FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA ...del Vitoko

Bucarest I, rebuscando en el casco histórico (Rumanía)

Aquel 31 de enero nos despertamos en Bucarest después de una plácida noche de sueño. Atrás quedaba el periplo rumano por Transilvania y el viaje llegaba a su segunda y última parte. Por delante teníamos una larga jornada en la que patearíamos la capital de Rumanía casi sin descanso. Teníamos que apurar al máximo, pues a la mañana siguiente nuestro avión partía hacia Madrid. Así que aquella mañana madrugamos, desayunamos y salimos prestos a la calle. Bucarest tenía mucho que enseñarnos.

 

Pasadas las ocho y media de la mañana salimos de nuestro albergue. La mañana era fría: uno de los pocos termómetros que vimos durante el viaje marcaba siete grados bajo cero. Para no congelarnos marcamos un buen ritmo de paso y nos dispusimos a conocer la ciudad. La primera parte de la mañana la dedicaríamos a conocer la parte antigua de Bucarest. Una zona no muy grande, descuidada y donde la mezcla de estilos arquitectónicos es la tónica dominante.

 

Como en cualquier gran ciudad, abundan las grandes avenidas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl1.jpg 

 

De vez en cuando aparecían iglesias llamativas como esta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl2.jpg 

 

Entre los altos rascacielos también había escondidas interesantes viviendas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl3.jpg 

 

Bucarest es una ciudad con más de dos millones de habitantes. Se trata de una urbe extensa donde las distancias son importantes. Para que os hagais una idea, al final del día habíamos caminado más de diez kilómetros. Lo más interesante, como suele pasar, está en el centro de la ciudad. A pesar de que no es una ciudad turística y de que no cuenta con demasiados reclamos, atesora viviendas, calles, plazas e iglesias reseñables. Eso si, lo que abundan son los grandes edificios. Hay que rebuscar, no es la típica ciudad donde todo lo que hay que ver está en la palma de la mano.

 

El agua de los canalones convertido en pistas de hielo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl4.jpg 

 

Biserica Cretulescu, reformada y fechada en 1722

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl5.jpg 

 

Los frescos de la iglesia, copia de los originales

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl6.jpg 

 

La iglesia estaba cerrada, pero vimos el interior a través de la puerta

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl7.jpg 

 

Poco a poco nos acercamos hasta el congelado parque Cismigiu

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl8.jpg 

 

Y fueron apareciendo ante nosotros las escenas más típicas de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl9.jpg 

 

Mezcla de estilos arquitectónicos a pie de calle

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl10.jpg 

 

El palacio militar, uno de los edificios más señeros del centro de Bucarest

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl11.jpg 

 

Caminar por las calles era una ventura: un descuido y !zumba! al suelo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl12.jpg 

 

La mañana avanzaba y seguíamos inmersos en la zona delimitada como el casco histórico. Sin embargo todavía no habíamos dado con el meollo de la zona, donde abundan las viviendas de corte neoclásico. Con la ayuda del mapa y con fuertes dosis de improvisación, fuimos acercándonos a la plaza 21 de diciembre de 1989, conocida como el punto cero de la ciudad. Su nombre recuerda el inicio de la revolución que derrocó a Ceausescu.

 

Un llamativo edificio cerca del centro central de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl13.jpg 

 

Una vez dimos con la zona antigua, comenzamos a callejear

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl14.jpg 

 

El casco histórico de Bucarest es un espacio reducido donde abundan las viviendas de estilo parisino. Hay peculiares casas y edificios de corte modernista y neoclásico. Sin embargo, como podreis ver en las siguientes fotos, casi todas están en proceso de ruina. La zona está siendo rehabilitada, pero pasarán años hasta que esta parte de la ciudad recupere el aspecto que lucia antes del terremoto de 1977 y antes de los daños ocasionados por la segunda guerra mundial.

 

Paseando por una de las calles principales de la zona centro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl15.jpg 

 

Algunos edificios intentan evitar el paso del tiempo

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl16.jpg 

 

Otras casas se conservan en la ruina

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl17.jpg 

 

Una de las plazoletas del casco histórico de Bucarest

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl18.jpg 

 

El abandono reina en casi toda la zona centro

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl19.jpg 

 

Y junto a las viviendas descuidadas aparece altiva la Caja de Ahorros

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl20.jpg 

 

Sin comerlo ni beberlo nos vimos ante el Caru cu Bere, un restaurante constuido en 1879 en estilo neogótico. El local es como un museo donde uno puede intuir lo que era la vida en la Bucarest de entreguerras. El lugar nos llamó tanto la atención que quisimos conocerlo por dentro. También aprovechamos la parada para descansar. Después de caminar durante más de dos horas y media por la ciudad sin descansar, se agradecía un pequeño reposo.

 

Aspecto exterior del Caru cu Bere

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl21.jpg 

 

Una vez en el interior, catamos una cerveza de la casa

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl22.jpg 

 

Tras el breve descanso, el paseo continuó entre obras e iglesias ortodoxas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl23.jpg 

 

Una de las calles principales del centro, con algunas viviendas reformadas

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl24.jpg 

 

Otras casas igual de llamativas corrían otra suerte

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl25.jpg 

 

La nieve, a veces, oculta todo, hasta la basura

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl26.jpg 

 

Cuando volamos de regreso a casa matuvimos una peculiar converación con un rumano residente en España. Hablamos sobre nuestro recorrido y sobre la impresión que nos había causado el país. Le respondimos que al estar cubierto de nieve, su aspecto era casi bucólico. Él nos replicó que la nieve suele tapar todo: la basura, la pobreza... 

 

Restos de la ciudad medieval en pleno centro histórico

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl27.jpg 

 

La iglesia del antiguo tribunal, considerada la más antigua de la ciudad

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl28.jpg 

 

Interior del templo, donde se coronaba a la realeza

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl29.jpg 

 

A estas alturas habíamos pateado casi todas las calles del casco antiguo. Estábamos muy cerca del río Dambovita, cauce que delimita el centro urbano de Bucarest en zona antigua y zona moderna. Así que no lo pensamos. Dimos por concluido el paseo histórico y comenzamos la segunda parte de nuestro recorrido por la ciudad.

 

La plaza de Unirii, tan grande como sus edificios

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl30.jpg 

 

Vendedora junto al río Dambovita, Bucarest

http://viajaresunreflejodelplacer.blogspot.es/img/10000yl31.jpg 

 

Fue cruzar el puente y entrar en otro mundo. Ante nosotros se abría una zona marcada por la actuación urbanística de Ceausescu. Grandes edificios de corte comunista, enormes avenidas y construcciones tan gigantes como absurdas. Bucarest todavía tenía muchas sorpresas que desvelarnos. Tantas como para un capítulo aparte.

Comentarios

Un pais antiguo y precioso,eso es Rumania

Añadir un Comentario: