FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

Picu Pienzu (1.159 metros) y curso de fototgrafía en San Esteban

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 30-08-2008 en General. Comentarios (2)

 Nuevamente aprovechamos un descanso diario entre semana para hacer una de las clásicas rutas de la montaña asturiana. La ascensión al picu Pienzu, de 1.159 metros es apta para todos los públicos, pues su desnivel no es muy abundante (unos 300 metros) y su duración no sobrepasa las cuatro horas con parada incluida para comer. Las vistas son increibles a pesar de la modesta altitud del pico. Toda una delicia para los sentidos que pudimos comprobar una calurosa mañana de verano.

 

La ruta se puede iniciar desde el mirador del Fitu, entre los concejos de Caravia y Parres. Allí se puede dejar el coche y comenzar a caminar ganando altura poco a poco. En días de niebla la ruta puede ser peligrosa, pero con buen tiempo las vistas que nos ofrece este alto a poco más de 20 kilómetros de la costa son impresionantes. Eso si, la subida es corta pero no da respiro.

 

Pastando en el paraiso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a1.jpg 

 

Cardos y vegetación varia en las alturas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a2.jpg 

 

A tiro de piedra del Pienzu

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a3.jpg 

 

La ruta no tiene pérdida. Hay que seguir un sendero bien marcado hasta un collado desde el que se divisa la cruz que corona el Pienzu. A partir de este punto la subida se hace más pendiente. En este punto el camino se pierde, pero la solucción para dar con el pico es la más obvia. Siempre hacia arriba.

 

La sierra del Sueve, zona caliza por excelencia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a4.jpg 

 

La zona es optima para perderse entre valles ciegos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a5.jpg 

 

La gran cruz que se levanta en el Pienzu.

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a6.jpg 

 

A pesar del buen día, el mar de nubes hizo acto de presencia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a7.jpg 

 

Bajo las nubes, las playas y una de las tejedas más grandes de Europa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a8.jpg 

 

¿De verdad que no os apetece daros un baño de esponjosas nubes?

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a9.jpg 

 

Después de comer con unas vistas de impresión, iniciamos el descenso. Teníamos miedo de que la niebla se nos echara encima e incluso les advertimos a los madrileños que nos siguieron durante todo el trayecto y que todavía comían en la cumbre. Les acojonamos un poco, asi que poco más que se tiraron tras nuestro para no perder el sendero de bajada. El descenso se pareció bastante a una crono - bajada.

 

Las montañas de la cordillera Cantábrica al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a10.jpg 

 

Caliza, caliza y más caliza a la bajada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a11.jpg 

 

Ya estamos casi abajo, al fondo nuestros compañeros

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a13.jpg 

 

Picos de Europa al fondo, en primer término la niebla entrando

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a14.jpg 

 

Desde este punto contamos con la compañía de los caminantes madrileños. De camino les fuimos contando alguna que otra anécdota de monte, como cuando uno se pierde. La bajada hasta el mirador del Fitu no se hizo demasiado larga entre charlas. La niebla nos impidió disfrutar al máximo de las vistas. No obstante era una zona por la que ya nos habíamos dejado caer en otras ocasiones. Otra buena razón para volver.

 

El valle que acoge uno de los hayedos que ya nos cautivó en otras ocasiones

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a15.jpg 

 

Llegamos al aparcamiento, tomamos una sidra e iniciamos el retorno a casa. A pesar de que en el Fitu el cielo estaba nublado, nosotros teníamos un calentón de los buenos depués de subir a las alturas. La mejor opición fue terminar la expedición en la playa para darnos un buen chapuzón. Elegimos la de Rodiles, en Villaviciosa, y tras el reconstituyente pusimos la guinda cultural al viaje.

 

Iglesia de Santa Eulalia de Selorio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a16.jpg 

 

Románico asturiano: un buen final para una excursión al pico Pienzu

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a17.jpg 

 

Desde allí fuimos hasta Avilés, donde nos esperaban impacientes Lutxo (Ramón para los íntimos) y Maruxiña (Angie para los allegados). Los secuestramos y los llevamos a San Esteban, donde hicimos una especie de curso fotográfico intensivo. Cuando cayó la noche salimos a "afotar" por el pueblo. Las siguientes son algunas de las que mejor salieron. ¿Qué tal le iría a la alumna avezada?...

 

El puerto de San Esteban y varios foteros dándolo todo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a18.jpg 

 

Más bien era de noche, no de día

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a19.jpg 

 

Y una última probando el efecto zoom

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/11a20.jpg 

 

Al final tuvo que ser Illan el que nos salvara del desastre.

Tres dias al volante por Finlandia

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 23-08-2008 en General. Comentarios (2)

Llegar a Finlandia fue el puntazo de las vacaciones de 2007. Llevábamos varios días de viaje cruzando la península con escala incluida en Alemania por lo que las ganas de llegar al destino principal del recorrido eran enormes. La naturaleza con mayúsculas nos estaba esperando. Y no dudamos ni un momento en abrazarla. Para comenzar la semana de estancia en Finlandia alquilamos un coche y recorrimos algo así como 2000 kilómetros en 3 días. Todo un derroche de sensaciones que nos dejó completamente asilvestrados después de pasar por lugares mágicos más allá del círculo polar y en la región de los lagos.

Después dormir en el aeropuerto de Bremen volamos hasta el de Tampere a primeras horas de la mañana. Allí nos esperaba Chema y un coche que habíamos alquilado previamente. Era lo único seguro que teníamos durante nuestro viaje pues el resto llegaría sobre la marcha. Entregamos los chorizos y el lomo al gran Gustav y le acercamos hasta la ciudad para que volviera a sus estudios mientras el Komando Gorteak se lanzaba a la aventura de cruzar Finlandia en coche.

 

Aunque era pronto cuando llegamos al aeropuerto, teníamos que andarnos al ojo, pues por delante nos quedaban unos 800 kilómetros antes de llegar a Oulu, donde pasaríamos la noche. Así que ni cortos ni perezosos nos agarramos al mapa y fuimos buscando el norte suomi. Las primeras paraditas en los áreas de descanso para disfrutar del paisaje no tardaron en llegar. Solo podíamos alucinar con el expectáculo.

 

No muy lejos de Tampere, todavía en la región de los lagos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a1.jpg 

 

Kilómetros y kilómetros de bosque otoñando

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a2.jpg 

 

Cuando regresamos a casa estuvimos varios días viendo en blanco y negro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a3.jpg 

 

Como el recorrido no estaba muy bien definido, aprovechamos para ir añadiendo incursiones. Para ello escogíamos, como no podía ser de otra manera, las carreteras menos transitadas y con "peor" pinta. Las sorpresas estaban entonces aseguradas.

 

La iglesia de Petajavesi, declarada Patrimonio de la Humanidad 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a4.jpg 

 

Construida entorno a 1765 (la torre es más tardía) es integramente de madera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a5.jpg 

 

Desde Petajavesi retornamos a la nacional 4, por la que seguimos subiendo hacia el norte haciendo más paradas de rigor. A veces las fotografías no llegan a reflejar todo lo que se puede ver y sentir, aunque se hace lo que se puede.

 

Finlandia: un bosque inmenso salpicado por miles de lagos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a6.jpg 

 

Naturaleza en estado puro, duro e idílico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a7.jpg 

 

Finlandia, país indispensable para los amantes de los grandes paisajes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a8.jpg 

 

Los kilómetros fueron cayendo poco a poco y cuando la noche estaba a punto de llegar aparcamos en Oulu. La sorpresa surgió cuando al pasear por sus calles comenzamos a percibir unas extrañas luces en el cielo. ¿Sería una aurora boreal? Cada día que pasa estamos más seguros de ello. Las sensaciones vividas son difícilmente explicables. Echad un vistazo y judgaz vosotros mismos lo grande y misteriosa que puede ser la naturaleza.

 

Luces extrañas en la calle principal de Oulu o nervios en el estómago

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a9.jpg 

 

Casas de madera junto al puerto con la tia Aurora manifestandose al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a10.jpg 

 

Una intrigante paseo por las calles de Oulu

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a11.jpg 

 

La ciudad no es escesivamente grande y sus edificios son de unas dimensiones bastante humanas. Sus calles bien organizadas no tienen que ver con lo que estamos acostumbrados a ver. Lo más llamativo sus casas de madera, la zona del puerto y también algún edificio como la catedral o el Ayuntamiento.

 

Una de las muchas estatuas que velan la parte trasera del Ayuntamiento

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a12.jpg 

 

Siguiendo la luz verde que se apreciaba en el cielo de Oulu

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a13.jpg 

 

Abandonamos la ciudad una vez recorrimos sus principales rincones y lo hicimos en busca de las extrañas luces. Sin embargo no tuvimos demasiada suerte. Las Auroras no son fenómenos que aparecen de forma contínua aunque son más frecuentes hacia el norte. La época en la que fuimos, octubre, era propicia para poder verlas, pero la contaminación lumínica de Oulu y el cielo nublado solo nos permitieron ver parte del grandioso espectáculo que suponen. Cuando salimos de la ciudad la luz se disipó y no volvimos a saber nada de ella. Pasamos la noche en el coche a unos 40 kilómetros de Oulu todavía perplejos por lo vivido.

 

A la mañana siguiente, y aún con las sensaciones a flor de piel, continuamos nuestro recorrido por el norte. La primera parada que realizamos fue en la ciudad de Tornio, donde disfrutamos con la iglesia de la ciudad, también de madera.

 

Un templo levantado allá por el año 1686

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a14.jpg 

 

Tornio es una ciudad fronteriza que linda con Suecia lo que fue una escusa perfecta para hacer una pequeña incursión en el país vecino. Lo justo para conocoer las calles de la ciudad de Haparanda. ¿Quíen nos iba a decir que mientras viajábamos por Finlandia acabaríamos paseando por Suecia?

 

Haparanda city, una ciudad sueca en el recorrido finés

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a15.jpg 

 

Desde Haparanda volvivos a cruzar la frontera y seguimos con nuestro itinerario, que nos llevó a los rápidos de Kukkolankoski, las aguas rápidas más largas de Finlandia.

 

El río Kukkalankoski hace de frontera. A este lado Finlandia, al otro Suecia.

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a16.jpg 

 

La niebla comenzó a hacer acto de presencia mientras seguíamos rumbo norte. Estábamos cerca del círculo polar, otro de esos puntos "mágicos" durante el recorrido. Pero las paradas para captar los paisajes finlandeses continuaron varias veces más hasta llegar a la casa de Papa Noel.

 

Abedules junto al lago

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a17.jpg 

 

Y llegamos a la línea imaginaria que delimita el área polar norte

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a18.jpg 

 

En este punto, situado a unos ocho kilómetros de Rovaniemi, se encuentra la casa de Papa Noel. Da la casualidad que el Napapiiri o círculo polar, pasa justo por la casa del barbudo a pesar de que sea una línea imaginaria que no es fija. El lugar es sin duda uno de los principales focos turísticos del país y a nosotros nos pareció algo artificial. ¡Mira que no hay sitios espectaculares en Finlandia que Papa Noel tuvo que instalarse en un aparcamiento!! 

 

Tras las fotos de rigor continuamos el recorrido más allá del Círculo Polar, donde las sorpresas siguieron llegando una tras de otra.

 

Atención, renos en la carretera. Conduzca con precaución

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a19.jpg 

 

Una parada más en las proximidades de Kemijarvi

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a20.jpg 

 

Volvimos a cruzar la línea imáginaria del Napapiiri, delimitada esta vez por un humilde muñeco de nieve y nos dirigimos al Parque Nacional de Oulanka. Este espacio alberga una gran representación de fauna y flora entre los que destaca el oso. El lugar es magnífico: situado a 20 kilómetros del Círculo Polar y a 15 de Rusia.

 

Camino de Rusia o en busca del centro de interpretación del Parque

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a21.jpg 

 

Panorámicas de cuento a pie de pista

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a22.jpg 

 

Nunca falta una sauna junto a un lago

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a23.jpg 

 

Cuando llegamos al centro de interpretación, a eso de las cuatro de la tarde, estaba cerrado. Así que nos tuvimos que conformar con dar un paseo por los alrededores. En concreto realizamos unos cuantos kilómetros por la senda del oso (Karhunkierros) que atraviesa en varias etapas casi todo el Parque Natural. Caminar por esta zona es sinónimo de tranquilidad y naturaleza salvaje.

 

Siguiendo las huellas del oso en la región de Kuusamo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a24.jpg 

 

Detalles de una naturaleza exhuberante en el Parque Nacional de Oulanka

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a25.jpg 

 

Nos quedamos con muchas ganas de hacer más largo el recorrido, pero la noche se acercaba y estábamos un poco apartados del mundo como para andar haciendo tonterias. Teníamos que encontrar un lugar para dormir aquella noche, pero antes realizamos otra parada en las proximidades de Kayla para concocer sus rápidos.

 

Paseando junto a los río con el agua fluyendo a cada paso 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a26.jpg 

 

Formas y colores a últimas horas de la tarde

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a27.jpg 

 

A las seis era prácticamente de noche, pero tuvimos suerte y nos topamos con un establecimiento hotelero casi nada más abandonar estos rápidos. Pasamos la noche en una de las cabaña de Ruka-Tuppa a la que no le faltaba de nada. Nos dimos una buena ducha y antes de cenar nos fuimos a dar un paseo por los alrededores. Soledad y silencio fueron las principales sensaciones. Tras la cena caliente volvimos a salir en busca de más fenómenos sobrenaturales. Pero esta vez no tuvimos mucha suerte.

 

¿Aurora boreal o contaminación lumínica?

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a28.jpg 

 

A la mañana siguiente madrugamos de lo lindo. A eso de las siete de la mañana ya estábamos subidos en el coche para emprender el camino de vuelta. Teníamos por delante otra de esas jornadas maratonianas de carretera antes de llegar a Joensuu, donde debíamos devolver el coche a eso de las diez de la noche.

 

Niebla al amanercer en una fría mañana

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a29.jpg 

 

Kilómetros y kilómetros de carretera otoñal

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a30.jpg 

 

Aquella mañana recorrimos la región de Karelia, una de las más despobladas de Europa. La sensación de estar en un lugar salvaje se acrecentaba a cada paso. Hicimos casi doscientos kilómetros sin ver ninguna casa ni signo de vida.

 

Finlandia, todo un paraiso de reflejos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a31.jpg 

 

Las luces del norte seguían haciendo de las suyas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a32.jpg 

 

El viaje transcurrió de nuevo entre bosques coloreados y decenas de lagos. Hicimos alguna que otra parada para hacer fotos, ir al W.C. y tomar un café. El desayuno lo hicimos con una familia que tenía una granja perdida en la zona de Karelia. Nos confundieron con chinos y nos costó lo suyo hacernos entender. Pero al final disfrutamos de un peculiar almuerzo que nos sirvió para conocer un poco más de cerca el modo de vida de estas gentes.

 

Parada para estirar las piernas en Koli, junto al lago Pielinen

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a33.jpg 

 

Nos encontrábamos cerca de Joensuu, pero quisimos aporvechar la jornada al máximo y nos fuimos hasta Savonlinna. Superábamos los 500 kilómetros en esa jornada pero las ganas de explorar la región de los lagos pudo más que el cansancio.

 

¡¡¡Atención!!! Carretera en movimiento, no se apeen del vehículo ni del barco.

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a34.jpg 

 

Recorriendo la región de los lagos nos topamos con este peculiar medio de transporte. Íbamos conduciendo tan tranquilos entre paisajes de ensueño cuando de repente apareció ante nosotros un semáforo en rojo que nos obligó a parar en una especie de carretera movil. Un gran barco cruzaba el lago, y al otro lado la carreterá continuaba. Paso el barco y el trozo de carretera comenzó a moverse para llevarnos a la otra orilla. Durante el recorrido hubo momentos de tensión por la novedad. Tras la sorpresa continuaron las aventuras.

 

La indicación de un mirador nos llevó a estas increibles vistas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a35.jpg 

 

La región de los lagos, una de las zonas más expectaculares de Finlandia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a36.jpg 

 

Un auténtico paraiso para los todos los sentidos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a37.jpg 

 

El día estaba siendo muy intenso, y la visita a la región de los lagos estaba dando sus frutos. En Finlandia hay unos 188.000 lagos y el 69 % del país está cubierto de bosques. En esta región la superficie terrestre es muy inferior a la acuática, lo que hace de ella una de las más interesantes del país. Los paisajes son sobrecogedores.

 

Lagos, para que os quiero

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a38.jpg 

 

El paisaje obligaba a realizar una parada a cada kilómetro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a39.jpg 

 

Con tanta parada nos costó llegar a Savonlinna más tiempo de lo previsto. La noche estaba a punto de caer, pero tuvimos la luz necesaria para poder ver otro de los iconos turísticos de Finlandia: la fortaleza de Olavinlinna, construido entorno a 1475.

 

Uno de los edificios con más historia de Finlandia

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a40.jpg 

 

A estas alturas del viaje estábamos como auténticas lavadoras

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a41.jpg 

 

Y la noche volvía a sorprendernos en carretera

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a42.jpg 

 

Por suerte llegamos sanos y salvos a Joensuu, y casi a la primera dimos con el lugar donde debíamos dejar el coche. Eran las nueve de la noche, y teníamos dos horas por delante antes de tomar un autobús que debía dejarnos en Helsinki a la mañana siguiente. Sin embargo sufrimos un percance que nos obligó a cambiar todos los planes. Fuimos a sacar dinero a un cajero y se quedó con la tarjeta de Myriam. Después de mucho divagar por la ciudad dimos con un céntrico hotel en el que pasamos la noche.

 

Una noche inolvidable en Joensuu, el Teruel suomi salvando las distancias

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10a43.jpg 

 

A la mañana siguiente recuperamos la tarjeta a tiempo y logramos tomar un tren que nos llevó hasta Helsinki, donde de nuevo nos esperaba Chema. Ni que decir tiene que después de lo vivido en los tres primeros días en Finlandia nos habíamos convertido en auténticos salvajes. Naturaleza extrema y a borbotones.

Playa de Santa Marina, Hoces del Esva y atardeceres veraniegos

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 12-08-2008 en General. Comentarios (0)

Por una u otra razón, este verano no está siendo muy abundante en viajes. Entre el agobiante trabajo, una par de eventos socio - religiosos y otros menesteres, nos está siendo difícil hacer nuevas incursiones para vuestro y nuestro disfrute sensorial. Aun así, siempre sacamos tiempo de dónde no lo hay para hacer pequeñas excursiones por la zona. Aquí os va un pequeño refrito de este verano asturiano: atardeceres varios, playa (inmersión en la de Santa Marina - Cudillero), y montaña (la ruta de las hoces del Esva - Valdés). Menos da una piedra.

 

Para ir abriendo boca os cuento unos cuantos atardeceres de esos que hacen historia.

 

Cae la noche a orillas del Cantábrico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri1.jpg

 

Y las playas de San Esteban se visten de negro para la ocasión 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri2.jpg 

 

El sol juega a esconderse entre las nubes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri3.jpg 

 

Otro de esos días sueltos que nos dejan descansar aprovechamos para pegarnos un buen día de playa. Teníamos varias opciones, pero al final nos decantamos por una poco concurrida, apartada y de acceso a pie. Así llegamos a la playa de Santa Marina, en el concejo de Cudillero, una playa muy próxima a la del Silencio.

 

La playa de Santa Marina con la marea subiendo de lo lindo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri31.jpg 

 

Altos acantilados guardan la ensenada

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri4.jpg 

 

Y las formas rocosas son del todo caprichosas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri5.jpg 

 

En bajamar hay pozas divertidas y entretenidas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri7.jpg 

 

Las olas no dejan de funcionar mezclándose con el resto de elementos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri9.jpg 

 

La playa de Santa Marina desde lo alto

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri8.jpg 

 

Allí pasamos casi todo el día entre baño y baño. El día era de esos que hay que aprovechar y lo hicimos al máximo. Sólo subimos de la playa cuando la marea comenzó a subir. El regreso lo hicimos subiendo por unas vertiginosas y empinadas escaleras. Luego llegó el camino, y por fín el coche. Unos 15 minutos arriba o abajo. Ese fue el único precio que tuvimos que pagar por una playa tranquila, todo un lujo en estos días.

 

Una semana después, logramos otra de esas jornadas de descanso entre semana. En esta ocasión nos decantamos por el monte, y nos dispusimos a realizar la ruta de las hoces del Esva, en el concejo de Valdés. La zona, declarada Monumento Natural es una delicia de cortados que realiza el cauce del río a su paso por duras moles de piedra. La ruta, sin embargo, la realizamos por la zona alta, por lo que a pesar de las impresionantes vistas, el conctacto con el agua fue casi inexistente.

 

Partimos del pueblo de San Pedro de Paredes a eso de las 10 de la mañana con un sol de justicia. Antes, tomamos un café en uno de sus míticos bares y pudimos ver como un artesano le daba al mimbre.

 

El inicio de la subida entre árboles o un espejismo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri10.jpg 

 

La ruta no es del todo complicada, está señalizada y tiene una distancia de unos doce kilómetros. Lo más duro, sin duda, es el inicio, con una subida de los 100 metros a los 550 del tirón y sin sombra. Así que os podeis imaginar el panorama con "la calor".

 

Salvado el desnivel llegamos a la braña de Adrado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri11.jpg 

 

Vistas impresionantes (Cantábrico incluido) de recompensa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri12.jpg 

 

Desde Adrado, el punto más alto de la ruta se vuelve a bajar por un camino algo más complicado. A veces el sendero no está lo suficientemente limpio o el desnivel es importante para andarse con ojo. No obstante el panorama es fantástico.

 

Bosque, una suerte de sombra en pleno verano

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri13.jpg 

 

Iluminación natural del interior de un tronco

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri14.jpg 

 

Tras abandonar el bosque nos aproximamos a las hoces, abajo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri15.jpg 

 

Tras la fatigosa bajada llegamos a una especie de refugio de dónde partían distintos itinerarios. Uno hacia el embalse, otro por las proximdades del río hasta la central eléctrica.... Todos muy apetecibles. No obstante, y dado el calor que soportábamos, dedicimos continuar con la ruta marcada para ir cuanto antes a la playa. Lo de indagar en las hoces del Esva lo dejaríamos para otra ocasión, que seguro habrá.

 

Desde el refugio volvemos a la humanidad o el pueblo de Bustiello (Valdés)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri16.jpg 

 

El río Esva sigue haciendo de las suyas aún fuera de las hoces

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri181.jpg  

 

Taller de artesanía en Bustiello

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri17.jpg 

 

Desde Bustiello el camino se realiza por carretera hasta el punto donde se incia la ruta y sirve para conocer otro paisaje próximo a las hoces pero mucho más amable. Con algo más de 700 metros acumulados de subida y otros tantos de bajada llegamos al coche. No faltó un buen trago para refrescarse y celebrar el recorrido.

 

A tiro de piedra de San Pedro de Paredes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri19.jpg 

 

Desde allí nos fuimos a la playa de Cueva siguiendo el cauce del río. Allí desemboca, y allí desembocamos nosotros con nuestras ansias de refresco. A pesar de la temperatura del agua no dudamos en darnos unos cuantos chapuzones.

 

Aquél día no hubo más fotos, pero en los sucesivos sí. Lo que más predominó fueron una vez más los atardeceres a orillas del Cantábrico y en las playas de San Esteban. Os vuelvo a mostrar alguno de los más expectaculares.

 

Pescando calamares mientras el sol se esconde 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri20.jpg 

 

Cielos rojos y sin sol. (Al loro con las pequeñas nubes que parecen más cerca)

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri21.jpg 

 

Las nubes hacen de paleta para el pincel solar en su ocaso

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri22.jpg 

 

Últimos destellos de una tarde de verano

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri23.jpg 

 

Se acaba el día y también la sesión de fotos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1aeri24.jpg 

 

En breves, más aventuras totalmente gratuitas del Komando Gorteak. Yo de vosotros, no me lo perdería.  ¡¡¡VIVA LA FUNCION!!! (que está al caer...)

Fin de semana de escala en Bremen y Hamburgo

Escrito por viajaresunreflejodelplacer 07-08-2008 en General. Comentarios (1)

Llegamos al aeropuerto de Bremen un viernes por la noche con la intención de pasar el fin de semana en Alemania antes de volar a Finlandia, destino final de las vacaciones de 2007. Teníamos dos días por delante y no tardamos ni un momento en lanzarnos a descubrir esta ciudad y la próxima de Hamburgo. Toda una experiencia donde no faltó la aventura y la diversión.

 

Cuando el avión tocó tierra en Alemania erán algo así como las once de la noche. No teníamos nada reservado y nuestra intención era pasar la velada sin dormir. Tomamos el tranvía a las puertas del aeropuerto y nos plantamos en la Marktplatz de Bremen en un instante. Al llegar allí la lluvia era persistente y todo hacía preveer una dura noche.

 

Edificios del siglo XV y XVI en la plaza principal de Bremen

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre1.jpg 

 

Llueve sobre mojado frente al Ayuntamiento y la Catedral

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre2.jpg 

 

Después de ver el epicentro turístico de la ciudad cenamos un bocadillo y pensamos sobre nuestro destino. La lluvia era tan intensa que no era nada recomendable seguir paseando toda la noche. Al final optamos por meternos en una tradicional taberna para degustar unas cervezas. Luego vieneron muchas más en distintos locales.

 

Cuando cerró todo dimos otro buen paseo aprovechando la ausencia de lluvia. Luego tuvimos que resguardarnos en un soportal, para finalmente acercarnos a la estación de tren, donde descansamos un poco. Allí también nos hicimos con los horarios para nuestro próximo destino: Hamburgo.

 

Sobre las ocho de la mañana salíamos de nuevo de la estación con destino al casco antiguo de Bremen. Lo mejor de "madrugar" fue que todas las calles estaban prácticemente desiertas.

 

El barrio de Schnoor, el más antiguo de Bremen

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre3.jpg 

 

Paseando por el escenario de cuento

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre4.jpg 

 

Reflejo de una calle desierta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre5.jpg 

 

El paseo matinal nos sirvió para conocer de día los rincones más emblemáticos de la ciudad. Por la noche ya los habíamos descubierto, pero de todos es bien sabido que las ciudades y lugares no son los mismos con luz diurna que sin ella.

 

La puerta trasera de la plaza del mercado

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre6.jpg 

 

No hay que marcharse de esta ciudad sin visitar la parte antigua, la plaza del mercado y la calle Böttcherstrabe. La verdad es que Bremen, al menos lo más destacable, es lo suficientemente manejable para verlo en un día. Pero esto no debe hacernos pensar en un destino prescindible, todo lo contrario.

 

Una calle que es una auténtica obra de arte, con carrillón incluido

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre7.jpg 

 

Edificios modernistas en la rue más expectacular de Bremen

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre8.jpg 

 

Aprovechamos para recorrer el mercado de flores

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre9.jpg 

 

Y para fotografiar a los archiconocidos músicos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre10.jpg 

 

Después de pasear durante toda la mañana por el centro de la ciudad, decidimos poner rumbo al siguiente destino. Ya habíamos visto los lugares de interés de día y de noche, así que optamos por tomar un tren hasta la ciudad próxima de Hamburgo.

 

Un último vistazo a Bremen y a seguir con la ruta....

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre11.jpg 

 

En el tren aprovechamos para comer y para estirar un poco las piernas del cansancio acumulado. Cuando llegamos a la gran estación de la segunda ciudad alemana lo primero que hicimos fue pasar por la oficina de turismo. Allí nos dieron un mapa en castellano donde marcaba todos los lugares de interés, que son muchos. Poco después buscamos un hotel en las proximidades para dejar las mochilas y asegurarnos de que aquella noche dormiríamos algo.

 

Nos pegamos una buena ducha y salimos a recorrer esta ciudad que bien merece una visita. Fue duramente castigada durante periodos de guerra, pero ha sido reconstruida con mucho mimo y teniendo en cuenta las antiguas construcciones tradicionales. Algo de lo que muchos deberían aprender...

 

Paseando por Hamburgo dimos con La casa de Chile

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre12.jpg 

 

Altos edificios mirando al cielo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre13.jpg 

 

Daba gusto caminar por esta ciudad mientras íbamos descubriendo rincones de gran interés. Uno de los lugares más emblemáticos y recomendables de esta ciudad con más de 6 millones de habitantes es la zona de los antiguos almacenes, rodeada de canales.

 

Los almacenes de un gran puerto hoy son viviendas y centros de arte

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre14.jpg 

 

La zona también está reconstruida tal y como era. Para ello no han dudado en colocar poléas y escaleras que hoy tienen no tienen uso pero que guardan la armonia con el resto de edificaciones. Toda una delicia.

 

A resguardo de la lluvia tormentosa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre15.jpg 

 

Durante toda la tarde las tormentas se repitieron una y otra vez. Pero la lluvia no fue un impedimento para seguir descubriento iglesias reconstruidas, edificios insignes y muestras de lo que quedó tras las malditas guerras.

 

La parte de atrás del Ayuntamiento, otra gran joya

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre16.jpg 

 

Su torre es visible casi desde toda la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre17.jpg 

 

Canales a pie de calle o la venecia del norte de Europa, según algunos.

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre18.jpg 

 

La noche se acercó peligrosamente y decidimos que lo más normal era volver al hotel para descansar. Llevábamos unos cuantos días fuera de casa viajando a tope y la última noche no habíamos dormido, así que estábamos reventados. Regresamos caminando entre calles comerciales y dormimos plácidamente aquella noche de sábado.

 

El domingo amaneció más claro y con menos posiblidades de lluvia, así que tras un buen desayuno salimos a recorrer el resto de esta enorme y cosmopolita ciudad. El metro nos sirvió para acercarnos a los alrededores de la Iglesia de St. Michaelis.

 

Uno de los puntos más alto de la ciudad a nuestros pies 

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre19.jpg 

 

Teníamos intención de subir hasta lo más alto, pero cuando llegamos también hacian acto de presencia varios autobuses cargados de turistas que colapsaron la entrada. Por lo que aplazamos la subida y nos entretuvimos con los edificios de los alrededores.

 

Hamburgo en un reflejo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre20.jpg 

 

Las viviendas de los Krämer, o la antigua ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre21.jpg 

 

Estas viviendas que se encuentras muy cerca de la iglesia son del siglo XVII y un pequeño paseo por lo que hoy son tiendas de recuerdos nos hicieron volver a una época pasada de la ciudad. Toda una experiencia sensorial.

 

La gran ciudad de Hamburgo desde las alturas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre22.jpg 

 

Desde lo alto de la torre divisamos todo lo recorrido y planeamos el itinerario a seguir para intentar pasar al menos por todo lo que el mapa turístico nos señalaba como intersante. A falta de bici, utilizamos una vez más nuestas piernas y el instinto.

 

Nuevas construcciones de estilo tradicional ¿Una paradoja en España?

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre23.jpg 

 

El ladrillo siempre omnipresente en nuestro recorrido

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre24.jpg 

 

Y por fin llegamos al puerto antiguo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre25.jpg 

 

El puerto de Hamburgo es uno de los más importantes de Europa, y el edificio antiguo es hoy la parada obligada de excursiones en barco y líneas de transporte de viajeros. El puerto de mercancias, al fondo de la imagen, es enormemente grande.

 

Desde el puerto a las calles del barrio rojo de Hamburgo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre26.jpg 

 

Esta zona es bastante curiosa por el colorido de sus casas. Desde luego no tiene nada que ver con otros barrios rojos como el de Amsterdam, pero en sus calles se respira el slogan de "sexo, drogras y rock n´ roll" a golpe de sex-shops, bares de ambiente y otras glorias. Desde allí continuamos alejándonos del centro en busca de más sorpresas y sensaciones.

 

Hamburgo, una ciudad que ya aparecía a lo lejos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre27.jpg 

 

El mercado de pescados que también hace las veces de sala de fiestas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre28.jpg 

 

Nos alejamos tanto que acabamos en el barrio de Alcona, a unos 8 kilómetros del hotel. Caminamos de lo lindo, así que la vuelta a la zona central la realizamos en metro. Era hora de ir pensando en regresar a Bremen, donde a primera hora de la mañana siguiente nos salía el avión para Finlandia. No obstante quisimos apurar al máximo nuestra estancia en esta ciudad que nos estaba dejando un muy buen sabor de boca.

 

Una última parada antes de marchar

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre29.jpg 

 

Un vistazo más a la modernidad unida con la tradición

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre30.jpg 

 

Haciendo historia en la zona de los antiguos almacenes

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre31.jpg 

 

No quisimos dejar Hamburgo sin dar un paseo, esta vez sin lluvia ni truenos, por la zona de los antiguos almacenes. El lugar es de esos que dejan huella, al igual que los edificios de la calle Deichstrabe, situados junto a uno de los numerosos lagos que cruzan la ciudad.

 

Una vuelta de anillo en una títpica postal hamburguesa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre32.jpg 

 

Queriendo atrapar la ciudad en un instante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre33.jpg 

 

Regresamos al hotel en metro con un billete diario al que dimos buen uso. Recogimos nuestras mochilas y caminamos de nuevo entre lluvia hasta la estación de tren. Allí tomamos un tren que nos dejó en Bremen tras una hora de trayecto. Y de la estación de tren al aeropuerto, donde cenamos y dormimos hasta que facturamos a eso de las 5 de la mañana. Finlandia estaba a unas horas de sueño...

 

Preparando la cama en la suit mayor del aeropuerto de Bremen

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/1abre34.jpg