FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

Bucarest II, sorpresas entre lo megalómano (Rumanía)

Después de conocer el casco histórico de Bucarest, teníamos por delante casi toda la tarde para introducirnos en la zona moderna. También aprovecharíamos para recorrer las principales calles de la ciudad, esas donde se obserba su riqueza arquitectónica. La capital de Rumanía nos estaba causando una buena sensación a pesar de los altos bloques, la ruina de muchas de sus casas y la mezcla de estilos sin orden ni concierto. Pero la ciudad tenía aún más que ofrecernos.

 

Al cruzar el río llegamos a una parte de la ciudad completamente moderna. Se trata de una zona destruida por Ceaucescu que en su día fue casco histórico pero que el dictador convirtió en zona residencial llenándola de edificios comunistas y de obras megalómanas. El deseo de lider rumano de quedar para la historia como un hombre grande es patente en este barrio.

 

Edificio del Parlamento, un edificio tan enorme como impresionante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk1.jpg 

 

El parlamento fue construido entre los años 1984 y 1989 y sus cifras son de escándalo. Para poder ser levantado, por poner solo un ejemplo, se derribaron cerca de 7.000 viviendas. Es considerado el segundo edificio más grande del mundo después del Pentángono. Sin duda, sus dimensiones asustan casi tanto como su coste. Todavía hay quien no entiende como se gastó tanto en esta obra cuando la pobreza seguía enquistada en muchos sectores de la población rumana.

 

Frente al Parlamento, el bulevard Unirii, de unos tres kilómetros de longitud

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk2.jpg 

 

Edificios de corte comunista en los alrededores del Parlamento

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk3.jpg 

 

El parque Izvor, también en las proximidades del Parlamento

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk4.jpg 

 

Dimos un paseo por la zona para comprobar las enormes dimensiones del palacio. Pero como el lugar no ofrece mucho más encanto que la grandilocuencia, pronto optamos por abandonar la zona y buscar lugares más interesante. Así que regresamos al casco histórico y nos preparamos para comenzar un nuevo recorrido que nos llevaría por las calles Victoriei y el bulevard Nicolae Balcescu, consideradas las más bellas de la ciudad en cuanto a arquitectura se refiere.

 

De vuelta al casco antiguo no tardaron en aparecer las viviendas históricas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk5.jpg 

 

Escena cotidiana en uno de los pasos de peatones de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk6.jpg 

 

Edificio del Archivo Estatal, otra de las joyas escondidas de Bucarest

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk7.jpg 

 

Vendedora de pañuelos en el Bulevar de la Reina Elisabeta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk8.jpg 

 

Un buen lío de cables en pleno centro de Bucarest

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk9.jpg 

 

La red eléctrica de la ciudad nos llamó mucho la atención. Además de los numerosos postes repletos de cables, también era llamativa la red de las viviendas. Había terrazas y casas enganchadas directamente a los postes por cables que sobrevolaban las calles. Aun así, entre tanto cable, nosotros seguíamos paseando disfrutando de la variada arquitectura de la urbe. Muchos de estos edificios contaban con un pequeño letrero en el que se describían sus características, su arquitecto y su fecha. Una manera muy didactica de conocer más de cerca la ciudad.

 

Edificios de corte neoclásico en el centro de la capital rumana

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk10.jpg 

 

El Palacio Real reflejado en una lujosa tienda de complementos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk11.jpg 

 

Un vistazo a uno de los edificios de la Universidad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk12.jpg 

 

Antes de iniciar el recorrido por las calles señeras de la ciudad hicimos un pequeño descanso para tomar fuerzas. Las horas pasaban y los kilómetros se acumulaban en nuestres piernas. Así que de nuevo hicimos un alto en el camino en una cervecería para probar otra de las muchas cervezas locales. Con fuerzas renovadas emprendimos este recorrido que según el mapa turístico nos llevaría unas tres horas.

 

La calle Victoriei está repleta de edificios históricos como el de la imagen

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk13.jpg 

 

Una vez más la mezcla de estilos era la tónica dominante

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk14.jpg 

 

El palacio Cantacuzino, modernismo a raudales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk15.jpg 

 

La calle Victoriei atesora un buen puñado de intereantes edificaciones. Abundan los edificios de corte neoclásico y también hay algún que otro edificio de corte modernista. El palacio Cantacuzino es, sin duda, uno de los más llamativos de todos. Es en esta zona de la ciudad donde uno puede observar su mayor riqueza arquitectónica. Aquí también es donde se da por bueno el dicho que compara Bucarest con el Paris del Este.

 

El estilo que más abunda es el neoclásico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk16.jpg 

 

Aunque también existen otros estilos más modernos

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk17.jpg 

 

Caminando sin pausa llegamos a la piata Victoriei

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk18.jpg 

 

Según el mapa turístico que nos guiaba, en este punto la ruta viraba. A partir de aquí la ruta atraviesa un enorme bulevard que lleva tres nombres distintos en cada uno de sus tramos. Esta es otra de las vías más interesantes de la ciudad. De nuevo abundan los edificios históricos. El pasado próspero de finales del siglo XIX y principios del XX hace sombra a las viviendas descuidadas. Aunque hay de todo, como en botica.

 

Una de las suntuosas embajadas de la zona

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk19.jpg 

 

Mezcla de estilos a pie de bulevard

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk20.jpg 

 

Neoclasico, ecléctico, art-deco, bloques comunistas.... todo vale en Bucarest

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk21.jpg 

 

Otro vistazo arquitectónico del bulevard

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk22.jpg 

 

Una peculiar edificicación modernista con una llamativa iglesia al fondo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk23.jpg 

 

Entorno de la piata Romana, clara mezcla de estilos en poco espacio

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk24.jpg 

 

Cuando llegamos a la Piatta Romana buscamos un sitio para comer. La idea era picar algo para engañar al estómago y aguantar hasta la hora de la cena. Entonces sí que nos daríamos un buen homenaje con comida caliente. Después de apurar una hamburguesa, continuamos con nuestro recorrido. Pero nos desviamos del bulevard indicado en el mapa. Esta zona ya la habíamos pateado por la mañana. Así que buscamos calles aledañas para seguir encontrando rincones llamativos de Bucarest. La elección no nos defraudó. Conocimos una urbe menos céntrica pero más humana.

 

Viviendas de corte neo-gótico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk25.jpg 

 

Una peculiar barriada de Bucarest

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk26.jpg 

 

Sin darnos cuenta la luz del sol se fue apagando. Estábamos merodeando por una zona que no nos daba mucha confianza, así que aprovechamos la ocasión para regresar al centro. Una vez allí, apuramos el paseo hasta que la noche llegó completamente.

 

Caminando sin prisas por el casco histórico de Bucarest

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk27.jpg 

 

Un vistazo seminocturno al centro, cerca del Museo de historia rumana

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk28.jpg 

 

Una útlima foto para dar por concluido el paseo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk29.jpg 

 

Llegados a este punto nos dimos cuenta de que estábamos más que cansados. Habíamos caminado más de diez kilómetros sin apenas parar. Así que optamos por tomar un café y cerrar así el amplio paseo por Bucarest. Después del refrigerio, regresamos al albergue.

 

Y de camino nos sorprendió la iglesia rusa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yk30.jpg 

 

Antes de llegar al albergue, encontramos un supermercado 24 horas donde compramos comida para llevar y una botella de vino del país. Estábamos tan cansados que pensamos que lo mejor sería cenar tranquilamente y si luego teníamos ganas, saldríamos a tomar algo. No podíamos liarnos, pues a la mañana siguiente tendríamos que madrugar para tomar nuestro avión de regreso a Madrid. Muy a nuestro pesar, el viaje por Rumanía llegaba a su fin.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: