frio y llovía, por lo que no pudimos aprovechar tanto como hubiésemos querido. No obstante la jornada fue productiva y sirvió para quedar definitivamente prendados de esta ciudad a la que seguramente volvamos en otras ocasiones.

 

Seguíamos disfrutando del modernismo catalán

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn2.jpg 

 

Y paseando por las famosas Ramblas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn3.jpg 

 

Nos encontramos con la Casa Figueras

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn4.jpg 

 

La verdad es que el primer objetivo de la mañana era llegar hasta el Mercado de la Boquería, que habíamos visto de noche y sin ambiente. El paseo nos sirvió para tomar un último contacto con el día a día barcelonés entre Las Ramblas y la zona gótica. Esó sí, después del descubrimiento del modernismo catalán, nuestros ojos se iban directamente a todo aquello que rebosara imaginación y buen hacer dentro de la urbe.

 

En la Boquería también hay vidrio y hierro, elementos claramente modernistas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn5.jpg 

 

Desde el mercado, y tras husmear por todos sus puestos, nos acercamos de nuevo al Palau de la Música. El edificio nos había ensimismado la noche anterior, pero queríamos verlo a la luz del día para saborear sus detalles escondidos. Tampoco pudimos hacer una visita guiada, asi que nos conformamos con admirar su exterior.

 

Detalles de la fachada principal del Palau de la Música

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn6.jpg 

 

Continuamos el paseo por calles y pasajes hasta entonces desconocidos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn7.jpg 

 

Mientras el modernismo seguía haciendo de las suyas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn8.jpg 

 

La casa de las mantas iluminando la oscura mañana

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn9.jpg 

 

Sin comerlo ni beberlo nos dimos cuenta de que estábamos transitando por la denominada ruta modernista, un recorrido por las principales muestras de este estilo en la ciudad condal. Como no teníamos otra cosa mejor que hacer, continuamos el sendero marcado por puntos rojos disfrutando a cada paso.

 

Hasta el Corte Inglés tiene algo de Modernismo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn10.jpg 

 

Así llegamos a la fuente de Canaletas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn11.jpg 

 

Siguendo los pasos neogóticos de la ruta del Modernismo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn12.jpg 

 

La Navidad a punto de llegar y yo con estos pelos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn13.jpg 

 

El Palau de la Música visto dese lo lejos también es un derroche imaginativo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn14.jpg 

 

A estas alturas seguía lloviendo en BCN

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn15.jpg 

 

La mañana iba avanzando y con ella las nubes. Tuvimos que resguardarnos de un chaparrón en un bar de los típicos, donde aprovechamos para tomarnos un café calentito. Habíamos visto más de lo que nos esperábamos, pero teníamos que continuar con la ruta. Dejamos seguir nuestros pasos por las calles y callejones del barrio Gotic, el Ribera y el Raval. Eso si, siempre sin mirar el mapa y guiandonos por el instinto.

 

La ciudad estaba mucho más tranquila

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn16.jpg 

 

Y mostraba una cara más tradicional y sin agobios

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn17.jpg 

 

No dejamos de alucinar con las tiendas y carteles

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn18.jpg 

 

Menos mal que nos habíamos dejado el carro fuera...

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn19.jpg 

 

Tijeras para todos los gustos y necesidades

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn20.jpg 

 

La tienda del Indio, otra de las muchas modernistas que hay por la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn21.jpg 

 

Acabamos, como no podía ser de otra manera, de cañas por el Raval

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn22.jpg 

 

El reloj ya corría en nuestra contra, pero quisimos apurar las últimas horas en la ciudad como mejor pudimos. Entre caña y caña también hubo más chaparrones y anécdotas. Cuando nos dejamos caer por el Raval pudimos reconocer a alguno de los personajes que nos encontramos en aquel típico bar en el que nos metimos la noche que llegamos a Barcelona. El lugar estaba más tranquilo, pero aun así coleaba movimiento.

 

Un lindo gatito en la rambla del Raval

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn23.jpg 

 

Aprovechamos la situación en la que nos encontrábamos para ir a ver otro de esos tesoros escondidos que guarda la ciudad. Pasito a pasito nos acercamos hasta el monasterio de Sant Pau del Camp, quizás los restos románicos más importantes de Barcelona. Una muestra más de su intensa historia.

 

Su origen se remonta al siglo X, más o menos

 

 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn24.jpg 

 

Un edificio constantemente atacado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn25.jpg 

 

El monasterio estuvo mucho tiempo fuera de las murallas de la ciudad, lo que propició que fuera atacado en diversos momentos. Es Monumento Nacional y ha sufrido diversas rehabilitaciones. No obstante en el se aprecian rasgos característicos del románico lombardo, ese que vino del norte de Italia y plagó de templos Cataluña.

 

Acabamos el paseo en el Paralel, donde su historia todavía perdura

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn26.jpg 

 

La mañana ya se había convertido en tarde y todavía seguíamos en Barcelona. Teníamos poco mas de una hora antes de tomar un autobus que partía de la estación de Sants con destino al aeropuerto de Reus. Un espacio de tiempo demasiado corto para dar más paseos pero prácticamente el justo para tomar un buen vermouth.

 

Las cervezas cayeron con constancia, y más desde que nos encontramos con un bar de bajo coste donde las cañas se cambiaban por 99 céntimos de euro. Fue una manera de despedirnos de Barcelona como se merecía: A lo grande, con caldos y a lo loco.

 

Menudo hambre en plena Rambla!!

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn27.jpg 

 

Cuando salimos del bar nos vimos en la obligación de comer algo. El vermouth habia hecho su efeto y teníamos que dar salida a los víveres antes de emprender el viaje de vuelta. En la misma rambla, junto al monumento al escritor Frederic Soler, apuramos el fiambre, las latillas y los últimos momentos en la ciudad.

 

Apesadumbrados, nos despedimos de Colón con las primeras luces del ocaso 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn28.jpg 

 

Y tras un breve viaje en metro llegamos a la estación de Sants

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/100abcn29.jpg 

 

Ya en la estación compramos los billetes, nos subimos al bus, salimos de Barcelona y llegamos dormidos al aeropuerto de Reus. Luego, lo de siempre. Facturación, quejas por el abuso de Ryanair, control, despegue y aterrizaje. Cuando tocamos tierra en Santander eran las once de la noche. Desde allí regresamos a Asturias en coche. Al llegar a casa todavía teníamos la sensación de estar en Barcelona. La debemos una. O dos.

Descubriendo la Barcelona modernista

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 08-01-2009 en General. Comentarios (2)

Después de la media jornada por los barrios más antiguos de Barcelona, el primer (y único) día completo en la ciudad condal lo dedicamos al modernismo. La capital catalana tiene mucho, pero que mucho que ver, pero nosotros nos decantamos por acercarnos un poco más a un estilo arquitectónico que nació a finales del siglo XIX y principios del XX de la mano del auge industrial y que aquí tiene muchos ejemplos. La elección valió la pena y nuestros pasos nos llevaron a conocer lugares emblemáticos como el Parque Guell, la Sagrada Familia o los edificios más llamativas del paseo de Gracia. Toda una intensa jornada que al final se nos quedó corta.

 

Lo primero que hicimos aquella mañana de domingo fue desperezarnos y desayunar en el albergue. Después salimos otra vez como toros a las calles cercanas al Gothic Point para visitar una de las iglesias que más nos llamó la atención durante la tarde noche anterior: la de Santa María del Mar.

 

Una obra financiada por los propios pescadores y vecinos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd1.jpg 

 

El templo se alzó en apenas medio siglo y gracias a la financiación íntegra de los vecinos y pescadores del barrio, que querían tener una iglesia própia mientras se construia la opulenta catedral de la ciudad. Debido a que se construyó en tan poco tiempo, guarda una estructura y unas formas puramente góticas del siglo XIV. Al entrar en su interior todavía se percibe el sudor de los vecinos, que también contribuyeron con su trabajo.

 

Santa María del Mar, una auténtica mole rica en vidrieras

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd2.jpg 

 

Cuando salimos de la iglesia, todavía conmocionados, nos fuimos a tomar un café a un bar ceracano a la estación de Francia y al antiguo mercado del Born. Allí planeamos la ruta a seguir durante la mañana. Lo primero fue encontrar una parada de metro que nos llevara casi a las afueras de la ciudad.

 

Destino final: la plaza de Lesseps, conexión con el Parque Güell

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd3.jpg 

 

Siguiendo unas indicaciones caminamos y caminamos por esta zona de Barcelona. No estábamos seguros de nuestra buena dirección, pero las casas que nos encontrábamos nos animaban a seguir nuestros pasos.

 

Casas de cuento de hadas o el Modernismo en directo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd4.jpg 

 

Al fondo el Tibidado, realmente estábamos lejos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd5.jpg 

 

Después de preguntar a varios lugareños y compinchándonos con un italiano de la zona de Calabria que nos encontramos por el camino, conseguimos finamente dar con el acceso al Parque Güell. Tardamos más de lo normal en llegar, y caminamos de sobra. Aun así, el paseo mereció la pena y finalmente dimos con una de las entradas del parque, desde donde se divisaba una expléndida panorámica de la ciudad.

 

Barcelona okupada a nuestros pies... no estaría nada mal ¿verdad?

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd6.jpg 

 

Luego dimos con la zona monumental del parque 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd7.jpg 

 

Este lugar fue ideado a principios del siglo pasado como una especie de ciudad jardín por el arquitecto Antonio Gaudí. Sin embargo no llegó a tener el éxito esperado y tan solo se construyeron dos viviendas y los pabellones de entrada. Hoy en día es uno de los principales atractivos de la ciudad y la Unesco lo ha declarado Patrimonio de la Humanidad. De ahí que aquella mañana toda la zona estuviera hasta la bandera de gente.

 

Echamé una foto, prima

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd8.jpg 

 

Detalles de la plaza con uno de los torreones al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd9.jpg 

 

El lugar merece muy mucho la pena, aunque a nosotros nos defraudó un poco encontarnos en mitad de un aluvión de personas. Es como estar dentro de un cuento de hadas, donde cada detalle es un juego y una ilusión.

 

La sala hipóstila, debajo de una plaza con gárgolas en forma de perro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd10.jpg 

 

Formas y colores del Park Güell

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd11.jpg 

 

A través de la ventana de una de las casas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd12.jpg 

 

Y una última foto a la entrada del parque público

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd14.jpg 

 

Después de pasear algo así como una hora y media larga por aquel lugar mágico, salimos sobrepasados de tanta imaginación. Ventanas con formas curvas, tejados culminados por una cúpula en forma de amanita muscaria, forjas inimaginables.... Una buena lección de modernismo en vivo y en directo que nos dió las claves de este estilo antes de continuar la ruta por Barcelona.

 

Desde el parque bajamos andando hasta la parada de metro más cercana y desde allí a la zona del Eixample, cerca de la avenida Diagonal. Allí nos esperaba otro emblema de Gaudí y el Modernismo barcelonés: La Casa Milá

 

También conocida como La Pedrera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd15.jpg 

 

Finalizada en 1910 practicamente carece de líneas rectas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd16.jpg 

 

Nos acercamos a la casa, disfrutamos de cerca de sus trabajos en forja y tanteamos entrar en su interior. Sin embargo el precio, para nosotros excesivo, nos hizo desistir. Nos dimos por contentos con las vistas exteriores de este edificio que se asemeja a una cantera (pedrera en catalán).

 

Continuamos por el paseo de Gracia o autoretrato modernista en 3D

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd17.jpg 

 

Dimos con la casa Batlló delicia patrimonio de la Humanidad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd18.jpg 

 

Este edificio también es obra de Gaudí, que dirigió las obras de rehabilitación integral de la casa. Para muchos, nos incluimos, es la obra más poética e inspirada de este genio del Modernismo. Data de principios del siglo XX y es de obligada visita durante un viaje por la ciudad codal.

 

No hay palabras para describirlo, hay que verlo y vivirlo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd19.jpg 

 

Arte urbanístico con mayúsculas, lleno de ideas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd20.jpg 

 

Estuvimos medio embobados más de 10 minutos observando cada detalle de la casa. También hicimos un intento de entrada, pero otra vez el precio nos obligó a decantar la propuesta. Sólo con lo que vimos por fuera quedamos completamente prendados.

 

Y allí estaba el Komando, en el Km 0 de la ruta del Modernismo casi sin suelas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd21.jpg 

 

Estábamos en el lugar conocido como la manzana de la discordia, un cuadrante donde conviven varias obras modernistas. Es uno de los lugares del mundo con mayor concentración de este estilo y aquí se situa el punto cero de una ruta que agrupa a ciudades y lugares con obras de esta época. Seguimos con la ruta con poco esfuerzo, pues junto a la Casa Batlló esta la Amatller, otras viviendas modernistas de las que no pudimos disfrutar al estar su fachada en obras.

 

Entramos en su interior gracias a fotos expuestas en la planta baja

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd22.jpg 

 

Tampoco faltó la Casa Lleó Morera, también cerca del kilómetro cero

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd23.jpg 

 

Y así llegamos a la Sagrada Familia, en metro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd24.jpg 

 

Después del viaje tuvimos que comer casi por necesidad y ante el peligro de volvernos chiflados. Saciado nuestro hambre continuamos con la "visita" a la Sagrada Familia, que nos acogía ya con las últimas luces del día. Solo con bordear este impresionante templo uno ya queda marcado para siempre.

 

Fue la que dicen obra vital de Gaudí, a la que dedicó gran parte de su existencia. Sin embargo no la terminó y todavía sigue en construcción. Otros arquitectos, con mayor o menor suerte, han seguido y siguen los planos e ideas que dejó el genio antes de ser arrollado por un tranvía.

 

La portada del Nacimiento, la única de Gaudí

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd25.jpg 

 

Cuando Gaudí murió dejó finalizada solamente una de las cuatro torres que hay en esta portada que en 1926 estaba prácticamente finalizada. Ahora se estima que las obras puedan finalizar en 2025. Yo no me lo creo, pues se trata de una obra de dimensiones bíblicas.

 

Tanteamos la posibilidad de entrar, pero una vez más el alto coste nos hizo dejar la visita interior para otra ocasión. A cambio, nos compramos un libro sobre el templo por la mitad de una entrada. ¡No íbamos a volvernos con las manos y las mentes vacías!

 

Definitivamente Gaudí nos tenía enganchados

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd26.jpg 

 

Pero debíamos continuar con la ruta, pues aún nos esperaban más sorpresas modernistas de primer orden. De la Sagrada Familia volvimos en metro hasta la parada de Urquinaona. Desde allí y a golpe de mapa, callejeamos hasta dar con el Palau de la Música Catalana. Otra auténtica delicia declarada Patrimonio de la Humanidad.

 

Por suerte el bar estaba abierto y entramos a fisgar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd27.jpg 

 

En el interior de la cafetería estaba prohibido hacer fotos, asi que las tiramos desde fuera y nos dedicamos a alucinar con el edificio y cada detalle. Aquí si que nos quedamos con ganas de hacer una visita guiada, pero esta vez lo que nos lo impidió fue el horario, que ya había terminado.

 

La fachada principal con las columnas típicas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd28.jpg 

 

Fue construido entre 1905 y 1908 por el arquitecto Lluis Domenech i Montaner, otra de las figuras claves del modernismo catalán. Y para nosotros fue la guinda de un pastel que nos había llevado toda la jornada. Quedamos auténticamente extasiados.

 

La estatua de la esquina del edificio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd29.jpg 

 

Después de todo lo visto y con muchas casas y construcciones modernistas aún por ver, regresamos al albergue andando para darnos una ducha a modo de descanso.

 

De camino callejeamos por el barrio de la Ribera 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd30.jpg 

 

Después de la ducha y tras una amigable conversación con el koreano vecino de habitación, salimos de nuevo a recorrer las calles de Barcelona. Esta vez el destino del paseo acabó siendo la zona próxima al puerto.

 

En los alrededores de la Plaza de la Mercé

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd31.jpg 

 

Teníamos que ir a saludar a Colón, compañero de viajes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd32.jpg 

 

Y ya de paso nos acercamos hasta las Darsenas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd33.jpg 

 

Estos edificios son de orígen gótico y de aquí partieron las naves que expandieron el reino por el Mediterráneo. Hoy en día son la sede del museó marítimo, donde se exhiben barcos antiguos y otros más modernos pero igualmente cargados de historia. Como la ciudad misma.

 

La única puerta medieval que se conserva de la muralla

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd34.jpg 

 

Y del puerto al Palau Güell, otra obra de Gaudí

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd35.jpg 

 

Apuramos la noche paseando por el Raval

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd36.jpg 

 

Y de vez en cuando hacíamos una parada de rigor en alguno de los bares con más solera que nos encontrábamos. También nos perdimos por el barrio gótico y las Ramblas y poco a poco los bares fueron cerrando. Apuramos las útimás horas para pasear por avenidas y calles casi desiertas. Y antes de dormir nos despedimos de la noche barcelonesa con un par de cañas más en el Bar Tropezón, donde nos trataron como asiduos.

 

De vuelta al albergue por las "grafiteadas" calles del barrio gótico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10asd37.jpg 

 

Aquella noche también dormimos plácidamente pero con menos gente en la habitación. Solo nosotros y el koreano, que se había metido más 14 horas de viaje en aviones para pasar 5 días en España. Así nos gusta.